FRASES PARA SACERDOTES

Los votos son para cumplirlos.

Un sacerdote que no busca la santidad es una vocación perdida.

De: Marino Restrepo.

CONSEJO DE MONSEÑOR MARINI A LOS COROS




Cinco consejos de Mons. Guido Marini a los coros.

AUDIOS: SANTO ROSARIO ONLINE – REZADO Y MEDITADO POR CAPUCHINOS


Nota: Preparado originalmente por la web denazaret.net.

Reza el Santo Rosario al estilo del Orden de los Hermanos Menores Capuchinos.Actualizado: Incluye Misterios Luminosos añadidos por Juan Pablo II a partir del año 2002.


DEDICA ESTE ROSARIO

A continuacion si lo prefieres puedes dedicar, pedir o agradecer publicamente el rezo del dia.

Recuerda que más alla de las palabras lo verdaderamente importante es lo que pienses en tu corazón.


COMENZEMOS

+ Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor, Dios nuestro.

+ En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.


ACTO DE CONTRICIÓN

Señor mío Jesucristo Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser Vos quien sois, Bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón de haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con la penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amén.


Señor, ábreme los labios

Y mi boca proclamará tu alabanza.


¡Dios mío, ven en mi auxilio!,

Señor, date prisa en socorrerme.


Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.


LUNES
Misterios Gozosos (lunes y sabados)





MARTES
Misterios Dolorosos (martes y viernes)




MIERCOLES
Misterios Gloriosos (miercoles y domingos)





JUEVESMisterios Luminosos (jueves)




VIERNES
Misterios Dolorosos (martes y viernes)





SABADO
Misterios Gozosos (lunes y sabados)




DOMINGO
Misterios Gloriosos (miercoles y domingos)



FINALIZAMOS
POR LAS INTENCIONES DEL SANTO PADRE

(Padrenuestro, Avemaría, Gloria.)
CONSAGRACION A LA VIRGEN MARIA


¡Oh Señora mía! ¡Oh Madre mía! Yo me ofrezco enteramente a ti y en prueba de mi filial afecto te consagro en este día, mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi ser. Ya que soy todo tuyo Oh Madre de bondad, guardame y defiéndeme como a pertenencia y posesión tuya. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR
San Francisco de Asís