FRASES PARA SACERDOTES


Dice el demonio: de cierta forma estoy obligado a decir, tengo que decir esto: las mujeres deben llevar velo pero ya hace tiempo que no lo llevan por un querer del infierno.

De: La Eucaristía y lo que dicen los demonios. Padre Carlos Cancelado.

EL SACERDOTE ABRE LAS PUERTAS AL FUTURO DE DIOS PARA EL MUNDO

SAN MIGUEL, SAN GABRIEL Y SAN RAFAEL

Los Comunicadores y Custodios que Dios destinó para la Raza Humana.



Los Ángeles siempre al servicio directo de Dios y los hombres.

La historia de la salvación que narra de la Biblia es un encadenamiento de mensajes de Dios que los ángeles van trayendo a los hombres, incluyendo lo central, que son dos nacimientos: el de la Inmaculada María en cuyo ‘sagrado vientre’ crecerá Jesús; y el nacimiento del Dios de nuestra salvación en un humilde pesebre en Belén.

Pero además son los guardianes nuestros, a través de la lucha contra Lucifer y sus huestes, y son guardianes de nuestra conducta, para que podamos alcanzar el Cielo como Dios quiere.

Es gozoso ver cómo en las representaciones de la Virgen María hay ángeles, sirviéndola, cuidándola y siendo vehículos de la comunicación de Dios.


LOS ARCÁNGELES ACOMPAÑADO A LA IMACULADA

Cada año en diciembre, se celebra hermosas conmemoraciones en honor a la Virgen María. Ella se presenta como una doncella. En realidad, se recuerda el momento en que Dios la crea sin pecado original. El 8 de diciembre es un “Día Clásico” muy especial.

La Imagen de más de 400 años que es llevada en hombros desde el Templo de San Francisco de la ciudad de Guatemala, nos acerca a pensar en la celebración de los arcángeles que la acompañan.

Cuando se lee el Apocalipsis de San Juan, se entra en una perspectiva de muchas incógnitas. Parece ser que es indescifrable. Pero la Iglesia siempre lo ha sabido guiar en la lectura de estos textos.

El capítulo 12 reflexiona un acontecimiento, que queda grabado en las palabras de las Sagradas Escrituras. Por eso hemos querido empezar con esa memoria especial de la celebración de la Inmaculada Concepción, la Virgen de los Reyes que es tan importante en la historia de Guatemala y Centro América.

La puerta enorme del Templo Franciscano, se ve abarrotada de gente y en pequeños carretones, se observa salir a los ángeles. San Miguel, San Rafael y San Gabriel arcángeles, que con sus miradas dulces trabajadas por el escultor conducen a que el pueblo vuelva la mirada a la Virgen.

“Una gran señal apareció en el cielo: una Mujer, vestida del sol, con la luna bajo sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza” Apocalipsis 12, 1.

Así es representada la Virgen María en su Inmaculada Concepción, aunque este tipo de representación artística también es de otras advocaciones marianas. Como la Virgen de la Oh, Virgen de Guadalupe, entre otras.

El texto bien puede referirse a la Iglesia: las doce estrellas representan a los doce apóstoles, el sol a Cristo, la luna es el reflejo de la luz. La mujer como iglesia debe ceñirse a los apóstoles, debe vivir para Cristo (sol) y reflejarlo (luna).

Pero el texto también nos sitúa ante la creación. Dios que desde siempre ha querido crear al hombre y por ese amor infinito enviar a Jesús. Por ello ha de crear una mujer que este vestida de Dios, lo refleje y que por los méritos del Señor viva con la totalidad de las virtudes (12 estrellas).

Entonces hemos de leer el Apocalipsis 12 interpretándola para esta ocasión con este segundo párrafo. Ya que los entendidos en la materia han asumido que la mujer es la Iglesia, pero también es la Virgen.

“Una gran señal apareció en el cielo: una Mujer, vestida del sol, con la luna bajo sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza; está encinta, y grita con los dolores del parto y con el tormento de dar a luz.

Y apareció otra señal en el cielo: un gran Dragón rojo, con siete cabezas y diez cuernos, y sobre sus cabezas siete diademas.

Su cola arrastra la tercera parte de las estrellas del cielo y las precipitó sobre la tierra. El Dragón se detuvo delante de la Mujer que iba a dar a luz, para devorar a su Hijo en cuanto lo diera a luz.

La mujer dio a luz un Hijo varón, el que ha de regir a todas las naciones con cetro de hierro; y su hijo fue arrebatado hasta Dios y hasta su trono. Y la mujer huyó al desierto, donde tiene un lugar preparado por Dios para ser allí alimentada 1.260 días.

Entonces se entabló una batalla en el cielo: Miguel y sus Ángeles combatieron con el Dragón. También el Dragón y sus Ángeles combatieron, pero no prevalecieron y no hubo ya en el cielo lugar para ellos.

Y fue arrojado el gran Dragón, la Serpiente antigua, el llamado Diablo y Satanás, el seductor del mundo entero; fue arrojado a la tierra y sus Ángeles fueron arrojados con él.

Oí entonces una fuerte voz que decía en el cielo: «Ahora ya ha llegado la salvación, el poder y el reinado de nuestro Dios y la potestad de su Cristo, porque ha sido arrojado el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba día y noche delante de nuestro Dios.” Apocalipsis 12, 1-10




EL REZADO DE LA INMACULADA Y LA GUERRA CONTRA EL ENEMIGO

Después de leer esos diez versículos, podría pensarse que Dios había contado, digámoslo así, lo que iba hacer. Lucifer al ver que una mujer iba a dar a luz a la Segunda Persona de la Trinidad en la naturaleza humana, no le gustó. Por eso aparece un dragón, soberbio y grandioso.

Entonces el diablo, en su no querer amar a Dios “convence” a la tercera parte de los ángeles para no servir. Para hacerse rey. Él quiere destruir el plan de Dios.

Porque Dios tiene una gran ilusión con cada ser humano, pues han sido “creados” desde la mente desde siempre.

Todos han estado callados, la propia creación de ángeles que Él ha hecho han sido desterrados. Porque al querer salir de la luz, han entrado en las tinieblas. Esto es ausencia de luz, como el odio es ausencia de amor.

Por ello un grito ha salido en medio del coro celestial: “¿Quién como Dios?”

San Miguel Arcángel, ha decidido levantarse contra el que se revela. El dragón y sus ángeles combatieron pero no prevalecieron. Fueron expulsados del cielo. Quién podrá levantarse contra Dios, si los ángeles ganaron. Han sido ellos que por amor al que los ha creado lo han defendido.

Cuando San Miguel en las esculturas es representado se puede observar su armadura, la espada, el dragón y un estandarte. La típica frase se extiende sobre la tela del estandarte. En el carretón que lleva a este arcángel anticipa al resto de arcángeles.

¿Por qué la Inmaculada ha sido fuertemente vinculada con los ángeles?

Se ha visto como San Miguel ha peleado contra el enemigo, porque este en su ausencia de querer amar, por su soberbia, es expulsado. Este desea reinar, se cree que puede todo. Todo ha empezado por una idea divina. No ha querido rebajarse, ¿como él siendo un ángel, que tiene más categoría ha de hacerse menos por culpa de Dios?. La idea del Todopoderoso es ilógica para él.
Dios tiene un plan maravilloso. Haciendo al hombre a imagen y semejanza suya. Al nacer Jesús del vientre de una mujer, el hombre ha de tener una dignidad mayor. Porque Dios se ha hecho hombre.

La Virgen también puede retomar la frase: “¿Quién como Dios?” Pues si Ella lleva en su vientre al Hijo, puede pensarse en que Ella es tanto como lo que lleva. Pero así como la frase, puede repetir con sencillez yo soy la esclava, Él ha mirado la bajeza de la esclava. Reconoce su nada y la grandeza de Dios.

San Rafael significa medicina de Dios ¿Pero él es medicina para quién?Para el Todopoderoso, no. Si fuera así entonces no sería divinidad. San Rafael es compañía y medicina para el ser humano, tal y como lo narran los textos bíblicos que lo relacionan con el pez. Así como él es esto, la Inmaculada es medicina, pues por gracia divina hace el efecto contrario a Eva. Ella por desobediencia ha roto la unión con Dios, la Inmaculada por su obediencia ha sido la medicina para el hombre.

Se convierte en la compañía. Ella por divina disposición restituye lo que por Eva se ha perdido. Su maternidad divina la convierte en el puente de Dios y el hombre.

Ella trae a Dios y después de la cruz; Jesús la da como Madre de todos.Precisamente otro arcángel llamado San Gabriel es quién porta la noticia de que María sea la mamá de Cristo.

La Inmaculada Concepción de María trae consigo estas reflexiones. Por ello ha sido vinculada, pero también porque representa el momento en que Dios en el cielo la hace, para después colocarla en el vientre de Santa Ana. Si en el momento de la Encarnación todos los ángeles esperaban el sí de María, antes todos se extasiaban en la creación magnífica de Dios.

El artista ha reflejado en la Virgen, concebida sin pecado una mujer bella, inocente, sencilla, como si al hacerla quisiera reflejar todos los dones que Dios le ponía para la que iba a ser madre del Hijo. Los ángeles al igual que este momento abstracto para nosotros, son representados de la misma manera, representando la misión o el encargo de Dios.

Los arcángeles son jóvenes, los querubines niños. Así con los primeros representan la agilidad de la juventud y la inocencia de los segundos. Con alas, para decir que vuelan; pero más allá para recordar que son enviados. El artista trabaja en su obra de arte para que quién contemple reaccione y entienda el mensaje.

Como el rezado de la Inmaculada franciscana, que plasmando verdaderas obras de arte, buscan enviar un mensaje. Como lo ha hecho desde 1617. Cada detalle que colocan desea reflejar una invitación hacia Dios. Incluso la corona pontificia, que decorada tan distinta refleja la multiculturalidad y pluriculturalidad de la República de Guatemala.


SAN RAFAEL, EL COMPAÑERO



El libro de Tobías, relata la historia de este personaje y la intervención del arcángel. Vale la pena notar como catorce capítulos desencadenan en que el compañero de viaje no sea un pariente o un sabio, sino un ángel. Otro detalle que parece unir en la profesión de San Rafael es la forma en que aprisiona al demonio que tenía Sara.

“Recordó Tobías las palabras de Rafael y, tomando el hígado y el corazón del pez de la bolsa donde los tenía, los puso sobre las brasas de los perfumes.
El olor del pez expulsó al demonio que escapó por los aires hacia la región de Egipto. Fuese Rafael a su alcance, le ató de pies y manos y en un instante le encadenó.” Tobías 8, 2-3

En cada momento de la historia de Tobías, Rafael da esperanza al muchacho, no por ello los artistas representan la vestimenta del arcángel en color verde. Símbolo también de la ecología que él ha sabido usar en el remedio del pez, en escogerlo.

El cayado también forma parte de lo que usa, pues recuerda como su camino lo conduce y libra de los peligros. Es por ello que se ha ido popularizando su patronazgo para viajes largos, para pilotos, entre otros.


SAN GABRIEL


Numerosas veces vemos la intervención de Dios en la historia de la Salvación. Pero pocas veces son tan extraordinarias las formas en que llega a cautivar. San Juan Bautista ha nacido por la intervención de Dios. Ha sido san Gabriel quién le anuncio a Zacarías el advenimiento de su hijo.

¡Jaire, Kejaritomene!
Así hemos de oírle al arcángel decirle a María. Mientras dice esto se hinca.Ha hecho un saludo de alteza. Pues sus palabras han sido: “Salve, llena de gracia” (la que siempre, ha tenido, tiene y tendrá gracia). La primera palabra es usual para el saludo de los emperadores como: “Salve César”.

La segunda no tiene una traducción al español, por eso se usa llena de… pero es como lo que se ha puesto entre los paréntesis.

¿De dónde proviene tanta gracia? Precisamente de aquel momento en que Dios la prepara haciendo a María Inmaculada.

Pero San Gabriel, no solo ha de dar esta noticia, de que María ha de ser madre. El Señor ha de infundirle a San José la confianza a través de las palabras. La creencia de que este arcángel ha de manifestarle que él cuidará al Hijo del Hombre.



LOS ÁNGELES, MENSAJEROS DE BUENA NUEVA

Son estos los que darán la noticia a los pastores del nacimiento de Jesús. También han de ser los que aparezcan a la hora de la Resurrección de Jesús.
Ellos han de recordarle al mundo el amor de Dios que ha enviado a su Hijo para la salvación del hombre. Humillándose de tal forma que nace en un pesebre, vive pobre y muere en una cruz.

Así como en Guatemala han de sacar a la que llevará en su vientre al Amor. Símbolo perfecto de nuestra pronta salvación.

Tanto ama Jesús que ha de morir por amor a los hombres y resucitará. ¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo? Dirán los ángeles a las mujeres.

Porque este mismo que se hizo hombre y los salvó de todo pecado, vendrá nuevamente. “Hombres de Galilea ¿qué hacéis viendo al cielo?”
De nuevo vendrá para juzgar a vivos y muertos, con todos sus ángeles, y su reino no tendrá fin.


FUENTE: Material preparado y publicado por la web forosdelavirgen.org


CÓMO LOS ÁNGELES CONSOLARON Y DEFENDIERON A SANTA FAUSTINA KOWALSKA


El Don de la Familiaridad con los Ángeles

Los ángeles suelen ayudar a una persona a desarrollar la espiritualidad de una manera invisible, sin embargo, a veces Dios permite que un alma elegida vea y escuche a sus siervos celestiales.



Este don de la familiaridad con los ángeles se le dio a Santa Faustina Kowalska, religiosa mística y vidente de la Divina Misericordia. Por 13 años pasó consolada y defendida por los ángeles que se convirtieron en sus mejores amigos.

El confesor de Faustina, el padre Sopocko, escribió en su diario que ella tenía la devoción a los santos ángeles y que experimentó la presencia de su ángel de la guarda visiblemente.


UNA VIDA DE ‘GUERRA’ ANIMADA POR ÁNGELES

Al leer su diario, podemos tener la impresión de que Santa Faustina llevaba una vida fácil, porque se encontró con Jesús, la Virgen María y los ángeles místicamente.

Sin embargo, Santa Faustina dijo que tal convicción era engañosa porque siempre se dio cuenta de su miseria humana. La Santa luchó con sus debilidades cada día; apenas triunfaba sobre un defecto de carácter, cuando resultaba que era sustituido por diez fallas más. Santa Faustina no se desanimó ya que sabía que su vida no era un tiempo de paz, sino de guerra.
Los ángeles no tomaban decisiones por ella, ellos aparecieron como sus compañeros en sus viajes místicos al infierno, al purgatorio y al cielo.

Después de las visiones que ella pidió a la Divina Misericordia, fue el doble de duro.

Cuando Dios designa ángeles a la gente, les presenta gracias indispensables necesarias para realizar las tareas.

Santa Faustina tuvo la misión de transmitir un mensaje sobre la Divina Misericordia, el Señor le dijo:

“Yo bajé del cielo a la tierra por ustedes (…), he derramado mi sangre por ustedes, así que la gente no tenga miedo de conocerme” (Diario, 1275).
Los ángeles le enseñaron a orar bien y a contemplar a Dios, ellos nunca aliviaron sus deberes, sino que la animaron a esforzarse y luchar con claras intenciones de acción.


LOS ÁNGELES: AMIGOS EN EL CAMINO AL CIELO

Santa Faustina tuvo contacto con San Miguel Arcángel, un serafín y un querubín, un espíritu llamado “uno de los siete”, su ángel de la guarda y ángeles de la guarda de otras personas y de las iglesias.

En los momentos cruciales de su vida, ella siempre llamó por su ayuda. Sus amigos celestiales nunca le defraudaron, ya que no sólo la defendieron de los ataques demoníacos, sino también la consolaron en los momentos difíciles y le recordaron sobre el cumplimiento de sus deberes con amor también.

Trabajando en la Congregación en Cracovia como portera ella sintió miedo debido a los disturbios revolucionarios y a la actitud hostil de la sociedad hacia la Iglesia. En respuesta a su solicitud de protección de Dios le dijo:
“Hija mía, en el momento en que te aproximaste a la puerta yo ordené a mi querubín protegerte. Ten calma, por favor.” (Diario, 1271)

Después de la conversación, ella vio al ángel que Dios le prometió.

Al tener tantos amigos celestiales, Santa Faustina trató de modelar su vida sobre la vida de Jesús crucificado. Ella solía decir que ella no envidiaba los ángeles porque ellos “sólo” adoraban a Dios, mientras que el Señor vivió en su corazón, como su sangre que circula en las venas a través de la Sagrada Comunión (Diario, 278).

Ella creía firmemente que los ángeles eran los cuidadores de las personas en su camino al cielo. También admiraba a Dios por sus Misericordia, gracias a la cual los primeros padres

“no fueron rechazados para siempre después del pecado original, como los ángeles caídos” (Diario, 1743).


LOS ÁNGELES: PARANGONES DE LA CONTEMPLACIÓN DE DIOS

Durante todos los días las meditaciones del alma de Santa Faustina la prepararon para cumplir la voluntad de Dios. A menudo ella le pidió la capacidad de entender la orden del Señor en el mundo material y espiritual, que le permitió buscar y amar el Bien. Cuando estaba en oración en el convento, ella llamaba a la intercesión de los ángeles pidiendo una vida celosa y una buena muerte.
Faustina conoció a su ángel de la guarda, por ejemplo, en un tren de Varsovia a Cracovia (Diario, 490). Tales “visitas” hicieron su fe más ardiente; ella realizó sus tareas en la cocina, la sala de cocción y en el jardín con el corazón lleno del amor. Los ángeles le aseguraron que a Dios realmente le gustaba la gente de trabajo, su alegría y su sufrimiento (Diario, 1312.)

Una vez su ángel guardián le pidió que orara por los moribundos, al otro día, él le pidió que rezara por una persona en particular. A la mañana siguiente se enteró de que la persona había muerto (Diario, 820). En ese sentido las palabras de Jesús sobre la alegría angélica debido a la conversión religiosa de un pecador se confirmaron en la vida de Faustina (Lucas 15,7).

Un jueves en la hora santa Sor Faustina se sintió mal, pero ella decidió no interrumpir sus oraciones, más tarde fue atacada por los demonios que estaban blasfemando y asustándola. Su ángel de la guarda apareció de inmediato y dijo: no tengas miedo, novia de mi Señor, porque no te pueden hacer ningún daño, sin su permiso (Diario, 419). La hermana Santa notó que su mirada era modesta y un rayo de fuego salió de su frente.

Su ángel de la guarda fue su guía en el purgatorio en una de sus visiones místicas, también. Santa Faustina vio un lugar velado lleno de almas sufriendo en el fuego, ellos le explicaron que el anhelo de Dios causaba su dolor (Diario, 20).

Sor Faustina contempló la Santa Misa; ella escribió que tenía miedo en el día en que no podía tomar el “Pan Angélico” (Diario, 1804). Cuando en el hospitalse le informó que la Santa Comunión no le sería llevada por un sacerdote, ella se puso triste, pero espiritualmente se preparó para la visita del Señor y su deseo se hizo realidad – por los próximos 13 días tomó a Jesús en comunión de manos del serafín.
“Estaba vestido con una túnica blanca, un alba transparente y estola; tenía un cáliz hecho de cristal cubierto con un velo transparente“. (Diario, 1676)

Ella oyó un canto angelical acerca de su vida en el día en que ella no pudo asistir a la Santa Misa (Diario, 1202).

Santa Faustina contempló la Divina Misericordia, que le ayudó a soportar las dificultades de su vida. Ella vio un resplandor de gloria en los ángeles, se dio cuenta y luego imitó su humildad y adoración a Dios.


FUENTE: forosdelavirgen.org

VIDEO - LA VIDA EN EL ESPÍRITU POR MARINO RESTREPO




Algunas de sus palabras

La religión se tiene que espiritualizar porque sino se queda literal y cuando la religión se queda literal la palabra no se puede interpretar místicamente por lo tanto no tiene vida en el corazón y no eleva al hombre al espíritu, lo deja en la religión. Y por eso tenemos todos estos cristianismos de hoy, planos que no están elevados en el espíritu sino en la religión y están detrás de los milagros, de las manifestaciones y los poderes de Dios pero no están en manos de la transformación del individuo.

Cada uno de nosotros hemos sido ungidos con el espíritu no para que lleguemos solos sino para que lleguemos  con muchos, esa es nuestra tarea. En una oportunidad yo escribí un articulo en un periódico católico en los Estados Unidos y escribí un artículo sobre el hábito - vestidura - ,sobre el cléryman del sacerdote, toda esta simbología y este uniforme militar como yo lo llamo y lo que representa. Estaba explicando como es de importante reconocer por qué Dios nos ha pedido a nosotros que llevemos esa distinción entre los hombres y lo importante que es. ¿Por qué? Porque si yo estoy agonizando en las calles de Nueva York porque me acaba de atropellar un carro y voy con una persona al lado mío que sabe que soy católico, que tengo esa necesidad de ver a un sacerdote porque yo creo y se que en ese momento necesito esa ayuda y pasa un sacerdote con su camisa guayabera abierta porque estaba de vacaciones y no usa cléryman por el lado, y la persona que está al lado está buscando por si acaso hay uno, pero pasó y no lo vieron porque ese soldado no estaba uniformado. Eso no quiere decir que un sacerdote no pueda estar de vacaciones o que un sacerdote tenga que 24 horas al día estar uniformado, pues no!, pues prácticamente si, porque yo digo: si yo estoy agonizando y ese sacerdote tiene su cléryman me puede confesar, me puede ayudar allí, si no lo tiene, no. Cuando un monje sale del monasterio, ese monje lleva en sus espaldas la responsabilidad de todas las personas que se encuentra, ¿por qué? porque usted está recordando a toda la gente de Dios,  a toda la gente le recuerda, inclusive a todas las personas que no conocen a Dios y no saben usted quién es, saben que hay algo allí que le recuerda al espíritu, sienten el espíritu. Estoy hablando de un monje verdadero y una monja verdadera. El que no es de verdad no lleva nada, lleva aire y no representa nada ni causa ningún efecto, inclusive de pronto le tiran piedras porque la gente lo detesta.

Pero miren, cuándo el santo camina a veces el diablo los escupe pero eso no es exactamente lo más común. El santo que camina desplaza territorios inmensos de oscuridad solo con caminar. Y por eso su gran maestro San Francisco decía:  Id y si es necesario usad las palabras, porque lo que mandaba era la presencia de Dios en el monje que va caminando, o en la monja que lleva a Dios y por eso todas esas criaturas alrededor de nosotros están en nuestro territorio y nos las vamos a encontrar ante el tribunal del señor. 


DEVOCIÓN DE LOS SIETE DOLORES DE MARÍA Y LAS SIETE GRACIAS DE MARÍA PROMETIDAS




Devoción a los siete dolores de María – Promesas para librarnos del Purgatorio

Quiero compartir con ustedes esta cortita devoción (no te toma mas de 5 minutos) y sin embargo sus promesas son grandes; aprovechemos esta gran misericordia del cielo para con todos y a la vez consolamos y acompañamos a Nuestra Madre Santísima:


SIETE DOLORES DE MARÍA

PROMESAS DE LA VIRGEN A LOS DEVOTOS DE SUS DOLORES

Siete gracias que la Santísima Virgen concede a las almas que la honran diariamente (considerando sus lágrimas y dolores) con siete Avemarías. Santa Brígida.

1º. Pondré paz en sus familias.

2º. Serán iluminados en los Divinos Misterios.

3º. Los consolaré en sus penas y acompañaré en sus trabajos.

4º. Les daré cuanto me pidan con tal que no se oponga a la voluntad de mi Divino Hijo y a la santificación de sus almas.

5º. Los defenderé en los combates espirituales con el enemigo infernal, y los protegeré en todos los instantes de sus vidas.

6º. Los asistiré visiblemente en el momento de su muerte: verán el rostro de su Madre.

7º. He conseguido de mi Divino Hijo que los que propaguen esta devoción (a mis lágrimas y dolores) sean trasladados de esta vida terrenal a la felicidad eterna directamente, pues serán borrados todos sus pecados, y mi Hijo y Yo seremos “su eterna consolación y alegría”.


Modo de practicarla.

Practicamos esta devoción rezando, todos los días, siete veces el Avemaría mientras meditamos los siete dolores de María (un Avemaría en cada dolor).

María quiere que meditemos en sus dolores. Por eso al rezar cada Avemaría es muy importante que cerrando nuestros ojos y poniéndonos a su lado, tratemos de vivir con nuestro corazón lo que experimentó su Corazón de Madre tierna y pura en cada uno de esos momentos tan dolorosos de su vida. Si lo hacemos vamos a ir descubriendo los frutos buenos de esta devoción: empezaremos a vivir nuestros dolores de una manera distinta y le iremos respondiendo al Señor como Ella lo hizo.

Comprenderemos que el dolor tiene un sentido, pues ni a la misma Virgen María, la Madre “tres veces admirable”, por ser Hija de Dios Padre, Madre de Dios Hijo y Esposa de Dios Espíritu Santo, Dios la libró del mismo.

Si María, que no tenía culpa alguna, experimentó el dolor, ¿por qué no nosotros?


LOS SIETE DOLORES DE LA VIRGEN



1º. La profecía de Simeón

(Lc. 2, 22-35) ¡Dulce Madre mía! Al presentar a Jesús en el templo, la profecía del anciano Simeón te sumergió en profundo dolor al oírle decir: “Este Niño está puesto para ruina y resurrección de muchos de Israel, y una espada traspasará tu alma”. De este modo quiso el Señor mezclar tu gozo con tan triste recuerdo. Rezar Avemaría.





2º. La persecución de Herodes y la huída a Egipto

(Mt. 2, 13-15) ¡Oh Virgen querida!, quiero acompañarte en las fatigas, trabajos y sobresaltos que sufriste al huir a Egipto en compañía de San José para poner a salvo la vida del Niño Dios. Rezar Avemaría.




3º. Jesús perdido en el Templo, por tres días

(Lc. 2, 41-50) ¡Virgen Inmaculada! ¿Quién podrá pasar y calcular el tormento que ocasionó la pérdida de Jesús y las lágrimas derramadas en aquellos tres largos días? Déjame, Virgen mía, que yo las recoja, las guarde en mi corazón y me sirva de holocausto y agradecimiento para contigo. Rezar Avemaría.




4º. María encuentra a Jesús, cargado con la Cruz


(Vía Crucis, 4ª estación) Verdaderamente, calle de la amargura fue aquella en que encontraste a Jesús tan sucio, afeado y desgarrado, cargado con la cruz que se hizo responsable de todos los pecados de los hombres, cometidos y por cometer. ¡Pobre Madre! Quiero consolarte enjugando tus lágrimas con mi amor. Rezar Avemaría.




5º. La Crucifixión y Muerte de Nuestro Señor

(Jn. 19, 17-30) María, Reina de los mártires, el dolor y el amor son la fuerza que los lleva tras Jesús, ¡qué horrible tormento al contemplar la crueldad de aquellos esbirros del infierno traspasando con duros clavos los pies y manos del salvador! Todo lo sufriste por mi amor. Gracias, Madre mía, gracias. Rezar Avemaría.



6º. María recibe a Jesús bajado de la Cruz

(Mc. 15, 42-46) Jesús muerto en brazos de María. ¿Qué sentías Madre? ¿Recordabas cuando Él era pequeño y lo acurrucabas en tus brazos?. Por este dolor te pido, Madre mía, morir entre tus brazos. Rezar Avemaría.







7º. La sepultura de Jesús

(Jn. 19, 38-42)Acompañas a tu Hijo al sepulcro y debes dejarlo allí, solo. Ahora tu dolor aumenta, tienes que volver entre los hombres, los que te hemos matado al Hijo, porque Él murió por todos nuestros pecados. Y Tú nos perdonas y nos amas. Madre mía perdón, misericordia. Rezar Avemaría.




María en San Nicolás, nos dio este mensaje sobre sus siete dolores de hoy:

15-09-89 (fiesta de Ntra. Señora de los Dolores)

“Hija mía, en estos días, son Mis Dolores: 

el rechazo hacia Mi Hijo, 
el ateísmo, 
la falta de caridad, 
los niños que no nacen, 
la incomprensión en las familias, 
el gran egoísmo de muchos hijos en el mundo, 
los corazones aún cerrados al Amor de esta Madre...”

En el libro "Las Glorias de María" de San Alfonso María de Ligorio se dice lo siguiente:

"El mismo Jesús reveló a la beata Mónica de Binasco que él se complace mucho en ver que se siente compasión por su Madre, y así le habló: Hija, agradezco mucho las lágrimas que se derraman por mi pasión; pero amando con amor inmenso a mi Madre María, me es sumamente grata la meditación en los dolores que ella padeció en mi muerte.

Por eso son tan grandes las gracias prometidas por Jesús a los devotos de los dolores de María. Refiere Pelbarto haberse revelado a Santa Isabel, que San Juan, después de la Asunción de la Virgen, ardía en deseos de verla; y obtuvo la gracia pues se le apareció su amada Madre y con ella Jesucristo. Oyó que María le pedía a su divino Hijo, gracias especiales para los devotos de sus dolores. Y Jesús le prometió estas gracias especiales:

1ª. Que el que invoque a la Madre de Dios recordando sus dolores, tendrá la gracia de hacer verdadera penitencia de todos sus pecados.

2ª. Que los consolará en sus tribulaciones, especialmente en la hora de la muerte.

3ª. Que imprimirá en sus almas el recuerdo de su Pasión y en el cielo se lo premiará.

4ª. Que confiará estos devotos a María para que disponga de ellos según su agrado y les obtenga todas las gracias que desee".


FUENTE: caminandoconjesusdelamano.com/
santisimavirgen.com.ar

VIDEO - MENSAJE DE JESÚS A LA ESTIGMATIZADA CATALINA RIVAS




LA NORMA ES ADHERIRSE A LA ANTIGÜEDAD: SAN VICENTE DE LERINS, PADRE DE LA IGLESIA



San Vicente de Lerins, Padre de la Iglesia, en su obra CONMONITORIO nos enseña:

"¿Cuál deberá ser la conducta de un cristiano católico, si alguna pequeña parte de la Iglesia se separa de la comunión en la fe universal?

-No cabe duda de que deberán anteponer la salud del cuerpo entero a un miembro podrido y contagioso.

- Pero, ¿y si se trata de una novedad herética que no está limitada a un pequeño grupo, sino que amenaza con contagiar a la Iglesia entera?

-En tal caso, el cristiano deberá hacer todo lo posible para adherirse a la antigüedad, la cual no puede evidentemente ser alterada por ninguna nueva mentira.

Y si en la antigüedad se descubre que un error ha sido compartido por muchas personas, o incluso por toda una ciudad, o por una región entera?

-En este caso pondrá el máximo cuidado en preferir los decretos -si los hay- de un antiguo Concilio Universal, a la temeridad y a la ignorancia de todos aquellos.

¿Y si surge una nueva opinión, acerca de la cual nada haya sido todavía definido?

-Entonces indagará y confrontará las opiniones de nuestros mayores, pero solamente de aquellos que, siempre permanecieron en la comunión y en la fe de la única Iglesia Católica y vinieron a ser maestros probados de la misma. Todo lo que halle que, no por uno o dos solamente, sino por todos juntos de pleno acuerdo, haya sido mantenido, escrito y enseñado abiertamente, frecuente y constantemente, sepa que él también lo puede creer sin vacilación alguna".


EL CONMONITORIO de San Vicente de Lerins 

Esta obra de este Padre de la Iglesia, es fundamental e imprescindible. Está plenamente vigente y es muy útil en este tiempo para adquirir el criterio que permita distinguir entre la Verdad y el error herético. Se le conoce también como "APUNTES PARA CONOCER LA FE VERDADERA".

Tomado de:

CONMONITORIO
(APUNTES PARA CONOCER LA FE VERDADERA )

DE SAN VICENTE DE LERINS,
PADRE DE LA IGLESIA DEL SIGLO V.

MOTIVOS DEL CELIBATO


El celibato, por tanto, no es un influjo, que cae desde fuera sobre el ministerio sacerdotal, ni puede ser considerado simplemente como una institución impuesta por ley.


Como todo valor evangélico, también el celibato debe ser vivido como una novedad liberadora, como testimonio de radicalidad en el seguimiento de Cristo y como signo de la realidad escatológica. "No todos pueden entenderlo, sino sólo aquellos a los que les ha sido concedido. Existen, en efecto, eunucos que han nacido así del vientre de su madre; otros han sido hechos eunucos por los hombres y hay también algunos, que se han hecho eunucos por el Reino de los cielos. El que pueda entender, que entienda" (Mt 19,10-12).

Para vivir con amor y con generosidad el don recibido, es particularmente importante que el sacerdote entienda desde la formación del seminario la motivación teológica y espiritual de la disciplina sobre el celibato . Éste, como don y carisma particular de Dios, requiere la observancia de la castidad y, por tanto, de la perfecta y perpetua continencia por el Reino de los cielos, para que los ministros sagrados puedan unirse más fácilmente a Cristo con un corazón indiviso, y dedicarse más libremente al servicio de Dios y de los hombres . La disciplina eclesiástica manifiesta, antes que la voluntad del sujeto expresada por medio de su disponibilidad, la voluntad de la Iglesia, la cual encuentra su razón última en el estrecho vínculo, que el celibato tiene con la sagrada ordenación, que configura al sacerdote con Jesucristo, Cabeza y Esposo de la Iglesia .

La carta a los Efesios (cf. 5,25-27) pone en estrecha relación la oblación sacerdotal de Cristo (cf. 5,25) con la santificación de la Iglesia (cf. 5,26), amada con amor esponsal. Insertado sacramentalmente en este sacerdocio de amor exclusivo de Cristo por la Iglesia, su Esposa fiel, el presbítero expresa con su compromiso de celibato dicho amor, que se convierte en caudalosa fuente de eficacia pastoral.

El celibato, por tanto, no es un influjo, que cae desde fuera sobre el ministerio sacerdotal, ni puede ser considerado simplemente como una institución impuesta por ley, porque el que recibe el sacramento del Orden se compromete a ello con plena conciencia y libertad después de una preparación que dura varios años, de una profunda reflexión y oración asidua. Una vez que ha llegado a la firme convicción de que Cristo le concede este don por el bien de la Iglesia y para el servicio a los demás, el sacerdote lo asume para toda la vida, reforzando esta voluntad suya con la promesa que ya hecho durante el rito de la ordenación diaconal .

Congregación para el Clero. Directorio para el Ministerio y la Vida de los Presbíteros, 1994



FUENTE: padrepatricio.com

LA VIDA INTERIOR


Tomado de “La Vida Oculta en Dios” de Robert de Langeac



Nuestra Señora del Monte Carmelo es la Patrona de la vida interior, la Virgen que nos aparta de la muchedumbre y nos lleva dulcemente hacia esas cumbres donde el aire es más puro, el cielo más claro, Dios está más próximo… y en las que transcurre la vida de intimidad con Dios.

Según San Gregorio el Magno, la vida contemplativa y la vida eterna no son dos cosas diferentes, sino una sola realidad; una es la aurora, la otra el mediodía. La vida contemplativa es el principio de la dicha eterna, su saboreo anticipado. Que la Reina del cielo nos conceda, pues, la gracia de comprender el estrecho vínculo que une esas dos vidas para vivir aquí abajo como si estuviéramos ya en el cielo.

Un alma interior es un alma que ha encontrado a Dios en el fondo de su corazón y que vive siempre con Él.

Dios está en el fondo del alma, pero está allí escondido. La vida interior es como una eclosión de Dios en el alma.

Mantengámonos en el centro de nuestra alma, en ese punto preciso desde el que podemos vigilar todos sus movimientos, para detenerlos o dirigirlos, según los casos. Vivamos o de Dios o para Dios, pero repitámonos que no se obra del todo para Dios sino cuando ya no se hace absolutamente nada para uno mismo. Se obra entonces porque Dios lo quiere, cuando Él quiere y como Él quiere, por estar siempre unidos en el fondo con Aquel de quien uno no es más que un dichoso instrumento.

Dos cosas hacen falta para llegar a la perfección y a la íntima unión con Dios: tiempo y paz.

Lo que da valor a los actos reflexivos del hombre es la unión a Dios por la caridad. Cuanto más profunda es esa intimidad, más valor de eternidad tienen sus frutos.

Un alma cuya mirada interior, afectuosa y humilde, está siempre fija en Dios, obtiene de Él cuanto quiere.

Entre un alma recogida, desligada de todo, y Dios, no hay nada. La unión se realiza por sí misma. Es inmediata.

El tiempo pasa; siempre se ama a Dios demasiado poco y muy tarde.

¡Qué delicado eres en tus afectos, Dios mío! Tienes en cuenta lo que de legítimamente personal hay en nosotros, y tratas al alma que amas como si en el mundo no hubiera otra cosa que ella y Tú.

Creer es comulgar en la ciencia de Dios: Él ve; nosotros creemos en su palabra de testigo.

En la fe, Dios habla; por la esperanza, Dios ayuda; en la caridad, Dios se da, Dios colma.

Elevaos hacia Dios constantemente. Dejad en tierra a la tierra. Vivid poco con los demás .” menos todavía con vosotros mismos, pero lo más posible, si no en Dios, por lo menos cerca de Él.

Cuando en el fondo de vuestra alma oigáis, dos voces contradictorias, conviene que escuchéis generalmente a la que habla más bajo. En todo caso, ésa es la que pide más sacrificios. ¡Y tiene tanto valor el sufrimiento bien entendido! Desliga y aproxima a Dios.


FUENTE: servicocatholicohispano.wordpress.com


"NO SON RATONES DE LABORATORIO, SON NIÑOS". DISCURSO DEL SENADOR LANKFORD.




Nota*

Discurso pronunciado el 16 de julio en el Senado por James Lankford, desde 2014 senador por Oklahoma. 


De forma contundente y con la voz quebrada expresa una solemne verdad en este discurso, Lankford argumentó con una lógica contundente que el niño abortado es un NIÑO. Dejando así al descubierto las grandísimas contradicciones de los abortistas y de su inhumanidad.



- TEXTO COMPLETO DEL DISCURSO:

Quisiera tomar un momento para hablarles, de un tema que me es muy difícil de discutir, francamente para la mayoría de los Norteamericanos, hablar y oír de él nos conecta a todos, de una manera muy personal.

Ubiquémonos en el contexto. No hace mucho, un grupo de activistas de defensa de los animales se reunió cerca a un Centro de Investigación en cual se utilizaban animales para sus pruebas. Se ubicaron alrededor de ése Centro y cantaron, y tenían avisos que decían y protestaban: "No es Ciencia, es Violencia".

Otro aviso decía "los Animales tienen derecho a vivir, nuestra lucha apenas comienza". Mientras protestaban para proteger las vidas de los animales que eran utilizados en ese Centro para sus Investigaciones.

Entiendo su frustración, pero quisiera trasladarlo al contexto de algo que sucedió ésta semana. Una organización llamada "Planned Parenthood" están usando NIÑOS que son abortados y envían los cuerpos de estos NIÑOS a "Centros de Investigación", muchas veces vendiendo diferentes partes de sus cuerpos para ser utilizados en investigación.

No son ratones, no son ratas de laboratorio... son NIÑOS... NIÑOS que han pasado el horroroso proceso del aborto.

Esta mañana en una discusión para destinar fondos, el presidente y yo oímos una extensa charla sobre los derechos de las ballenas orcas y esta interminable charla siguió y siguió, y todos nos sentimos muy conectados acerca de los derechos de estas ballenas.

Y les dimos importancia, luego escuchamos otra interminable charla sobre el asesinato de caballos, en donde nuestros caballos debían ser "humanamente" sacrificados... pero mientras esa charla transcurría, el día de hoy aún había NIÑOS siendo ABORTADOS con un instrumento que entra en la madre y desmiembra a un NIÑO, pero cuidadosamente protegen ciertos órganos porque esos órganos dejan mucha ganancia al venderlos...

Ahora, el desafío que enfrentamos como nación es que el argumento para matar ese BEBÉ es que "realmente" no es un BEBÉ, sino "un feto" o "tejido". Que no es un BEBÉ es lo que siempre nos dicen, solamente son "tejidos", y que la "madre" puede decidir qué hacer con ese "tejido".

Y después de un momento a otro toman ese "tejido" y lo venden porque son órganos humanos que se necesitan para investigación.

Tu no puedes decir primero que "ESO" no es "HUMANO".

Y después al minuto VENDERLO como órganos humanos.

Porque ¡de repente! ya es humano.

¡Siempre fue un ser humano!

Nunca hubo un momento en que no fuera un bebé, nunca hubo un momento en que no fuera humano.

Y entonces viene la ironía de tratar humanamente a los animales como en el asesinato de caballos.

Y pasar por alto, NIÑOS que son despedazados en el vientre y sus restos siendo vendidos.

Entonces así es como sucede: Una mamá llega a un Centro, da consentimiento de hacerse un aborto, hace la solicitud y después de hacer la solicitud, a algunas mamás las escogen, realmente no sabemos cómo...y se les ofrece dar consentimiento de donar los restos del bebé, después de abortarlo, para investigación.

Desde el punto de vista del video que surgió esta semana decía que eso era "reconfortante" para algunas mamás. Que distraería lo traumático del aborto, llevándolo a que será para un bien mayor, porque esos restos serían utilizados para investigación con el fin de salvar a otros niños, lo cual nos lleva a la ironía que "argumentan": desmiembra a un niño en un aborto, con la idea de que ojalá se pueda ayudar a otro niño en un futuro... pasando por alto que… ¡ese niño que debes ayudar es ése a abortar! Y lo puedes ayudar protegiendo SU VIDA.

La doctora, en este particular video, da detalles de cómo una vez consiguen consentimiento de las mamás.

En el proceso cuidadosamente entran en el vientre y aplastan la cabeza del bebé, para matarlo y entonces hacerse con el resto de órganos, porque los riñones valen dinero, el hígado vale dinero, porque los pulmones valen dinero, porque los músculos en sus piernas valen dinero.

Déjame decirte: ¡ESE NIÑO VALE MÁS!

Y estoy seguro que cada adulto que me escucha, alguna vez estuvo de 20 semanas en el vientre y podemos mirarnos unos a otros y entender que la única diferencia entre ese bebé en el vientre y cualquiera de nosotros ahora.. ¡es TIEMPO!

Es un Ser Humano de quien hablamos.

Y no me reconforta, saber que ese bebé es despedazado y que van a experimentar con sus órganos para que en algún momento en el futuro ayude a otro niño.

A las mujeres les dicen que su bebé abortado va a ser estudiado.

Y realmente desconocemos el porqué. … Tal vez buscan a mamás particularmente sanas, y que puedan engendrar hijos sanos … Tal vez es una situación en particular en que la mamá no pueda pagar un aborto y le ofrecen hacérselo a cambio de donar los órganos del bebé y así cubrir costos vendiéndolos, ¡no sabemos!

Pero creo que la pregunta que necesitamos hacernos es, mientras este congreso invierte tiempo hoy en debates acerca del asesinato de caballos y las ballenas orcas, nos presentamos indolentes en cuanto a los NIÑOS.

Pues parece que es el único debate que nadie ha mencionado. Necesitamos empezar de nuevo como Nación, haciéndonos una pregunta básica...

Si es un niño... y en nuestra declaración de independencia decimos que "creemos que cada persona recibe de nuestro Creador, la vida, la libertad y la posibilidad de alcanzar la felicidad"… Tal vez debamos preguntarnos como nación, nuevamente, ¿realmente LO CREEMOS?

Partamos de algo básico, un bebé de 21 semanas científicamente sabemos que PUEDE sentir dolor. No PODEMOS arrancarle sus miembros, como sucede en un aborto.

Sólo hay 7 países en el mundo que permiten eso, nosotros somos de los primeros junto con China y Corea del Norte que practicamos abortos a tan avanzado tiempo.

Preguntémonos entonces, ¿eso es quienes somos en EEUU?

Preguntémonos, ¿subsidiamos "Planned Parenthood" con billones de dólares? Tal vez no es una gran idea...

Otras organizaciones que ofrecen sus servicios en todo el país consiguen sus propios fondos y no los reciben a través del Fondo Federal, y es el planteamiento que debemos hacernos.

Señor Presidente...

Tenemos asuntos difíciles que definir como nación: presupuesto, regulaciones y la dirección de nuestros actos a futuro. Y primeramente, ¿nos importan los niños o no?

Y cuando estemos revisando el fondo a la educación, antes de darnos palmaditas en la espalda diciéndonos "cuánto nos preocupamos por nuestros niños", asegurémonos que tenemos compasión por nuestros niños en cada edad. No sólo en ciertas edades.

¿De verdad nos hemos vuelto tan indolentes?

¿Cómo podemos enmendar esto? 

Con esto me retiro...


Fuente: catolicidad.com
Ángeles de Jesús (Youtube)


*  Ver video. Si no aparecen los subtítulos en español, una vez que inicie el video accesa la opción en el botón "CC", en la barra inferior.

PADRE WILSON SALAZAR - HABLA DE "A MIS SACERDOTES"





Un mensaje del padre Wilson Salazar en una aparición en el canal de Youtube  Sitio Cristiano Increible, el pasado mes de Julio.

SAN FRANCISCO DE PAULA -


ermitaño + 1507



2 de abril

Nacido en Paula (Calabria) el año 1416, fundó una congregación de vida eremítica que después se transformó en la Orden de los Mínimos, y que fue aprobada por la Santa Sede el año 1506. Murió en Tours (Francia) el año 1507.

De sus cartas: Convertíos con sinceridad

Santiago y Viena eran pobres y vivían con la pena de no tener hijos. Por fin, después de mucha oración y por la intercesión de San Francisco de Asís, les nace un niño a quien pusieron el nombre del santo.

En compañía de sus padres realizó algunas peregrinaciones. Entre ellas resaltó en su vida la visita al monasterio benedictino de Monte Casino. También él amaba la soledad como medio para entregarse al Señor.

Pidió permiso a sus padres y, a los catorce años, se retiró a una cueva no lejana de Paula, junto a Cosenza, y más tarde a un lugar aún más solitario. Su vida de penitencia y oración pronto se conoció. Se multiplican los discípulos que querían imitar su vida. Otros vienen por sus muchos milagros. Así nació una nueva familia religiosa, la de los Ermitaños de Paula (1474), que se convertiría en la Orden dc los Mínimos (1493). Construye varios monasterios.

El Papa Sixto IV aprueba su Orden con el nombre de Ermitaños de Calabria y nombra a Francisco de Paula superior general perpetuo por una Bula del 23 de mayo de 1474. Su fama se extiende por todas partes. Le llaman de Sicilia. Debe embarcar y no dispone de medios para pagar la barca. ¿Qué hacer? Arroja el manto pardo sobre las olas, se coloca sobre él, y, haciendo de vela, atraviesa el estrecho ante el asombro de la multitud que le contempla. Un milagro similar al de San Raimundo.

La resonancia de las maravillas obradas por el santo calabrés llegó hasta Roma, en donde el papa Pablo II quiso verle (1467). Más tarde, Sixto IV le envió como legado ante el rey de Francia Luis Xl (1482). Francisco fijó su residencia en Plesis-les-Tours, en donde moraba el rey, y nuevamente los ermitaños vinieron a someterse a su disciplina.

Lleno de méritos y viendo ya su obra consolidada, muere el 2 ce abril, 1507, Viernes Santo. Tenía noventa y un años de edad, y un gran renombre taumatúrgico y penitencial. Seis años después el Papa León X lo beatificaba.

San Francisco de Paula, ruega por nosotros.


FUENTE: corazones.org

VOTOS DE POBREZA - POR MARINO RESTREPO




Algunas palabras que resumen esta charla

En el mundo la palabra pobre de espíritu es una persona desmejorada y el mundo llama pobre de espíritu a aquel que no tiene el entusiasmo de vivir en el mundo con el entusiasmo de las cosas del mundo. 


La pobreza espiritual tiene un sentido en la libertad, es la libertad. La riqueza material es la esclavitud y por eso cuando hablamos de pobreza hablamos de libertad, lo cual es una contradicción para el hombre. Porque el hombre piensa en ser libre cuando tiene y piensa en ser esclavo y miserable cuando no tiene. Ese es el mundo y las enseñanzas del mundo. 

Las enseñanzas del espíritu eres libre cuando no tienes, porque cuando no tienes lo tienes todo, porque cuando no tienes las cosas tangibles, visibles, asequibles, las cosas que puedes entender, las cosas que puedes racionalizar, cuando no tienes eso tienes a Dios que es lo invisible, lo verdadero, lo inmutable.

La pobreza de la que estamos hablando nosotros aquí es ese voto en el que ustedes están viviendo y esa pobreza es absolutamente un escándalo para el hombre. Como dice San Pablo: aquellos que abrazan la pobreza lo llaman los locos de la Cruz porque es como una demencia para el hombre pero el hombre a pesar de estar perdido en el mundo cuando ve la verdadera pobreza caminar por un lado, la reconoce y se da cuenta que esa pobreza es mucho más grande que todas sus riquezas. En el evangelio Jesús dice "las zorras tienen cuevas y los pájaros tienen nidos, pero el Hijo del Hombre no tiene donde recostar su cabeza". Pero ¿qué quería Él decir con eso?  Él no se estaba quejando de no tener nada, Él estaba enseñándonos la pobreza, pero era aquel que todo lo tenía y todo lo podía el que hablaba así. Nos se quejaba de no tener nada sino que mostraba la libertad que El tenía para ver quién lo entendía, por eso decía "el que tenga oídos que oiga, el que tenga ojos que vea" cada vez que decía algo así.

Cuál es la riqueza más grande de todas las riquezas: el alma. Entonces, a quién escoge Dios para que le cuide sus riquezas: al que es pobre, para que le cuide sus almas porque las almas son el tesoro más grande y por lo tanto la más preciosa sección del rico de Dios que es el que las crea, es su tesoro, su más grande tesoro. 

Entonces este voto de pobreza es una enseñanza para que aprendamos a crecer, a ser siervos confiables de Dios para que cuidemos las almas que es el tesoro divino, la más grande posesión. 


DOCUMENTACIÓN ACERCA DEL INFIERNO: Indignidad perpetua


EL VIEJO GENERAL Y EL CONDE

En Rusia, justamente antes de la horrible campaña militar entre Napoleón y el imperio zarista, en 1812, dos militares de alta graduación, uno un conde y gobernador militar de Moscú, y el otro un general, estaban bromeando entre copas sobre la existencia de Dios, y en la vida después de la muerte y sobre el infierno. Ellos hicieron una burlesca "promesa de honor": si existía un infierno, el primero que fuese a parar allá, tendría que informar al otro de ello. 

Unas cuantas semanas más tarde, el general partió para el frente. Una mañana, mientras el conde estaba durmiendo en la cama, el general, de repente se apareció ante él, pálido, con su mano derecha sobre el pecho, declarando: "¿Que hacemos ahora? Existe un infierno y ¡yo estoy en él! ¿Que hacemos ahora?" Entonces desapareció. El conde corrió a junto unos amigos, ojos desorbitados, sin casi aliento, y relató lo que acababa de sucederle.

Dos semanas más tarde, se conoció en Moscú que el general murió en combate -en el mismo día y casi a la misma hora en que se le apareció al conde.

Él mantuvo su palabra de honor: El infierno existe.


siemprejamas.tripod.com/


LOS SUEÑOS DE SAN JUAN BOSCO - PARTE 54 -


LOS REBAÑOS


SUEÑO 60.—AÑO DE 1867.




(M. B. Tomo VIII, págs. 840-844)


El domingo de la Santísima Trinidad, 16 de junio, en cuya festividad, hacía veintisiete años, había celebrado [San] Juan Don Bosco su primera Misa, los jóvenes esperaban con impaciencia que les contara un sueño, según les había prometido el día 13 del mismo mes.

Su ardiente deseo era buscar el bien espiritual de su rebaño y su norma, las amonestaciones y promesas del capítulo XXVII, versículo 23-25 del libro de los Proverbios: Diligenter agnosce vultum pecoris tui, tuosque greges considera : 24 non enim habebis jugiter potestatem, sed corona tribuetur in generationem et generationem. 25 Aperta sunt prata, et apparuerunt herbæ virentes, et collecta sunt foena de montibus.

En sus oraciones pedía al cielo el conocimiento exacto de sus ovejas; la gracia de vigilar atentamente; de asegurar la custodia del redil aún después de su muerte y de proveerle de fácil alimento material y espiritual. [San] Juan Don Bosco, pues, después de las oraciones de la noche, habló así:

«En una de las últimas noches del mes de María, el 29 o el 30 de mayo, estando en la cama y no pudiendo dormir, pensaba en mis queridos jóvenes y me decía a mi mismo: —¡Oh si pudiese soñar algo que les sirviese de provecho!

Después de reflexionar durante un rato añadí: —¡Sí! Ahora quiero soñar algo para contarlo a mis jóvenes.

Y he aquí que me quedé dormido.


*********

Apenas el sueño se apoderó de mí, me pareció encontrarme en una inmensa llanura cubierta de un número extraordinario de ovejas de gran tamaño, las cuales, divididas en rebaños, pacían en los extensos prados que se ofrecían ante mi vista. Quise acercarme a ellas y se me ocurrió buscar al pastor, causándome gran maravilla que pudiese haber en el mundo quien pudiera poseer un tan crecido número de animales de aquella especie. Después de breves indagaciones me encontré ante un pastor apoyado en su cayado. Inmediatamente comencé a preguntarle: —¿De quién es este rebaño tan numeroso?

El pastor no me contestó.

Volví a repetir la pregunta y entonces me dijo: —¿Y a ti qué te interesa? —¿Por qué —repliqué— me contesta de esa manera? —Pues bien —dijo el pastor— este rebaño es de su dueño. —¿De su dueño? Eso ya me lo suponía— dije para mí. Y continué en alta voz: —¿Y quién es el dueño? —No te preocupes —me dijo— ya lo sabrás.

Después, recorriendo en su compañía aquel valle, comencé a ver el rebaño y la región en que nos encontrábamos.

Algunas zonas estaban cubiertas de rica vegetación; numerosos árboles extendían sus ramas proporcionando agradable sombra, y una hierba fresquísima servía de alimento a gran número de ovejas de hermosa y lucida presencia.

En otros parajes la llanura era estéril, arenosa, llena de piedras, recubierta de espinos desprovistos de hojas y de cardos amarillentos; no había en toda ella ni un hilo de hierba fresca; a pesar de ello, también allí había numerosas ovejas paciendo, pero su aspecto era miserable.

Hice algunas preguntas a mi guía referentes aeste rebaño, pero él, sin contestarme a ninguna, dijo: —Tú no estás destinado a cuidarlas. En éstas no debes pensar. Te voy a llevar a que veas el rebaño que te ha sido reservado. —Pero ¿tú quién eres? —Soy el dueño; ven conmigo; vamos hacia aquella parte y verás.

Y me condujo a otro lugar de la llanura donde había millares y millares de corderillos. Tan numerosos eran, que no se podían contar y estaban tan flacos que apenas si se podían sostener en pie.

El prado en que estaban era seco, árido y arenoso, no descubriéndose en él ni un hilo de hierba fresca, ni un arroyuelo, sino nada más que algunos cardos secos y bastante matorrales escuálidos. Todo el pasto había sido destruido por los mismos corderos.

A primera vista se podía deducir que aquellos pobres animales, que estaban además cubiertos de llagas, habían sufrido mucho y continuaban sufriendo. ¡Cosa extraña! Cada uno tenía dos cuernos largos y gruesos que le salían de la frente, como si fuesen borregos viejos y en la punta de cada cuerno tenían un apéndice en forma de ese. Contemplé maravillado aquella rara particularidad, causándome gran inquietud el no saberme explicar por qué aquellos animales tenían los cuernos tan largos y tan gruesos y la causa de que hubiesen agotado tan pronto la hierba del prado. —Pero ¿cómo puede ser esto? —dije al pastor—. ¿Unos corderos tan pequeños y ya tienen unos cuernos tan grandes? —Mira bien —me dijo—, observa atentamente.

Y al hacerlo pude comprobar que aquellos animales tenían grabado el número tres en todas las partes del cuerpo: en el dorso, en la cabeza, en el hocico, en las orejas, en la nariz, en las patas, en las pezuñas. —¿Qué quiere decir esto?—pregunté a mi guía—. A la verdad que no entiendo nada. —¿Cómo? ¿Qué no comprendes nada? —me replicó el pastor—. Escucha, pues, y todo lo comprenderás: Esta extensa llanura es figura del mundo. Los lugares cubiertos de hierba significan la palabra de Dios y la gracia. Los parajes estériles y áridos, aquellos sitios en los cuales no se escucha la palabra divina, en los que sólo se procura agradar al mundo. Las ovejas son los hombres hechos y derechos; los corderos, los jovencitos, para atender a los cuales ha mandado Dios a [San] Juan Don Bosco. Este rincón de la llanura que contemplas, representa el Oratorio y los corderos en él reunidos, tus hijos. Este lugar tan árido es símbolo del estado de pecado. Los cuernos son imagen de la deshonra. La letra S quiere decir el escándalo. Los escandalosos, por la fuerza del mal, marchan a su perdición. Entre los corderos observarás algunos que tienen los cuernos rotos; fueron escandalosos, pero después cesaron en sus escándalos. El número tres quiere decir que soportan la pena de su culpa; esto es, que tendrán que sufrir tres grandes carestías: una carestía espiritual, otra moral y otra material.

1º La carestía de los auxilios espirituales; pediránestos auxilios y no los tendrán. 2º La carestía de la palabra de Dios. 3º La carestía del pan material.

El que los corderos hayan agotado toda la hierba quiere decir que no les queda más que el deshonor y el número tres, o sea, las carestías. Este espectáculo significa también los sufrimientos que padecen actualmente muchos jóvenes en medio del mundo. En el Oratorio, en cambio, incluso los que son indignos de ello, no carecen del pan material.

Mientras yo escuchaba y observaba todas aquellas cosas con verdadera perplejidad, he aquí que pude contemplar algo no menos maravilloso que cuanto había visto hasta entonces. Vi que de pronto todos aquellos corderos cambiaban de aspecto.

Levantándose sobre las patas posteriores adquirían una estatura elevada y las formas de otros tantos jóvenes.

Yo me acerqué para comprobar si conocía a alguno. Eran todos muchachos del Oratorio. A muchísimos no los había visto nunca, pero todos aseguraban que pertenecían a nuestro Oratorio. Y entre los que eran desconocidos para mí había algunos que están actualmente aquí, entre los que me escuchan. Son los que no se presentan nunca a [San] Juan Don Bosco; los que no acuden a pedirle un consejo; los que, por el contrario, huyen de él; en una palabra: los jóvenes a los cuales [San] Juan Don Bosco aún no conoce...

Pero la inmensa mayoría de los desconocidos estaba integrada por los que no están ni han estado en el Oratorio.

Mientras observaba con pena aquella multitud, el que me acompañaba me tomó de la mano y me dijo:

—Ven conmigo y verás otras cosas.

Y así diciendo me condujo a un extremo apartado del valle rodeado de pequeñas colinas y cercado de un vallado de plantas esbeltas, en el cual había un gran prado cubierto de verdor, lo más riente que imaginarse puede y embalsamado por multitud dé plantas aromáticas, esmaltado de flores silvestres y en el que, además, se descubrían frondosos bosquecillos y corrientes de agua limpísimas. En él me encontré con una gran multitud de hijos, todos alegres, dedicados a formar un hermosísimo vestido con flores del prado.

—Al menos, tienes a estos que te proporcionan grandes consuelos. —¿Quiénes son?—, pregunté. —Son los que están en gracia de Dios. —¡Ah! Les puedo asegurar que jamás vi criaturas tan bellas y resplandecientes y que nunca habría podido imaginar tanta hermosura. Sería imposible que me pusiese a describirlo, pues sería echar a perder lo que no se puede imaginar si no se le ve.

Pero me estaba reservado un espectáculo aún más sorprendente. Mientras estaba yo contemplando con inmenso placer a aquellos jóvenes, entre los que había muchos a los cuales no conocía, el guía me dijo: —Ven, ven conmigo y te haré ver algo que te proporcionará una alegría y un consuelo aún mayor.

Y me condujo a otro prado todo esmaltado de flores más bellas y olorosas que las que había visto anteriormente. Parecía un jardín real. En él pude ver un número menor de jóvenes que en el prado anterior, pero de una tan extraordinaria belleza y de un esplendor tal que anulaban por completo a los que había contemplado poco antes. Algunos de éstos están en el Oratorio, otros lo estarán con el tiempo.

Entonces el pastor me dijo: —Estos son los que conservan la bella azucena de la pureza. Estos están revestidos aún con la estola de la inocencia.

Yo contemplaba estático aquel espectáculo. Casi todos llevaban en la cabeza una corona de flores de una belleza indescriptible. Dichas flores estaban compuestas por otras flores pequeñísimas de una gallardía sorprendente y sus colores eran tan vivos y tan variados que encantaban al que las miraba. Había más de mil colores en una sola flor y en cada flor se veían más de mil flores.

Hasta los pies de aquellos jóvenes descendía una vestidura de fascinante blancura, toda entretejida de guirnaldas de flores, semejantes a las que formaban las coronas.

La luz encantadora que partía de las flores iluminaba toda la persona haciendo reflejar en ella la propia belleza.

Las flores se reflejaban también las unas en las otras y las de las coronas en las que formaban las guirnaldas reverberando cada una los rayos emitidos por las otras. Un rayo de un color al encontrarse con otro de otro color daba origen a nuevos rayos, diversos entre sí y, por consiguiente, cada nuevo rayo producía otros distintos, de manera que yo jamás habría creído que en el Paraíso hubiese un espectáculo tan múltiple y encantador. Pero esto no es todo. Los rayos de las flores y de las coronas de unos jóvenes se espejaban en las flores y en los de las coronas de todos los demás; lo mismo sucedía con las guirnaldas y con las vestiduras de cada uno. Además, el resplandor del rostro de un joven al expandirse, se fundía con el resplandor del rostro de los compañeros y al reflejarse sobre aquellas facciones angelicales e inocentes producían tanta luz que deslumbraba la vista e impedía fijar los ojos en ellas.

Y así, en uno solo, se concentraban las belleza de todos los compañeros de una forma tan armónica e inefable que sería imposible el describirlo. Era la gloria accidental de los santos. No hay imagen humana capaz de dar una idea aunque pálida de la belleza que adquiría cada uno de aquellos jóvenes, en medio de un tan inmenso océano de esplendor.

Entre ellos pude ver a algunos que están actualmente en el Oratorio y estoy seguro de que si pudiesen apreciar aunque sólo fuese la décima parte de la hermosura de que los vi revestidos, estarían dispuestos a sufrir el tormento del fuego, a dejarse descuartizar, a afrontar el más cruel de los martirios, antes que perderla.

Apenas pude reaccionar un poco después de haber contemplado semejante espectáculo, me volví a mi guía y le dije: —Pero ¿en tan crecido número de jóvenes, son tan pocos los inocentes? ¿Tan contados son los que nunca han perdido la gracia de Dios?

El pastor respondió: —¿Cómo? ¿Te parece pequeño su número? Por otra parte, ten presente que los que han tenido la desgracia de perder el hermoso lirio de la pureza, y, por tanto, la inocencia, pueden seguir a sus compañeros por el camino de la penitencia. ¿Ves allá? En aquel prado hay muchas flores, con ellas pueden tejer una corona y una vestidura hermosísima y seguir también a los inocentes en la gloria.

—Dime algo más que yo pueda comunicar a mis jóvenes— añadí entonces. —Insísteles y diles que si supiesen cuan bella y preciosa es a los ojos de Dios la inocencia y la pureza, estarían dispuestos a hacer cualquier sacrificio para conservarla. Diles que se animen a cultivar esta bella virtud, la cual supera a las demás en hermosura y esplendor. Por algo los castos son los que crescunt tanquam lilia in conspectu Domini.

Yo quise entonces introducirme en medio de aquellos mis queridos hijos tan bellamente coronados, pero tropecé al marchar y me desperté encontrándome en la cama.


*********

Hijos míos: ¿son todos inocentes? Tal vez entre vosotros hay algunos que lo son y a ellos van dirigidas estas mis palabras de una manera especial. Por caridad: no pierdan un tesoro de un tan inestimable valor. ¡La inocencia es algo que vale tanto como el Paraíso. ¡Si hubieran podido admirar la belleza de aquellos jovencitos recubiertos de flores! El conjunto de aquel espectáculo era tal, que yo habría dado cualquier cosa por seguir gozando de él, y si fuese pintor, consideraría como una gracia extraordinaria el poder plasmar en el lienzo, de alguna manera, lo que vi.

Si conocieran la belleza de un inocente, les someterían a las pruebas más penosas, incluso a la misma muerte, con tal de conservar el tesoro de la inocencia.

El número de ¡os que habían recuperado la gracia, aunque me produjo un gran consuelo, creí, con todo, que sería mayor. También me maravillé de ver a algunos que aquí parecen buenos jóvenes y en el sueño tenían unos cuernos muy grandes y muy gruesos.

[San] Juan Don Bosco terminó haciendo una cálida exhortación a los que habían perdido la inocencia para que se empeñasen voluntariosamente en recuperar la gracia por medio de la frecuencia de los Sacramentos.

Dos días después, el 18 de junio, el [Santo] subía a su tribuna y daba algunas nuevas explicaciones del sueño.

«No sería necesario —dijo— explicación alguna respecto al sueño, pero volveré a repetir lo que ya ¡es dije.

La gran llanura es el mundo, y los distintos parajes, el estado a que es llamado cada uno de nuestros jóvenes. El rincón donde estaban los corderos es el Oratorio. Los corderos son todos ¡os jóvenes que estuvieron, están y estarán en el Oratorio. Los tres prados de esta zona, el árido, el verde y el florido, indican los estados de pecado, de gracia y de inocencia. Los cuernos de los corderos son los escándalos dados en el pasado. Había, además quienes tenían los cuernos rotos, o sea los que fueron escandalosos y después se enmendaron por completo. Todas aquellas cifras que representaban el número tres y que se veían grabadas en las distintas partes de¡ cuerpo de cada cordero, simbolizan, según me dijo el pastor, tres castigos que Dios enviará a los jóvenes: 1º Carestía de auxilios espirituales. 2º Carestía moral, o sea, falta de instrucción religiosa y de la palabra de Dios. 3º Carestía material, o sea, carencia incluso del alimento.

Los jóvenes resplandecientes son los que se encuentran en gracia de Dios y, sobre todo, los qué conservan la inocencia bautismal y la bella virtud de la pureza. ¡Qué gloria tan grande les espera a los tales!

Entreguémonos, pues, queridos jóvenes, con el mayor entusiasmo a la práctica de la virtud. El que no esté en gracia de Dios, que la adquiera con la mayor buena voluntad y que después emplee todos los medios necesarios para conservarse en ella hasta la muerte; pues, si es cierto que no todos podemos estar en compañía de los inocentes y formar corona a Jesús, Cordero Inmaculado, al menos podemos seguir detrás de ellos.

Uno de vosotros me preguntó si estaba entre los inocentes y yo le dije que no, que tenía los cuernos rotos.

Me preguntó también si tenía llagas y le dije que sí. —¿Y qué significan esas llagas?-—, me preguntó.

Yo le respondí:

—No temas. Tus llagas están ya casi cicatrizadas y desaparecerán con el tiempo; tales llagas no son deshonrosas, como no lo son las cicatrices de un combatiente, el cual, a pesar de las heridas y de tos ataques de¡ enemigo, supo vencer y conseguir la victoria.

¡Por tanto, son cicatrices gloriosas! Pero aún es más honroso combatir en medio del enemigo sin ser herido. La incolumidad del que lo consigue es causa de admiración para todos».

Explicando este sueño [San] Juan Don Bosco dijo también que no pasaría mucho tiempo sin que se dejasen sentir estos tres males:

Pestes, hambres y también falta de medios para hacer bien a las almas.

Añadió que no pasarían tres meses sin que sucediese algo de particular.

Este sueño produjo en los jóvenes la impresión y los frutos que había conseguido otras muchas veces con relatos semejantes.

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR
San Francisco de Asís