FRASES PARA SACERDOTES

Dios nos ha dado un espíritu de fortaleza. La fortaleza es la dignidad del ser humano que vive en la Voluntad de Dios, que es obediente a Dios.
Esa fortaleza es tan poderosa que los demonios no la pueden resistir. Un demonio jamás se le acercará a la fortaleza de una persona, porque la fortaleza viene de Dios. Esa fortaleza es luz, es una fuerza inmensa!

De: Marino Restrepo ( Audio, La voluntad de Dios en la obediencia).

COMUNIÓN DE RODILLAS Y EN LA BOCA


 

San Pío X "Cuando se recibe la Comunión es necesario estar arrodillado, tener la cabeza ligeramente humillada, los ojos modestamente vueltos hacia la Sagrada Hostia, la boca suficientemente abierta y la lengua un poco fuera de la boca reposando sobre el labio inferior". (Catecismo de San Pío X). Y Contestando a quienes le pedían autorización para comulgar de pie alegando que: los israelitas comieron de pie el cordero pascual les dijo: "El Cordero Pascual era tipo (símbolo, figura o promesa) de la Eucaristía. Pues bien, los símbolos y promesas se reciben de pie, MAS LA REALIDAD SE RECIBE DE RODILLAS y con amor".

ADVERTENCIAS DEL MAS ALLÁ A LA IGLESIA CONTEMPORÁNEA

ADVERTENCIAS DEL MAS ALLÁ A LA IGLESIA CONTEMPORÁNEA

Parte 6
Por el Padre Arnold Renz


EXPULSIÓN DE AKABOR

E:  ¡Ahora te ordenamos, Akabor, en nombre de la Trinidad, del Pare, del Hijo y del Espíritu Santo, de la Santísima Virgen María, del Corazón Inmaculado de María, de los Santos Arcángeles, de los Santos Coros, de los Espíritus bienaventurados, que digas si nos has comunicado todo lo que el Cielo te había encargado de decirnos!  ¡Si la verdad, en nombre de la Preciosa sangre!

A:  Si hubiese sido vertida también por nosotros, hubiéramos sido hombres; pero nosotros no éramos hombres.   Si hubiéramos sido hombres, no hubiéramos sido tan tontos.  En el fondo, tenéis todavía más suerte...

E:  ¡En nombre de los Angeles Custodios, en nombre del Angel de la Guarda de esta mujer...!  ¡Akabor, vete, vete al infierno para siempre y por la eternidad, y no vuelvas jamás!

A:  ¡No puede ser...!

E:  ¡Akabor, vete en nombre...!  ¡Tu discurso se ha terminado, tu misión ha terminado!  ¡Grita tu nombre y vuelve al infierno!

A:  Todavía no estoy obligado a partir.  Ella me concede un corto plazo.

E:  ¿Tiene que irse contigo otro demonio?

A:  No.  Yo, Akabor, debo irme primero; pero es necesario que recéis antes siete "Ave Marías" en honor de los Siete Dolores de María.  Por orden suya (señala hacia arriba), os los voy a enumerar:


-  El primer Ave María, por su dolor cuando Simeón la predijo:  "Una espada atravezará tu corazón
-  Después, la huída a Egipto, considerando las lágrimas y tormentos que tuvo que sufrir.
-El niño Jesús perdido en el templo, que representa la angustia que la acogió, porque era el Hijo de Dios.
-  Encuentra a su Hijo en el camino del Calvario: la humillación en que vio a su Hijo.
-  Lo horrible, lo más horrible; la crucifixión y la muerte en la cruz: lo que tuvo que sufrir, sus lágrimas, sus angustias y su decorazonamiento.
-  El descendimiento de la cruz; el cuerpo tan horriblemente desfigurado que llevaron juntos al sepulcro, y como tuvo que asistir a toda aquella escena.
-  Y por último, la colocación en la tumba; su gran dolor,su tristeza.  Ha sufrido enormemente.

A:  Terminadas las plegarias grita con inquina: ahora, tres veces el "Santo, Santo, Santo"...(Las personas presentes lo rezan).

E:  ¡En nombre de la Santa Trinidad...en su nombre, debes irte ahora para siempre al infierno, Akabor!

A: (gime y grita con una voz terrible): Si...

E:  ¡En nombre de...grita tu nombre y vete al infierno!  ¡Vete, en nombre de tus antiguos compañeros, los Tronos, que sirven a Dios, porque tú no has servido a Dios!

A: (gimiendo).  Yo bien quería servir a Dios, pero Lucifer no ha querido que sirviese a Dios.

E:  Ahora tienes que irte.  Nosotros, los sacerdotes, te lo ordenamos en nombre de la Santísima Trinidad del Padre, del Hijo y del Espíritu santo... Tienes que irte ahora, en nombre del Santo Corazón de María y en nombre de los Siete Dolores de María.

A: (grita desesperadamente).

E:  En nombre...vete al infierno ¡Grita tu nombre!

A:  A-ka-bor (grita su nombre llorando). A-ka-bor.

E:  ¡Vete al infierno y no vuelvas jamás, en nombre de...!

Al:  Ahora habla Allida.

E:  En nombre de la Santísima Trinidad, Allida, te ordenamos decirnos si se ha marchado Akabor.

Al:  Ya no está aquí, se ha marchado.  Lucifer y toda su compañía han venido a buscarlo.

Advertencia:  Este capítulo ha sido acortado, se han hecho resaltar, sobre todo, las revelaciones hechas por Akabor durante el tiempo de su expulsión, y no la propia expulsión.







SAN EFRÉN Y LA VIRGEN MARÍA


Siempre he sentido gran atracción por ciertos santos como San Efrén el Sirio, San Alfonso María de Ligorio, San Ignacio de Loyola, Santa Faustina María Kowalska, etc.

San Efrén no escribía para buscar éxitos literarios y el medio que usaba para la divulgación de la verdad Cristiana era sobre todo la poesía, por lo cual se le ha definido "La cítara (o el arpa) del Espíritu Santo".

San Efrén el Sirio es también el poeta de la Virgen, a la que dirigió 20 himnos y a quién se dirigía con expresiones de tierna devoción.   El llamaba a María: "Mas resplandeciente que el sol, Conciliadora del Cielo y de la Tierra; Paz, alegría y salud del mundo; Corona de las vírgenes; Toda Pura; Inmaculada; Incorrupta; Beatísima; Inviolada; Venerable; Honorable...".

CELEBRACIÓN DEL DÍA DE LA TRINIDAD




El siguiente domingo después de Pentecostés.
26 de mayo de 2013.

Un solo Dios en tres Personas: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

La Iglesia dedica el siguiente domingo después de Pentecostés a al celebración del día de la Santísima Trinidad.

Un misterio es todo aquello que no podemos entender con la razón. Es algo que sólo podemos comprender cuando Dios nos lo revela.

El misterio de la Santísima Trinidad -Un sólo Dios en tres Personas distintas-, es el misterio central de la fe y de la vida cristiana, pues es el misterio de Dios en Sí mismo.

Aunque es un dogma difícil de entender, fue el primero que entendieron los Apóstoles. Después de la Resurrección, comprendieron que Jesús era el Salvador enviado por el Padre. Y, cuando experimentaron la acción del Espíritu Santo dentro de sus corazones en Pentecostés, comprendieron que el único Dios era Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Los católicos creemos que la Trinidad es Una. No creemos en tres dioses, sino en un sólo Dios en tres Personas distintas. No es que Dios esté dividido en tres, pues cada una de las tres Personas es enteramente Dios.

Padre, Hijo y Espíritu Santo tienen la misma naturaleza, la misma divinidad, la misma eternidad, el mismo poder, la misma perfección; son un sólo Dios. Además, sabemos que cada una de las Personas de la Santísima Trinidad está totalmente contenida en las otras dos, pues hay una comunión perfecta entre ellas.

Con todo, las personas de la Santísima Trinidad son distintas entre sí, dada la diversidad de su misión: Dios Hijo-por quien son todas las cosas- es enviado por Dios Padre, es nuestro Salvador. Dios Espíritu Santo-en quien son todas las cosas- es el enviado por el Padre y por el Hijo, es nuestro Santificador.

Lo vemos claramente en la Creación, en la Encarnación y en Pentecostés

En la Creación, Dios Padre está como principio de todo lo que existe.

En la Encarnación, Dios se encarna, por amor a nosotros, en Jesús, para liberarnos del pecado y llevarnos a la vida eterna.

En Pentecostés, el Padre y el Hijo se hacen presentes en la vida del hombre en la Persona del Espíritu santo, cuya misión es santificarnos, iluminándonos y ayudándonos con sus dones a alcanzar la vida eterna.

Para explicar este gran misterio, existen ciertos símbolos que son entendibles a nuestra razón: La Santísima Trinidad es simbolizada como un triángulo.
Cada uno de los vértices es parte del mismo triángulo y sin embargo cada uno es distinto

También podemos simbolizar a la Santísima Trinidad como una vela encendida: La vela en sí misma simboliza al Padre, la cera que escurre es el Hijo, que procede del Padre y la llama encendida es el Espíritu Santo. Los tres son "vela", pero son distintos entre sí. Hay quienes simbolizan a la Santísima Trinidad en forma de trébol. Cada una de las hojas es "trébol" pero son distintas entre sí.

¿Que hacemos al persignarnos? "En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo" Es costumbre de los católicos repetir frecuentemente estas palabras, principalmente al principio y al fin de nuestras acciones.

Cada vez que hacemos la Señal de la Cruz sobre nuestro cuerpo, recordamos el misterio de la Santísima Trinidad.

- En el nombre del Padre: Ponemos la mano sobre la frente, señalando el cerebro que controla todo nuestro cuerpo, recordando en forma simbólica que Dios es la fuente de nuestra vida.

-...y del Hijo: Colocamos la mano en el pecho, donde está el corazón, que simboliza al amor. Recordamos con ello que por amor a los hombres, Jesucristo se encarnó, murió y resucitó para librarnos del pecado y llevarnos a la vida eterna.

-...Y del Espíritu Santo: Colocamos la mano en el hombre izquierdo y luego en el derecho, recordando que el Espíritu Santo nos ayuda a cargar con el peso de nuestra vida, el que nos ilumina y nos da la gracia para vivir de acuerdo a los mandatos de Jesucristo.

Algunas personas argumentan que no es verdad porque no podemos entender el misterio de la Santísima Trinidad a través de la razón. Esto es cierto, no podemos entenderlo con la sola razón, necesitamos de la fe ya que se trata de un misterio. Es un misterio hermoso en el que Dios nos envía a su Hijo para salvarnos.


EL DOGMA DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD EN EL CRISTIANISMO PRIMITIVO.

La Santísima Trinidad en los primeros cristianos.

Los padres de la Iglesia primitiva ya utilizaban el término “Trinidad”

¿Evolucionan los dogmas en la Iglesia? Teniendo en cuenta el desarrollo histórico de la Iglesia, podríamos decir que si bien no evolucionan en cuanto a su contenido (la verdad es la misma ayer, hoy y mañana), se desarrollan en cuanto a la conciencia que de ellos va adquiriendo la Iglesia. Así, el tiempo ha permitido que la terminología vaya enriqueciéndose para expresar de forma más precisa, lo que la Iglesia ha creído siempre.

Respecto al dogma sobre la unidad de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, ya en los primeros cristianos surge el término “Trinidad”, como una forma de definir el misterio de que hay un solo Dios en Tres Personas distintas que tienen una misma naturaleza o sustancia.

Aunque algunas personas defienden que la doctrina Trinitaria fue “inventada” bajo la influencia del paganismo sobre el cristianismo, nada mejor queestudiar el testimonio de los primeros cristianos anteriores al Concilio de Nicea (año 325)para conocer cuál fue el verdadero desarrollo de la doctrina Trinitaria a lo largo de la historia. 


**********


El Testimonio de los primeros cristianos


1. La Didaché

La Didaché es un excelente testimonio del pensamiento de la Iglesia primitiva, y lo mencionamos por incluir un testimonio de cómo la fórmula bautismal Trinitaria era utilizada por la Iglesia Primitiva.

“Acerca del bautismo, bautizad de esta manera: Dichas con anterioridad todas estas cosas, bautizad en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo en agua viva.” (Didaché, VII, 1)


2. El Martirio de Policarpo(155 d.C.)

Es una carta de la Iglesia de Esmirna a la comunidad de Filomeno donde se narra el martirio de San Policarpo, discípulo directo del apóstol San Juan y obispo de Esmirna. Es uno de los escritos apostólicos que hace uso de las bellas doxologías Trinitarias que expresan tan claramente el dogma Trinitario.

“A Él [Jesucristo] sea la gloria con el Padre y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén.”(Martirio de Policarpo, XXII, 3)


3. Arístides de Atenas(mitad del siglo II)

Dejó una apología de la fe dirigida al emperador Adriano César. En dicha apología Arístides utiliza la fórmula Trinitaria mencionando a las tres Personas Divinas.

“Este tuvo doce discípulos, los cuales, después de su ascensión a los cielos, salieron a las provincias del Imperio y enseñaron la grandeza de Cristo, al modo que uno de ellos recorrió nuestros mismos lugares predicando la doctrina de la verdad, puesconocen al Dios creador y artífice del universo en su Hijo Unigénito y en el Espíritu Santo, y no adoran a ningún otro Dios fuera de éste.” (Arístides, Apología XV, 2)


4. Atenágoras de Atenas (178 d.C.)

Atenágoras aún sin usar el término Trinidad es bastante explícito al definirla. He aquí su forma de explicar la Trinidad:

“Así, pues, suficientemente queda demostrado que no somos ateos, pues admitimos a un solo Dios increado y eterno e invisible, impasible, incomprensible e inmenso, sólo por la inteligencia a la razón comprensible… ¿Quién, pues, no se sorprenderá de oír llamar ateos a quienes admiten a un Dios Padre y a un Dios Hijo y un Espíritu Santo, que muestran su potencia en la unidad y su distinción en el orden?”(Atenágoras de Atenas, Súplica en favor de los cristianos)


5. San Ireneo de Lyon(140 d.C.- 202 d.C.)

En su célebre tratado “Contra las Herejías” expresa con claridad la fe Trinitaria de la Iglesia en un Solo Dios Padre, un Solo Señor Jesucristo y en el Espíritu Santo. Jesucristo es para los cristianos “Señor y Dios y Salvador y Rey”. Particularmente importante es el testimonio de San Ireneo sobre que dicha doctrina es predicada y creída por todas las Iglesias del orbe, cual si tuvieran una sola boca o un solo corazón, ya queeste testimonio es bastante anterior al concilio de Nicea.

“Que el Verbo, o sea el Hijo, ha estado siempre con el Padre, de múltiples maneras lo hemos demostrado. Y que también su Sabiduría, o sea el Espíritu estaba con El antes de la creación.” (Ireneo de Lyon, Contra las herejías IV,20,3)


6. Teófilo de Antioquía (180 d.C.)

Así como Tertuliano sería el primero en utilizar el vocablo latino Trinitas,San Teófilo sería el primero en utilizar la palabra griega Τριας(trinitas) para expresar la unión de las tres Divinas Personas en Dios.

“Los tres días que preceden a la creación de los luminares son símbolo de la Trinidad, de Dios, de su Verbo y de su Sabiduría.” 

“Teniendo, pues, Dios a su Verbo inmanente en sus propias entrañas, le engendró con su propia sabiduría, emitiéndole antes de todas las cosas. A este Verbo tuvo El por ministro de su creación y por su medio hizo todas las cosas….Este se llama principio, pues es Príncipe y Señor de todas las cosas por Él fabricadas.” (Teófilo de Antioquia, Ad Autolycum, II,15)


7. Tertuliano(160 – 220 d.C.)

Fue el primero en aplicar el vocablo latino Trinitas (Trinidad) a las tres divinas Personas. En “De pudicitia” escribe:

“..Para la misma iglesia es, propiamente y principalmente, el Espíritu mismo, en el cual es la Trinidad de Una Divinidad – Padre, Hijo y Espíritu Santo.” (Tertuliano, Sobre la modestia, 21)

En “Adversas Praxean” da una explicación de la doctrina Trinitaria aún más completa. Afirma que el Hijo es “de la substancia del Padre”: Filium non aliunde deduco, sed de substantia Patris, y el Espíritu es “del Padre por el Hijo”: Spiritum non aliunde deduco quam a Patre per Filium.

“Si la pluralidad en la Trinidad te escandaliza, como si no estuviera ligada en la simplicidad de la unión, te pregunto: ¿cómo es posible que un ser que es pura y absolutamente uno y singular, hable en plural: “Hagamos al hombre a imagen y semejanza nuestra”?

Tertuliano se sirve del término “persona” para explicar que la Palabra (lógos) es distinto del Padre en “en el sentido de persona, no de substancia, para distinción, no para división” y la cual aplica también al Espíritu Santo a quien llama “la tercera persona”.


8. Orígenes(185 – 254 d.C.)

Orígenes utiliza frecuentemente el término Trinidad y que el Hijo procede el Padre, y dado que Dios es eterno, sigue que este acto de generación es también eterno, por lo que el Hijo no tiene principio y no hubo un tiempo en que Él no existiera. 

De este modo, se opone con antelación a la herejía del arrianismoque afirmaría posteriormente lo opuesto: que hubo un tiempo en que el Hijo no existía.


9. Justino Mártir(165 d.C.)

En su primera apología distingue claramente y por orden a las Tres Personas Divinas:


“Y luego demostraremos que con razón honramos también a Jesucristo, que ha sido nuestro maestro en estas cosas y que para ello nació, el mismo que fue crucificado bajo Poncio Pilato, procurador que fue de Judea en tiempo de Tiberio César, que hemos aprendido ser el Hijo del mismo verdadero Dios y a quien tenemos en segundo lugar, así como al Espíritu profético tenemos en el tercero.” (Justino Mártir, Apología I, 13,3)


10. Cipriano de Cartago(205 – 258 d.C.)

Nació hacia el año 205, probablemente en Cartago. Se dedicó en su juventud a la retórica. En 248, San Cipriano fue elegido obispo de Cartago.

Cipriano de Cartago declara la divinidad de Cristo numerosas veces, y afirma que quien niegue que Cristo es Dios no puede ser templo de Dios.

“Después de la resurrección, cuando el Señor envió los apóstoles a las naciones, Él les ordenó bautizar a los gentiles en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo… Cristo mismo ordenó que las naciones sean bautizadas en la completa y unida Trinidad.” (Cipriano de Cartago, Carta 73,18)


11. Dionisio de Roma (Siglo III)

Siendo Papa desde el 259 al 268 combatió el modalismo y el subordinacionismo. En la carta a Dionisio de Alejandría el Papa dice “Es necesario, sin embargo, que la palabra divina [Jesucristo] esté unida con Dios del Universo; y el Espíritu Santo debe respetar y morar en Dios. Por tanto la Trinidad Divina debe ser reunida en Una, una cumbre, como si fuera – quiero decir, el Dios Omnipotente del Universo.”

“Ni entonces podemos dividir en tres cabezas divinas la maravillosa y divina monarquía, ni desacreditar llamando “obra” la dignidad y excelente majestad de nuestro Señor, pero debemos creer en Dios, el Padre Todopoderoso, y en Jesús su Hijo , y en el Espíritu Santo, y sostenemos que a el Dios del universo la Palabra está unida.” (Carta a Dionisio de Roma a Dionisio de Alejandría)


Conclusión

Después de haber estudiado los principales testimonios patrísticos anteriores al Concilio de Nicea (325 d.C.) no es difícil darse cuenta que la doctrina Trinitaria no es ninguna novedad y mucho menos un invento del paganismo. La Iglesia fue fiel en reconocer que hay un solo Dios, siendo el Padre Dios, el Hijo Dios, y el Espíritu Santo Dios, y esta verdad era comprendida y enseñada con mayor o menor claridad en la Iglesia de los primeros cristianos.

Es claro también que la mayoría de ellos rechazaban abiertamente tanto el arrianismo (que afirmaba que Jesucristo era un dios menor creado subordinado al Padre y que alguna vez no existió) y el modalismo (que afirmaba que había una sola Persona Divina en Dios, siendo el Hijo el Padre y viceversa, pero manifestados de manera diferentes).

Ciertamente algunos padres no comprendieron en su totalidad el misterio Trinitario, cosa totalmente comprensible en una materia de tanta complejidad. Han sido precisamente conflictos tan graves como el arrianismo y otras herejías, las que han dado oportunidad a la Iglesia para profundizar en estas verdades de fe.


FUENTE: es.catholic.net // primeroscristianos.wordpress.com

CELEBRANDO EL MES DE MARÍA - COMO MARÍA NOS ENSEÑA A AMAR A JESÚS, PEDIMOS QUE JESÚS NOS PERMITA AMAR A MARÍA.

¿QUÉ TIENE MARÍA?



UNA CANCIÓN.
María llena de gracia - La Voz del Desierto


 

POLÍTICA Y ABORTO


El Presidente Obama reafirmó su alianza estratégica con la organización abortista Planned Parenthood.



Estigmatizó a los “pro vida” que quieren hacer un “asalto a los derechos de la mujer”.

Obama afirmó que “un asalto a los derechos de la mujer” está en marcha en todo el país, con proyectos de ley presentados en más de 40 estados para limitar o prohibir el aborto o restringir el acceso a los anticonceptivos u otros servicios. Y afirmó que él estaría siempre al lado de la patronal del aborto, Planned Parenthood, en su defensa.

El presidente Obama tomó una postura combativa en su discurso a Planned Parenthood el viernes, prometiendo su apoyo incondicional a la gigante de aborto, y, en más de un punto, dando un golpe a los activistas pro-vida que se oponen a la organización.



HIZO UN DISCURSO EN LA GALA DE PLANNED PARENTHOOD EL VIERNES PASADO

El discurso de Obama había sido originalmente programado para encabezar la gala de Planned Parenthood para la noche del jueves, pero se echó atrás en el último momento a principios de esta semana, diciendo que quería pasar más tiempo en una ceremonia en memoria de las víctimas de la explosión de una planta de fertilizantes en el oeste de Texas.

Fue recibido el viernes con entusiasmo por la multitud de unos 1.000 partidarios de Planned Parenthood. “Me están haciendo sonrojar”, dijo en respuesta a la ovación prolongada. Allí dijo:

“No importa cuán grande sea el desafío, no importa lo fuerte de la oposición, hay una cosa que los últimos años han demostrado”, dijo el presidente Obama, “que Planned Parenthood no se va a ninguna parte. No se va a ninguna parte hoy. No se va a ninguna parte mañana”.

Y continuó:

“Mientras tengamos que luchar para asegurar que las mujeres tengan acceso a servicios de salud asequibles y de calidad, y siempre que tengamos que luchar para proteger el derecho de la mujer a tomar sus propias decisiones sobre su propia salud, quiero que sepan que tambiéntienen un presidente que va a estar con ustedes, luchando con ustedes en cada paso del camino“.



ENFOCÓ CONTRA LOS PRO VIDA

Durante su intervención apuntó su mira directamente a los activistas pro-vida.

“El hecho es que, después de décadas de progreso, todavía hay los que quieren hacer retroceder el reloj a políticas más adecuadas a la década de 1950 que del siglo XXI“, dijo Obama.

“Y ellos han estado involucrados en una orquestado esfuerzo histórico para hacer retroceder los derechos fundamentales cuando se trata de la salud de la mujer.”

“Cuando los políticos intentan convertir de Planned Parenthood en un saco de boxeo, no estan hablando sólo de ustedes”, dijo. “Están hablando de millones de mujeres a las que ustedes sirven”.



ELOGIÓ A LA PRESIDENTE DE LA CENTRAL ABORTISTA

También relató cómo la Presidente de Planned Parenthood, Cecile Richards

“describe a Planned Parenthood como la única organización que ha estado siempre en donde hay opositores que, según sus propias palabras, ‘literalmente, se levantan todos los días tratando de encontrar la manera de que nos impidan hacer nuestro trabajo’”.

Luego bromeó:

“Si ella hubiera trabajado en la administración estaría más familiarizada con este fenómeno”.



HABLÓ DEL “OBAMACARE” Y PIDIÓ APOYO

En su discurso, también pidió a los trabajadores de la clínica de Planned Parenthood que le ayuden a correr la voz acerca de su ley de reforma de salud. Los informes iniciales sugieren que la inscripción para los intercambios de salud de la ley son tristemente bajos, poniendo toda la ley en riesgo.

Y Concluyó su discurso diciendo:

“Gracias Planned Parenthood. Dios los bendiga.” 



EL PRESIDENTE OBAMA ES EL PRIMER PRESIDENTE ALINEADO CON PLANNED PARENTHOOD 

Durante su intervención, el presidente no hizo referencia al juicio de Gosnell, y evitó cualquier mención directa de la palabra aborto, haciendo referencia en su lugar a “elección”.

En el período previo al discurso de hoy, los activistas pro-vida habían exigido que Obama cancelara su aparición, señalando no sólo al juicio de Gosnell, sino también al testimonio ante la Cámara de la Florida de la lobista de Planned Parenthood Alisa LaPolt , aparentemente defendiendo el infanticidio, y las revelaciones de las horrendas condiciones de una clínica de Planned Parenthood en Delaware.

En un comunicado, Lila Rose de Live Action News, había dicho:

“Durante las últimas semanas, hemos escuchado los detalles brutales de la masacre de seres humanos inocentes que sucede dentro de las paredes de muchas clínicas de aborto, incluyendo la Casa de Horrores de Gosnell en Filadelfia y la ‘línea de montaje de carne’ de Planned Parenthood de Delaware”.

“Estos testimonios de ex personal de la clínica tienen choqueada a la nación y es competencia del Presidente que reconsidere su apoyo a la industria del aborto y a Planned Parenthood, que el año pasado se benefició U$S 87 millones de dólares por cometer más de 300.000 abortos“, dijo.



YO TE APOYO Y TU ME APOYAS

Obama ha tenido una estrecha relación con Planned Parenthood, que donó U$S 15 millones para su campaña de reelección el año pasado.

En un comunicado de prensa publicado a principios de esta semana anunciando aparición prevista del presidente en su gala, Cecile Richards colmó de elogios al presidente, diciendo:

“El presidente Obama ha hecho más que cualquier otro presidente en la historia a la salud y los derechos de las mujeres.”

Durante el ciclo electoral reciente promocionó en varias ocasiones a Planned Parenthood en la campaña electoral, y condenó los legisladores republicanos por tratar de cortar los fondos al gigante aborto.

El día de las elecciones, la presidente de Planned Parenthood Cecile Richards, fue en campaña puerta a puerta para el presidente.



*********

La gigantesca industria del aborto aumenta su actividad en medio de la crisis económica

Así lo asegura la International Planned Parenthood Federation

En su informe anual recientemente publicado, la International Planned Parenthood Federation (IPPF) asegura que a pesar de que su situación económica ha empeorado y de haber sufrido una leve disminución en las rentas anuales, la gigantesca industria del aborto muestra un incremento en las actividades de todas sus líneas de trabajo, incluyendo la distribución de preservativos, sus actividades en defensa y promoción del «derecho» al aborto y los servicios de práctica de abortos. El total recaudado por la IPPF en 2008 fue de 119,7 millones de dólares, cifra inferior a los más de 120 millones del año anterior. Si bien la organización sufrió una bajada en sus ingresos totales, sus negocios de aborto experimentaron un boom. La organización prestó casi 428.000 «servicios de aborto» sólo entre gente joven, mientras que alcanzó la cifra de 1.134.549 abortos en todo el mundo.

(C-FAM/InfoCatólica) pesar del incremento en los servicios de aborto, la IPPF está insatisfecha con la cifra y argumenta que «en comparación con otra clase de servicios brindados por las Asociaciones Miembro de la IPPF, estos números son bajos e indican que hay mucho por hacer en términos de futuras inversiones en esta área si la IPPF pretende alcanzar sus objetivos de brindar a las mujeres la opción y el derecho al aborto seguro frente a un embarazo no deseado».

En el informe, la IPPF se jacta de promover su agenda abortista entre sus asociaciones miembro presentes en países tradicionalmente pro-vida. En este sentido, la Federación resalta su quehacer en Irlanda, que mantiene límites estrictos al aborto, pese a presión ejercida por sus pares de la Unión Europea y los grupos de defensa y promoción del aborto, como la misma IPPF. Esta organización presume de que, mediante sus asociaciones miembro, ha estado en el lugar brindando apoyo a las ofensivas y debates tendientes a desafiar las leyes pro-vida irlandesas, dado que «el debate público a menudo está dominado por la religión».

La IPPF también hace alarde de sus éxitos en España, donde el aborto sólo estaba permitido en casos de violación, discapacidad del feto o para resguardar la salud de la madre. El informe reconoce a la Asociación Miembro Española por llevar a cabo una exitosa campaña en 2008 para que se reformara la ley de aborto eliminando las restricciones y legalizando los abortos solicitados durante el primer trimestre de embarazo.

El informe lamenta la «llamativa disminución en el monto de dinero destinado a la planificación familiar» por parte de los donantes internacionales y afirma que la caída «representa una disminución en el interés de los donantes más que una disminución en las necesidades». La IPPF proyecta focalizar su trabajo futuro en asegurar el financiamiento sustentable de sus actividades a través de la capitalización de las declaraciones efectuadas por el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, sobre el respaldo económico a la planificación familiar, y de la revocación de la política de Ciudad de México por parte de la administración Obama, a fin de que se restituyan los fondos destinados a «las organizaciones internacionales de salud sexual y reproductiva».

La IPPF considera que estos avances forman parte de un «creciente interés internacional» que «necesita ser aprovechado para impulsar la agenda del acceso universal a la salud reproductiva». La organización se centrará en el aprovechamiento del «impulso emergente en torno a la salud materna para garantizar nuevos respaldos y financiación» que subvencionen la expansión del aborto.

El Director Ejecutivo, Gill Greer, indicó que la Federación Internacional de Planificación de la Familia irá más allá de su énfasis en el aborto, la anticoncepción, la planificación familiar, para expandirse hacia nuevas áreas, tales como la «dinámica de poblaciones» y el «cambio climático», con el objetivo de recaudar más fondos.



*********

'El aborto ha logrado lo que no consigue el Ku-Klux-Klan', denuncia la sobrina de Luther King

Congreso Mundial de las Familias

Los expertos advierten del desgaste social y político de las naciones que ha provocado la legislación generalizada del aborto. La segunda jornada del Congreso Mundial de las Familias, que se celebró en la semana del 20 de mayo del pasado año 2012 en Madrid, abordó las amenazas a la vida y la familia en el ámbito internacional y contó con interesantes testimonios como el de la sobrina de Martin Luter King. Los ponentes describieron la alarmante situación mundial respecto a la legislación del aborto y alentaron a los políticos a promover normas que custodien la dignidad de la persona y el derecho a la vida.

El impactante discurso de Alveda C. King se centró en el daño que ha causado en las familias afro-americanas la difusión de la "cultura de la muerte", promovidas por Planned Parenthood. "El aborto no ha puesto fin a los problemas que enfrentan los afro-americanos sino que ha llevado a la destrucción física, emocional y espiritual, a la desesperación y la desesperanza".

De esta forma, ha señalado que "el aborto legal ha hecho en EEUU lo que el Ku-Klux-Klan no logró ni soñar alcanzar: el exterminio desde 1962 de 14 millones de niños afroamericanos, un tercio de la población negra actual”. La activista provida ha explicado que la cultura de la muerte se basa en las mismas mentiras que sustentaban la segregación y discriminación racial en Estados Unidos, que llevaban a valorar unas vidas y despreciar otras. "Entonces se sostenía la opresión y violencia racial indicando que algunos eran menos humanos que otros en función de su color de piel, y ello justificaba la violencia de los linchamientos, apaleamientos, arrojo a los perros… de los que yo mima fui testigo; Hoy son otros los mártires violentados y oprimidos, pero justificándose en la misma falsedad de que unos seres humanos son superiores a otros”. ha dicho.

Alveda C. King ha descrito la falacia que subyace en la llamada "cultura de la muerte" que intenta ocutar la realidad: “Antes y ahora la cultura de la muerte intenta que sus víctimas no sean visibles. Hasta que no se lograron proteger y difundir las primeras fotos de violencia racial en Estados Unidos y mostrar esa realidad, se negaba lo que estaba ocurriendo: el ver la realidad hizo a la gente reaccionar; ahora, vemos como los promotores del aborto se cierran en banda, por ejemplo, a que se muestren ecografías a la mujer embarazada antes de abortar. Como ocurrió con la cuestión racial". De esta forma, ha advertido de que "América no rechazará el aborto hasta que lo vea. La industria de la muerte lo sabe y por eso trata de ocultar la trágica e inhumana realidad del aborto, escondiendo su negocio sin escrúpulos de forma farisea con un lenguaje mentiroso y manipulador que habla de los derechos humanos y de la salud de la mujer”.

Con su testimonio, ha concluído que "el aborto hace daño al bebé, a la mujer, a las naciones, y mata el futuro”. “También yo, así casi 40 años, y tras dos abortos, llegué a creerme las mentiras que me contaron sobre que aquello que crecía en mi vientre no era un bebé sino un trozo de carne sin vida; o que el aborto vendría a paliar la violencia o el sufrimiento de los niños: pero yo nunca he visto un niño no deseado que luego deseara haber sido abortado", explicó.

En su intervención sobre la situación global del aborto, Nicolás Jouve, catedrático de Genética de la Universidad de Alcalá y presidente de Cívica, expuso el preocupante panorama mundial que ha dejado la legalización generalizada del aborto. Actualmente, casi dos tercios de la población mundial vive en países cuya legislación permite el aborto, y lo han convertido incluso en un dercho de la mujer, como ha ocurrido en España. Por el contrario, solo un pequeño grupo de países que apenas abarcan un 3% de la población mundial prohíben el aborto sin excepción.

“¿Qué mueve a los legisladores a atentar contra lo que hasta hace pocas décadas era un principio universal y básico, el del respeto y la protección de la vida humana desde la fecundación?" cuestionó Jouvé. El catedrático de Alcalá explicó los dos motivos, ambos falsos, que llevan a los Estados a establecer el aborto como un derecho: el socio-económico, ya que “se recurre al control del crecimiento de la población para paliar las dificultades de abastecimiento de los recursos necesarios para la alimentación y el bienestar de una población”. Ante este problema, Jouve señala que “la ONU debería ocuparse antes de una mejor distribución de los alimentos en el mundo, que de promover la limitación de las bocas a alimentar a costa de traicionar sus propios principios de defensa de la vida humana".

El segundo factor es el ideológico, por el que los gobernantes consideran que la liberación de la mujer está ligada al derecho de la maternidad libremente decidida, que implica que “las mujeres puedan tomar la decisión inicial sobre su embarazo y que esa decisión, consciente y responsable, sea respetada, incluso anteponiéndola al derecho a la vida del concebido no nacido”. La ONU emitió el verano pasado un informe del Consejo de los Derechos Humanos por el que se vinculaba el aborto con el derecho al más alto nivel de salud física y mental. "¿Es esto favorecer la salud física y mental o lo que paradójicamente se llama sociedad del bienestar? Hay constancia estadística y científica de que la segunda víctima de un acto tan cruel y violento contra la vida de un indefenso, como lo es el aborto, es la propia mujer que lo consiente", planteaba Jouvé.

Ver Videos.


FUENTE: fernando-verdadserlibres.blogspot.com // http://forosdelavirgen.org

VIDEO DOCUMENTALES CON PERSONAJES INVOLUCRADOS EN CASOS DE ABORTO.

VIDEOS.

(Parte 1)

EL ABORTO: EL GRITO SILENCIOSO.

Video sobre el aborto, con imágenes del acto. La explicación corre a cargo del Dr. Bernard Nathanson, que fue durante años el "Rey del aborto" en Estados Unidos (duración 27').

En 1969 fundó, junto con otras personas, la "Asociación Nacional para la Revocación de las Leyes contra el Aborto", más tarde llamada "Liga Nacional para la Acción por el Derecho al Aborto". Fue director del "Centro de Salud Reproductiva y Sexual" de Nueva York, que era entonces la mayor clínica abortista del mundo. Al final de los 70 renegó de su militancia en pro del aborto y llegó a ser un gran abogado de la causa pro-vida: "Aquello" que había abortado miles de veces (según sus propios cálculos, Nathanson ha estado implicado directa o indirectamente en unos 75.000 abortos) era en realidad un ser humano desde el instante de la concepción.


http://bit.ly/14PtZfJ




*********

Otro "rey del aborto" convertido en líder pro-vida: Stojan Adasevic (2008)

El diario La Razón de España ha dado a conocer el caso de un nuevo "rey del aborto" converso: Stojan Adasevic. Este ginecólogo que es ahora uno de los principales líderes pro-vida de Serbia, realizó 48 mil abortos durante 26 años y hasta 35 en un solo día en la Yugoslavia comunista.



SAN PÍO X: ALGUNAS NORMAS PARA RECHAZAR EL PELIGRO DEL MODERNISMO

Sacrorum Antistitum
(Motu Proprio)



San Pío X


Venerables hermanos: Salud y bendición apostólica


El peligro del modernismo subsiste

Nos parece que a ningún Obispo se le oculta que esa clase de hombres, los modernistas, cuya personalidad fue descrita en la encíclica Pascendi dominici gregis[i], no han dejado de maquinar para perturbar la paz de la Iglesia. Tampoco han cesado de atraerse adeptos, formando un grupo clandestino; sirviéndose de ello inyectan en las venas de la sociedad cristiana el virus de su doctrina, a base de editar libros y publicar artículos anónimos o con nombres supuestos. Al releer Nuestra carta citada y considerarla atentamente, se ve con claridad que esta deliberada astucia es obra de esos hombres que en ella describíamos, enemigos tanto más temibles cuanto que están más cercanos; abusan de su ministerio para ofrecer su alimento envenenado y sorprender a los incautos, dando una falsa doctrina en la que se encierra el compendio de todos los errores.

Ante esta peste que se extiende por esa parcela del campo del Señor, donde deberían esperarse los frutos que más alegría tendrían que darnos, corresponde a todos los Obispos trabajar en la defensa de la fe y vigilar con suma diligencia para que la integridad del divino depósito no sufra detrimento; y a Nos corresponde en el mayor grado cumplir con el mandato de nuestro Salvador Jesucristo, que le dijo a Pedro -cuyo principado ostentamos, aunque indignos de ello: Confirma a tus hermanos. Por este motivo, es decir, para infundir nuevas fuerzas a las almas buenas, en esta batalla que estamos manteniendo, Nos ha parecido oportuno recordar literalmente las palabras y las prescripciones de Nuestro referido documento:

«Os rogamos, pues, y os instamos para que en cosa de tanta importancia no falte vuestra vigilancia, vuestra diligencia, vuestra fortaleza, ni toleréis en ello lo más mínimo. Y lo que a vosotros os pedimos y de vosotros esperamos, lo pedimos y lo esperamos de todos los pastores de almas y de los que enseñan a los jóvenes clérigos, y de modo especial lo esperamos de los maestros superiores de las Ordenes Religiosas.


Los estudios de filosofía y teología

»I – Por lo que se refiere a los estudios, queremos y mandamos taxativamente que como fundamento de los estudios sagrados se ponga la filosofía escolástica.

»Ciertamente que si hay alguna cosa tratada con excesivas sutilezas o enseñada superficialmente por los doctores escolásticos; si algo no concuerda con las doctrinas comprobadas posteriormente, o que incluso de algún modo no es probable, está lejos de Nuestra intención el proponer que hoy día se siga[ii]. Es importante notar que, al prescribir que se siga la filosofía escolástica. Nos referimos principalmente a la que enseñó Santo Tomás de Aquino: todo lo que Nuestro Predecesor decretó acerca de la misma, queremos que siga en vigor y, por si fuera necesario, lo repetimos y lo confirmamos, y mandamos que se observe estrictamente por todos. Los Obispos deberán, en el caso de que esto se hubiese descuidado en los Seminarios, urgir y exigir que de ahora en adelante se observe. Igual mandamos a los Superiores de las Ordenes Religiosas. A los profesores advertimos que tengan por seguro que, abandonar al de Aquino, especialmente en metafísica, da lugar a graves daños. Un pequeño error en los comienzos, dice el mismo Santo Tomás, se hace grande al final[iii].

»Puestos así los fundamentos filosóficos, se deberá proceder a levantar con todo cuidado el edificio de la teología.

»Estimulad con todo vuestro esfuerzo Venerables Hermanos, los estudios teológicos, para conseguir que, al salir del Seminario, los sacerdotes sepan apreciar esos estudios y los tengan como una de las ocupaciones más gratas. Nadie ignora que entre las muchas y diversas materias que se ofrecen a un espíritu ávido de la verdad, la Sagrada Teología ocupa el primer puesto; ya los sabios antiguos afirmaban que a las demás ciencias y artes les correspondía el papel de servirle, como si fueran sus esclavas[iv].

»A esto hay que añadir que son dignos de elogio quienes ponen su esfuerzo en aportar nuevo lustre a la teología positiva -siempre con el respeto que se debe a la Tradición, a los Padres y al magisterio eclesiástico (y esto no se puede decir de todos)- con luces tomadas de la verdadera historia.

»Ciertamente que hoy hay que tener más en cuenta que antes la teología positiva, pero sin que la teología escolástica salga perjudicada; debe llamarse la atención a los que elogien la teología positiva de tal modo que parezcan despreciar la escolástica, pues así hacen el juego a los modernistas.

»En lo que se refiere a las ciencias profanas, basta con remitirnos a lo que sabiamente dijo Nuestro Predecesor: Trabajad con denuedo en el estudio de las cosas naturales, pues así como ahora causan admiración los ingeniosos inventos y las empresas llenas de eficacia de hoy día, más adelante serán objeto de perenne aprobación y elogio[v]. Pero todo esto sin detrimento alguno de los estudios sagrados; ya lo advierte también nuestro Predecesor, con estas serias palabras: Si se investigan con detenimiento las causas de estos errores, se advierte que consisten principalmente en que hoy, cuanto con mayor intensidad se cultivan las ciencias naturales, tanto más se marchitan las disciplinas fundamentales y superiores; algunas de ellas incluso han caído en el olvido, otras se tratan de un modo superficial e insuficiente y, lo que ya es indignante, se les arrebata el esplendor de su dignidad, manchándolas con enseñanzas perversas y con doctrinas monstruosas[vi]. Mandamos, pues, que en los Seminarios las ciencias naturales se cultiven teniendo en cuenta estos extremos.



Selección de profesores

»II.-Es necesario tener presentes estas disposiciones Nuestras y de Nuestros Predecesores, a la hora de escoger los Superiores y los profesores de los Seminarios y de las Universidades Católicas.

»Todo aquel que de cualquier modo estuviese tocado por el modernismo, sin ninguna consideración deberá ser apartado de los puestos de gobierno y de la enseñanza; si ya los ocupa, habrá que sustituirlo. Igual hay que hacer con quienes de modo encubierto o abiertamente alienten el modernismo, alabando a los modernistas y disculpándolos, criticando la Escolástica, los Padres y el magisterio eclesiástico, haciendo de menos a la obediencia a la potestad eclesiástica en quienquiera que la ostente; y también hay que obrar así con quienes se aficionen á las novedades en materia de historia, de arqueología o de estudios bíblicos; y con quienes dan de lado a las disciplinas sagradas, o les anteponen las profanas.

»En esto, Venerables Hermanos, sobre todo en la elección de profesores, nunca será demasiada la vigilancia y la constancia; los discípulos saldrán a los maestros. Por estos motivos, con conciencia clara de cuál es vuestro oficio, actuad en ello con prudencia y con fortaleza.

»Con La misma vigilancia y exigencia se deberá conocer y seleccionar a quienes deseen ser ordenados. ¡Lejos, lejos de las Sagradas Ordenes el amor a las novedades! Dios aborrece los espíritus soberbios y contumaces.

»Nadie podrá obtener de ahora en adelante el doctorado en Teología y en Derecho Canónico, si no ha cursado antes los estudios de filosofía escolástica. Y, si lo obtiene, será inválido.

»Decretamos que se extienda a todas las naciones lo que la Sagrada Congregación de Obispos y Regulares determinó en 1896 con respecto a los clérigos seculares y regulares de Italia.

»Los clérigos y sacerdotes que se inscriban en una Universidad o en un Instituto católico, no deberán estudiar en ninguna Universidad civil las disciplinas de las que ya haya cátedra en aquellos. Si en algún sitio se hubiese permitido esto, mandamos que no se vuelva a hacer.

»Los Obispos que estén al frente de estas Universidades o Institutos, cuiden con toda diligencia de que se observe en todo momento lo que hemos mandado.



La prohibición de libros

»III.-Igualmente los Obispos tienen la obligación de velar para que no se lean los escritos modernistas, o que tienen sabor a modernismo o le hacen propaganda; si estos escritos no están editados, deberán prohibir que se editen.

»No se deberá permitir que los alumnos de Seminarios y Universidades tengan acceso a esta clase de libros, periódicos y revistas, pues no son menos dañinos que los contrarios a las buenas costumbres; incluso hacen más daño, porque corroen los fundamentos de la vida cristiana.

»El. mismo juicio merecen las publicaciones de algunos escritores católicos -por lo demás, bien intencionados-, que, poco formados en teología y contagiados de filosofía moderna, se dedican a armonizar esta filosofía con la fe y hasta pretenden, según dicen, que la fe saque provecho de ello. Precisamente porque estos escritos se leen sin recelo, dado el buen nombre de sus autores, es por lo que representan un mayor peligro para ir paulatinamente deslizándose hacia el modernismo.

»En materia tan importante como ésta, Venerables Hermanos, procurad desterrar con energía todo libro pernicioso que circule en vuestras diócesis, por medio incluso de una prohibición solemne. Por más que la Apostólica Sede se esfuerce en eliminar esta clase de escritos, son ya tan abundantes, que faltan las fuerzas para localizarlos a todos. Así, puede suceder que se eche mano de la medicina cuando la enfermedad se ha contraído hace tiempo. Queremos, pues, que los Obispos cumplan con su obligación sin miedo, sin prudencia de la carne, sin escuchar clamores de protesta, con suavidad, ciertamente, pero imperturbablemente; recuerden lo que prescribía León XIII en la Constitución apostólica Officiorum ac munerum: Los Ordinarios, incluso actuando como delegados de la Apostólica Sede, deben proscribir y alejar del alcance de los fieles los libros y los escritos perjudiciales que se editen o se difundan en sus diócesis[vii]. Estas palabras conceden un derecho, pero también imponen una obligación. Nadie puede pensar que cumple con esa obligación si denuncia algún que otro libro, pero consiente que otros muchos se difundan por todas partes.

»Y no os confiéis, Venerables Hermanos, por el hecho de que algún autor haya obtenido el Imprimatur en otra diócesis, porque puede ser falso o porque le ha podido ser concedido con ligereza o con demasiada blandura o por un exceso de Confianza en el autor; cosa ésta que puede ocurrir al- una vez en las Ordenes Religiosas. Sucede que, así como no a todos conviene el mismo alimento, libros que en un lugar pueden ser inocuos, en otro lugar pueden ser perniciosos por una serie de circunstancias. Así, pues, si algún Obispo, después de asesorarse debidamente, cree conveniente prohibir en su diócesis alguno de estos libros, le concedemos sin más facultad para hacerlo, e incluso le mandamos que lo haga. Pero llévese a cabo todo esto con delicadeza, limitando la prohibición al clero, si ello bastara; los libreros católicos tienen el deber de no poner a la venta los libros prohibidos por el Obispo.

»Ya que hemos tocado este punto, miren los Obispos que los libreros no comercien con mala mercancía por afán de lucro, pues en algunos catálogos abundan los libros modernistas elogiados profusamente. Si estos libreros se niegan a obedecer, no duden los Obispos, después de llamarles la atención, en retirarles el título de libreros católicos; y más todavía si tienen el título de libreros episcopales. Si ostentan el título de libreros pontificios, habrán de ser denunciados a la Santa Sede.

»Por último, queremos recordar a todos lo que se dice en el artículo XXVI de la Constitución Officiorum: Todos aquellos que han obtenido permiso apostólico para leer y retener libros prohibidos, no pueden por eso leer ni retener los libros o periódi cos prohibidos por el Ordinario del lugar, a no ser que en el indulto apostólico se haga constar la facultad de leer y retener libros condenados por quienquiera.


Los censores de oficio

»IV .-Pero no basta con impedir la lectura y la venta de los libros malos, sino que es preciso también evitar su edición. Por consiguiente, los Obispos han de conceder con mucha exigencia la licencia para editar.

»Dado que son muchas las cosas que se exigen en la Constitución Officiorum, para que el Ordinario conceda el permiso de editar, y como no es posible que el Obispo pueda hacerlo todo de por sí, en cada Diócesis deberá haber un número suficiente de censores de oficio, para examinar los libros. Recomendamos encarecidamente esta institución de los censores, y no sólo aconsejamos sino que mandamos taxativamente que se extienda a todas las diócesis. Deberá haber en todas las curias diocesanas censores de Oficio, que examinen los escritos que se vayan a editar; se deberán elegir de entre ambos cleros, que merezcan confianza por su edad, su erudición, su prudencia, que mantengan un firme equilibrio en lo que se refiere a las doctrinas que se deben aprobar y las que no se deben aprobar. A ellos se deberá encomendar el examen de los escritos que, según los artículos 41 y 42 de la Constitución citada, necesitan autorización para ser publicados; el Censor expresará su juicio por escrito. Si este juicio fuera favorable, el Obispo autorizará la publicación, con la palabra lmprimatur, que irá precedida de la expresión Nihil obstat y la firma del Censor.

»Igual que en las demás otras, también en la Curia romana se han de instituir censores de oficio. Serán nombrados por el Maestro del Sacro Palacio, oído el Cardenal Vicario de la Urbe y con el consentimiento y la aprobación del Sumo Pontífice. Será el Maestro del Sacro Palacio quien designe el censor que deba examinar cada escrito, y también él dará la autorizaci6n de publicar -igualmente podrá hacerlo el Cardenal Vicario del Pontífice o quien haga sus veces-, siempre precedida, como queda dicho, de la fórmula de aprobación y de la firma del Censor

»Sólo en circunstancias extraordinarias y muy excepcionalmente, según el prudente juicio del obispo, podrá omitirse el nombre del Censor.

»El nombre del Censor no deberá ser conocido por el autor, hasta que emita un juicio favorable, para evitarle molestias mientras está examinando el escrito o por si no autoriza la publicación.

»Nunca se deberá nombrar censores Religiosos sin primero pedir la opinión reservada de su Superior Provincial o, si es en Roma, del Superior General; ellos darán fe de las buenas costumbres, de la ciencia y de la rectitud doctrinal de la persona designada.

»Advertimos a los Superiores Religiosos del gravísimo deber que tienen de no permitir que ninguno de sus súbditos publique nada. sin que medie la aprobación de ellos mismos o del Ordinario.

»Por último. advertimos y declaramos que quien ostente el título de censor no podrá nunca hacerlo valer ni nunca lo ha de utilizar para refrendar sus opiniones personales.

”Una vez dichas estas cosas en general, mandamos que en concreto se observe lo que estatuye en el artículo 42 la Constitución Officiorum con estas palabras: Está prohibido que, sin previa autorización del Ordinario, los clérigos seculares dirijan diarios o publicaciones periódicas. Si usan mal de esa autorización. se les deberá amonestar v privar de ella.

»En cuanto a los sacerdotes que son corresponsales o colaboradores de prensa, dado que con frecuencia escriben en publicaciones tocadas con el virus del modernismo, los Obispos deben cuidar de que no traspasen los límites permitidos. v. si es preciso, retírenles la autorizaci6n. Advertimos seriamente a los Superiores Religiosos que hagan lo mismo: si no hacen caso de esta advertencia, deberán jntervenir los Ordinarios con autoridad delegada del Sumo Pontífice.

»Se hará todo lo posible para que los periódicos y las revistas escritas por católicos tengan un censor. Su trabajo consistirá en leer todo lo escrito, después de publicado, Y, si encuentran algo incorrecto, deberán exigir una rápida rectificación. Esta misma facultad tendrá el Obispo, incluso contra la opinión favorable del Censor.


La asistencia a Congresos y Asambleas

»V.-Ya hemos citado los Congresos y las Asambleas, como lugares en los que los modernistas tratan de defender y propagar públicamente su pensamiento.

»De ahora en adelante, los Obispos no permitirán, sino por rara excepción, que se celebren asambleas de sacerdotes. Y aun en el caso de permitirlas, que sólo sea con la condición de que no se trate en ellas de asuntos que únicamente competen a los Obispos o a la Sede Apostólica; que nada se proponga o se reclame en detrimento de la potestad sagrada; que en absoluto se hable en ellas de nada que huela a modernismo, a presbiterianismo o a laicismo.

»A estas asambleas o congresos, autorizados uno a uno por escrito y en momento adecuado, no deberá asistir ningún sacerdote de otra diócesis a quien su Obispo no se lo permita por escrito.



»los sacerdotes deberán siempre tener presente la seria advertencia de León XIII[viii]: La autoridad de sus Obispos ha de ser santa para los sacerdotes; tengan por cierto que, si el ministerio sacerdotal no se ejerce bajo el magisterio de los Obispos, no será ni santo, ni eficaz, ni limpio.


El Consejo de Vigilancia

»VI.-¿De qué serviría, Venerables Hermanos, que diésemos órdenes y preceptos, si no se observaran puntual y decididamente? Para tener la alegría de ver que estas prescripciones se cumplen, Nos ha parecido conveniente extender a todas las diócesis lo que, ya hace años, decidieron los Obispos de la Umbría[ix]: Para arrancar los errores que se han difundido y para evitar que se sigan divulgando o que sigan surgiendo maestros de impiedad que mantengan vivos los perniciosos efectos que ha producido esta divulgación, el Santo Sínodo determina que. siguiendo el ejemplo de San Carlos Borromeo, en cada di6cesis se cree un Consejo compuesto por sacerdotes de uno y otro clero, cuyo cometido sea estar atentos para ver qué nuevos errores nacen y con qué nuevas técnicas se difunden, e informar de ello al Obispo, para que. debidamente asesorado, ponga los remedios que apaguen el mal desde su mismo comienzo. a fin de que no se divulgue haciendo cada vez más daño a las almas. o que no eche raíces y crezca, lo cual sería peor.

»Este Consejo, que queremos se llame de vigilancia, mandamos que sea creado cuanto antes en cada una de las diócesis. Las personas que de él formen parte, cumplirán con su cometido del mismo modo que hemos establecido para los censores. Cada dos meses tendrán una reunión con el Obispo; lo que en esa reunión traten o decidan será secreto.

»Por razón de su oficio, tendrán las siguientes atribuciones: estar alerta para descubrir cualquier indicio de modernismo en los libros y en la enseñanza; determinar, con prudencia. pero con rapidez y eficacia, lo que sea preciso para conservar sano el clero y la gente joven.

»Tengan cuidado con los vocablos de nuevo cuño, y recuerden los consejos de León XIII[x]: No se deberá tolerar en escritos católicos los modos de decir que siguiendo la corriente a las novedades malas, se burlen de la piedad de los fieles, propongan un nuevo estilo de vida cristiana, unos nuevos preceptos de la Iglesia, unas nuevas aspiraciones espirituales, una nueva vocación social del clero, Una nueva civilización cristiana, y otras muchas cosas parecidas. Nada de esto Se tolerará ni en los libros ni en las conferencias.


Continuará...

Las Sagradas Reliquias y las tradiciones piadosas


FUENTE: veritasliberavitvos.wordpress.com

SANTO TOMÁS DE AQUINO Y EL CONCILIO VATICANO II: DOS MIRADAS CONTRAPUESTAS SOBRE LOS MUSULMANES.




Santo Tomás de Aquino, Summa contra Gentiles, L. I c. VI:

Siguieron, en cambio, un camino contrario los fundadores de sectas falsas, como Mahoma, que sedujo a los pueblos con la promesa de deleites carnales, a cuyo deseo los incita la concupiscencia de la carne.

No presentó más testimonios de verdad que los que fácilmente y por cualquier mediocre pueden ser conocidos con sola la capacidad natural. Introdujo entre lo verdadero muchas fábulas y falsísimas doctrinas. No adujo prodigios sobrenaturales, único testimonio adecuado de inspiración divina, ya que las obras sensibles que no pueden ser más que divinas manifiestan que el maestro de la verdad está invisiblemente inspirado.

En cambio, afirmó que era enviado por las armas, señales que no faltan a los ladrones y tiranos.

Más aún, ya desde el principio no le creyeron algunos hombres sabios, conocedores de las cosas divinas y humanas, sino gente incivilizada que moraba en el desierto, ignorantes totalmente de lo divino, con cuyas huestes obligó a otros, por la violencia de las armas, a admitir su ley. Ningún oráculo divino de los profetas que le precedieron da testimonio de él; antes bien, desfigura totalmente la enseñanza del Antiguo y del Nuevo Testamento, haciendo un relato fabuloso, como se ve en sus escritos.

Por esto, prohibió astutamente a sus secuaces la lectura de los libros del Antiguo y del Nuevo Testamento, para que no fueran convencidos por ellos de su falsedad. Y así, es evidente que quienes se adhieren a su palabra creen a la ligera”



Vaticano II, Declaración Nostra Aetate sobre las relaciones de la Iglesia con las religiones no cristianas, número 3:

“La Iglesia mira también con aprecio a los musulmanes que adoran al único Dios, viviente y subsistente, misericordioso y todo poderoso, Creador del cielo y de la tierra, que habló a los hombres, a cuyos ocultos designios procuran someterse con toda el alma como se sometió a Dios Abraham, a quien la fe islámica mira con complacencia. Veneran a Jesús como profeta, aunque no lo reconocen como Dios; honran a María, su Madre virginal, y a veces también la invocan devotamente. Esperan, además, el día del juicio, cuando Dios remunerará a todos los hombres resucitados.

Por ello, aprecian además el día del juicio, cuando Dios remunerará a todos los hombres resucitados. Por tanto, aprecian la vida moral, y honran a Dios sobre todo con la oración, las limosnas y el ayuno.

Si en el transcurso de los siglos surgieron no pocas desavenencias y enemistades entre cristianos y musulmanes, el Sagrado Concilio exhorta a todos a que, olvidando lo pasado, procuren y promuevan unidos la justicia social, los bienes morales, la paz y la libertad para todos los hombres.”


FUENTE: veritasliberavitvos.wordpress.com

"A MIS SACERDOTES" DE CONCEPCIÓN CABRERA DE ARMIDA. CAP. LVI: El Espíritu Santo.

Mensajes de Nuestro Señor 
Jesucristo a sus Hijos Los Predilectos.

("A Mis Sacerdotes" de Concepción Cabrera de Armida)


LVI


EL ESPÍRITU SANTO


Y es un hecho que hasta allá puede llegar un sacerdote transformado en Mí, hasta ese grado de elevación, hasta fundirse en la Trinidad, pasando por Mí, Jesucristo, Dios y hombre; porque nadie sube al Padre ni lo conoce, si Yo no se lo doy a conocer.
Al transformarse el sacerdote en Mí, no solamente se transforma en el Jesús hombre; sino que –como Yo soy Dios hombre y el hombre en Mí no puede separarse de lo divino-, se transforma también en el Jesús divino; porque aunque en Mí hay dos naturalezas, sólo hay una persona divina que envuelve a esas dos naturalezas, que las penetra, que hace de Mí un Ser divino y humano.
Y las obras que como hombre hice en la tierra, si tuviera virtud, fue por lo divino que hay en Mí; porque Yo no podía obrar solo como cualquier hombre, sino como Dios hombre, sino como hombre Dios, que al tomar la naturaleza humana, sin dejar la divina, quise endiosarla, atraerla, purificarla y, por lo divino que hay en Mí, salvar al mundo.
El sacerdote por sus virtudes, por su fraternidad divina Conmigo, debe transformarse en Mí, imitándome como hombre (lo que con mi cooperación alcanzará); y entonces no solo alcanzará a convertirse en Mí, hombre, sino en Mí, Dios hombre, participando más que nadie de lo divino que hay en Mí; y por esto, sólo por esto, agradará a mi Padre, glorificará a mi Padre, por lo divino que ha recibido de Mí (recibiéndolo Yo antes de mi Padre).
Y sólo así será perfecto y digno sacerdote acreedor a la herencia del Padre y a sus ternuras, por ser uno con su Hijo y por la Divinidad comunicada –en el sentido que he explicado- uno con Dios trino y uno, perdido, por una especie de mística transubstanciación en Mí, en el océano infinito de la Divinidad.
Si el sacerdote alcanza fruto en las almas no es por él, por sus dotes naturales, sino por lo divino y sobrenatural que hay en él de Mí; tanto más moverá y tantas más almas salvar y perfeccionará, cuánto más perfecta y elevada sea su transformación en Mí, Dios hombre.
De hombre no debe tener el sacerdote más que la figura; un cuerpo perfecto y santo, como Yo; figura perfecta que salió de las manos de Dios al crearlo; pero en él debe desaparecer lo natural, la parte animal, sustituyéndola -¿quién lo creyera?- el Espíritu Santo. Este debe ser su espíritu como fue el mío, este su movimiento interior y divino, éste su ser de sacerdote santo en el Espíritu Santo. Porque solo por el Espíritu Santo recibe el hombre lo divino; Él es el canal de mi Padre para derramar la vida de la gracia, esa vida inmortal (aparte de la natural), la que salva, la que vale, la vida verdadera, la que santifica, ¡la divina!
Solo el Espíritu Santo hace santos a los sacerdotes; solo ese divino Espíritu los eleva de lo terreno a lo divino, solo Él es capaz, con su Soplo, de impulsar a las almas sacerdotales a lo heroico, a lo sublime de su vocación. Él es el eterno lazo, deleitable y candidísimo, que une eternamente a la Trinidad, y el lazo también, la cadena dulce y amorosa que debe unir suavemente, como todo lo de Él, a los sacerdotes en Mí, para llenar ese infinito deseo de mi Padre, la unidad en la Trinidad, por el Espíritu Santo y por Mí.
No hay otro elemento mayor para alcanzar la unidad en los Obispos y sacerdotes entre sí, como el que forma parte de la unidad divina, el Espíritu Santo. Él es la Unidad misma que forma el amor, y el que produce la caridad, y que fusiona las almas en Dios. Él es quien por el amor comunicable, hace arder, y el que consume en el volcán de la infinita caridad todos los desperfectos y miserias humanas del sacerdote. Él es el gran fuego devorador que purifica en el crisol del amor todas las imperfecciones. Él es luz sobrenatural y esplendente que alumbra el interior de los corazones, luz de justicia y de caridad que hace cambiar el rumbo desordenado de prejuicios y nocivas interpretaciones. Él es pureza que ahuyenta con su contacto toda malicia, y la paz por excelencia que tranquiliza las conciencias turbadas por las pasiones.
¡Oh! ¡Cuánto ansío el reinado perfecto del Espíritu Santo en el Corazón de los míos!, ¡ese reinado interior en el alma de mis sacerdotes en donde tenga Él su asiento y su nido! Y si son otros Yo, deben mis sacerdotes tener el mismo Espíritu que Yo, el Espíritu Santo.
Mis sacerdotes más que nadie (y con razón, si los poseyó en la tierra el Espíritu de Luz) conocerán mis perfecciones infinitas; más que nadie se abismarán en las internas regiones de la Trinidad; más que nadie conocerán al Verbo y con el Padre en sus arcanos infinitos; más que a nadie le descorrerán los velos de los misterios; serán acreedores a más y más conocimientos y luces y ensanchamientos divinos; se sumergirán más que nadie en el profundo océano de mis atributos, en goces sempiternos más finos y delicados.
Pero el fondo sin fondo de los abismos y hermosuras inenarrables de Dios solo lo conoce Dios, solo puede soportarlo Dios con la infinita potencia de su Poder, sólo Él sostiene lo íntimo e infinito de Él; y esas bellezas indescriptibles y esos arcanos insondables para una potencia que no sea infinita, y toda la dulzura de los deleites de la Trinidad, que no existen palabras en el mundo que las describan, eso solo Dios lo puede resistir, solo su Potencia divina tolerar.
Mil soles serían oscuridad ante su luz, mil cielos serán sombra en comparación de esas inefables suavidades y deleites de la Divinidad en Sí misma, en el fondo sin fondo de la inmensidad de su Ser, Sólo Dios resiste a Dios. Y tan grande es el Padre como el Hijo y como el Espíritu Santo; y tan infinito y tan divino y tan Dios es el uno como el otro. Sólo sus irradiaciones forman la bienaventuranza eterna; solo una gota de su dulzura derretiría miles de mundos y corazones; solo un rayito de su fuego incendiaría la creación eterna.
Dios, con todo su poder infinito, sólo Él puede contener los torrentes de Dios que quieren y tienden a desbordarse; y los detiene, porque arrollarían mundos y corazones y cuánto existe. Regula en su Sabiduría infinita lo que ha de dar y lo que el cielo junto y cada alma pueden soportar.
Por eso ni los sacerdotes creados ni ningún ángel ni alma ni cosa creada podría penetrar sin liquidarse en el Santuario íntimo de la Trinidad, en las regiones internas; y solo las tres divinas Personas increadas pueden resistir las hermosuras, las suavidades y dulzuras y emanaciones purísimas y santísimas de la Trinidad en Sí misma.
Porque, todos estos abismos, estos Soles de luz, estos torrentes y mares sin fondo de amor, de gracia, de substancia de Dios, de Dios mismo –que refleja en Sí todos sus atributos y bellezas y hermosuras y encantos…- todo esto no sale de Dios; se multiplica dentro de Sí mismo, en su unidad, en un solo punto de unidad, en un solo punto de esa unidad inmensa, infinita, eterna, que produce y reproduce sus primores, sus divinas bellezas, sin salir de la unidad.
Figurémonos una hermosa fuente con juegos de agua encantadores, que después de deleitar, vuelven a formar la misma agua de la fuente sin salir de ella. Así es Dios; ese flujo y reflujo de perfecciones van de una Persona divina a la otra sin salir de una sola sustancia, y las embelesan, y las recrean, y las hacen felices, volviendo aquella multiplicidad de hermosuras ahí de donde salieron.
¡Qué grande es Dios…!
Pero no porque es tan grande Dios, quiero que las almas se retraigan. Porque ¿no soy también hombre?, ¿no expliqué ya que siento como hombre, que cargué las miserias del hombre, que me hice Niño por el hombre y que morí por el hombre; que oculto mi Divinidad para que me toque el hombre y me mire en algo material, como en la Eucaristía; que me gozo en morar con el hombre hasta el fin de los siglos?
Que no me tengan vergüenza, sino amor; de eso tengo sed, de amor humano.
Sin duda que me basta el amor divino; y no solo me basta, sino que soy el mismo Amor, con el Padre y con el Espíritu Santo. Pero me hice hombre por hacer feliz al hombre, por llevarlo a Dios, a la Divinidad; pero como hombre, quiero amor de hombre, caricias humanas, ternuras humanas…”

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR
San Francisco de Asís