FRASES PARA SACERDOTES

"Ninguna mujer debe pisar el Altar".

(Las almas del Purgatorio a María Simma)

COMUNIÓN DE RODILLAS Y EN LA BOCA


 

San Pío X "Cuando se recibe la Comunión es necesario estar arrodillado, tener la cabeza ligeramente humillada, los ojos modestamente vueltos hacia la Sagrada Hostia, la boca suficientemente abierta y la lengua un poco fuera de la boca reposando sobre el labio inferior". (Catecismo de San Pío X). Y Contestando a quienes le pedían autorización para comulgar de pie alegando que: los israelitas comieron de pie el cordero pascual les dijo: "El Cordero Pascual era tipo (símbolo, figura o promesa) de la Eucaristía. Pues bien, los símbolos y promesas se reciben de pie, MAS LA REALIDAD SE RECIBE DE RODILLAS y con amor".

TODO ME HABLA DE TI - 9 -












En una zona sub-urbana de Panamá y puedo observar estas criaturas de Dios muy de cerca.
Todo sea por y para su Gloria.

Continuaré cargando estos pequeños humildes videos que logro captar en mi patio y mi jardín.





IGLESIA SAN MIGUEL ARCÁNGEL - CIUDAD DE MONAGRILLO, CHITRÉ

Monagrillo es un pueblo reconocido por ser alegre y de profundas convicciones religiosas, que se hace palpable en junio, en la celebración de San Pedro, y muy especialmente en las patronales de San Miguel Arcángel, en septiembre. 

La antigua capilla de Monagrillo cuyas fotografías muestro en esta galería del blog fue construida, según datos que recojo de un rotativo católico, en 1923 en el centro de la plaza del pueblo. De inigualable belleza, la Capilla San Miguel Arcángel fue erigida con modestia arquitectónica. Sus sencillas bancas fueros las que ofrecieron las facilidades de recogimiento por cerca de medio siglo para la población de Monagrillo y visitantes. Actualmente aun se continúan realizando pequeñas ceremonias religiosas y es testimonio histórico del pueblo. 




Muchos fueron los esfuerzos que hizo el Padre Segundo Familiar Cano, junto al pueblo de Monagrillo para construir un nuevo templo que albergara al gran número de fieles de esa parroquia. 

La antigua capilla de Monagrillo se fue deteriorando y surgió la inquietud de construir un nuevo templo razón por la cual, hombres y mujeres de este corregimiento del Distrito de Chitré, se reunieron y acordaron constituir un comité permanente con el propósito de levantar un templo. Así fue que con mucho esfuerzo y fe se logró terminar el templo en la plaza principal del pueblo, edificación que al pasar los años se hizo pequeña, y otra generación con el apoyo de su párroco construyó un nuevo templo. Ahora ese mismo templo que es parte de la historia de la comunidad es ahora su Casa de Velación.

Otro templo se construyó, frente a la Casa de la Cultura en Monagrillo, y es hoy símbolo del esfuerzo de una feligresía que motivada por su párroco, se preocupó por dejar una obra digna de un pueblo con profundas convicciones religiosas, y que tiene como patrón a San Miguel Arcángel.

La parroquia San Miguel Arcángel que se encuentra a sólo cinco minutos de la ciudad de Chitré, fue creada precisamente un 29 de septiembre de 1966, y su primer párroco fue el Padre Segundo Familiar Cano, de grata recordación. 

El sacerdote español había sido trasladado de la Catedral San Juan Bautista de Chitré a la nueva parroquia de Monagrillo con la misión de atender a la feligresía de Llano Bonito (a partir de 1967), y el reto de construir un templo.

La obra fue terminada y bendecida el 28 de abril de 1973 con la presencia del Nuncio Apostólico en Panamá, Mons. Eduardo Rovira, el Obispo de Chitré, Mons. José María Carrizo, y el Padre Segundo Familiar Cano quien le imprimió mucho dinamismo al trabajo pastoral en este Templo.

La atención del Padre Cano en Monagrillo, no se circunscribió al orden espiritual únicamente, sino también a la pastoral social. Su entrega al servicio a los demás lo llevó, en sus primeros años, a celebrar catequesis debajo de un árbol en Boca de Parita, comunidad sin servicio de agua potable, sin luz, no tenía escuela, ni capilla hasta 1975 cuando se bendice el Templo y llega la imagen de la Virgen la Caridad del Cobre.

Desde la parroquia San Miguel Arcángel, el padre Cano se preocupó por la educación, motivo por el cual fue profesor en el prestigioso Colegio José Daniel Crespo, donde muchos estudiantes se alimentaron de su sabiduría y humildad. Y fue para esta misma fecha que inicia los encuentros de capacitación social con el apoyo del Padre Juan de Dios Antolinez: en Atalaya, San Francisco y Río Sereno en Veraguas, Artes Mecánicas en Divisa, Iglesia de Mona-grillo y Llano Bonito en Chitré.
Los documentos de Vaticano II y de Medellín, marcaron un cambio significativo en la Iglesia Católica, cambios que fueron dándose en cada una de las iglesia locales, trabajo que asumió este santo sacerdote desde la parroquia San Miguel Arcángel. Así su trabajo pastoral se multiplica atendiendo a las capillas y las diferentes pastorales que surgen como fruto de la implementación de Vaticano II y de Medellín.

El Movimiento de Renovación en el Espíritu es asumido en la parroquia y marcará para siempre el trabajo pastoral del padre Segundo Familiar Cano. Cada 15 días se realizaban retiros de hombres y mujeres; de jóvenes, damas católicas, enfermeras, catequistas, matrimonios, delegados y servidores de la Palabra, que luego muchos de ellos se formaron para llevar la Buena Nueva de Jesucristo.
Pero algo que distingue a la parroquia de Monagrillo son los Encuentros Nacionales de Renovación Juvenil; obra del Padre Segundo Familiar Cano que inició en 1976 con la asistencia de dos mil jóvenes provenientes de todo el país en busca de un encuentro íntimo con Dios, a través de las prédicas de reconocidos predicadores nacionales e internacionales. Actualmente, cerca de 10 mil jóvenes asisten a estos encuentros y son alojados, durante cuatro días, en hogares de Chitré, La Arena y Monagrillo, sin costo alguno para los participantes, pero sí para la parroquia que asume los gastos de hospedaje y alimentación para otro gran número de jóvenes.














VIDEO





FOTOGRAFÍAS: Narcisa Olayvar

FUENTE: panoramacatolico.com


UN LLAMAMIENTO AL AMOR, Sor Josefa Menéndez


EL TRIUNFO DEL AMOR

Del 8 al 16 de Julio de 1922


Josefa ha entrado en Ejercicios. Los tres primeros días transcurren en una paz relativa.  El demonio intenta en vano turbarla y atormentarla de  mil maneras. Fiel a pesar de todo,continúa escribiendo, siempre que puede, las disposiciones de su alma y el resultado de las meditaciones. Estas páginas, que escribió para ella sola, revelan la actitud, sencillez y equilibrio de su espíritu.


***
Jesús me ha dado el ser, la vocación y los medios para que le sirva según sus planes.  El tiene derecho sobre mi. Yo debo abandonarme a su Voluntad con la más completa sumisión. Me cuesta este camino... No importa...Mi felicidad será más tarde a medida de mi abandono y siempre encontraré la verdadera paz en hacer la Voluntad de Dios con entera renuncia de mí misma.
En la meditación de la muerte, cobro ánimo para sufrir por Dios.  Que mi vida no sea más que fidelidad para que mi muerte no sea más que felicidad.

***

Jesús mío, ya veis mi angustia...! Pero ¿quién puede ver a Jesús,que va el primero a la batalla, sin seguirle...? No quiero pensar en el temor que siente mi naturaleza, sino en la alegría que siento mi alma al seguir vuestros pasos divinos.  Haced de mí según vuestro deseo. Vos sois mi rey.  Lo abandono todo para encontrarlo todo.  Debo vivir en un desprendimiento absoluto para que cumpla en mi sus designios.

***

"¡Hija mía,quiero que seas toda mía!"

Ya lo soy, Señor, y para siempre.

***

Jesús mío, ¿a dónde iré sino a Vos...?  ¿A quién miraré sino a Vos?  No siento deseo ni gusto, pero mi voluntad es ser fiel... estoy dispuesta a hacer lo que queráis, y a sufrir cuanto queráis; os seguiré a donde me llevéis, porque mi voluntad es darme con generosidad completa a Vos, que sois mi Señor y mi Dios, y que me habéis elegido.

***

Desde toda mi vida os he amado sólo a Vos, pero nadie sabía que yo era vuestra...  ahora todo el Cielo y toda la tierra sabrán que los dos nos amamos y que somos para la eternidad, Esposo y Esposa.

***

Jesús en el desierto es tentado, permite que el diablo se atreva a tentar a todo un Dios para darme a mí ánimo y enseñarme que la tentación es el crisol de la virtud.
Durante la vida oculta, no se sabe que Jesús haya experimentado tentación alguna, pero en el momento en que se prepara a la vida apostólica, quiere pasar por esta prueba. Cuando Dios quiere servirse de un alma, observa la misma conducta. A los principios, la tiene como oculta, pero cuando se acerca el tiempo de realizar en ella sus designios la prepara por medio de la tentación para que su virtud se robustezca contra los ataques de la vanidad, para que  por su propia experiencia pueda ser más útil al prójimo.   He de contar con su Corazón, que vela por mí y mi consuelo será, más tarde, proporcionado a mis sufrimientos.  ¿No me lo ha demostrado más de una vez?


***

Al meditar la Pasión escribe:

Jesús mío,  ¡qué lección me dais aquí! En el momento de angustia y de tentación, debo acudir a la oración y pedir, si, alivio, pero sobre todo fuerza para hacer vuestra Voluntad.

***

Y contemplando a Cristo crucificado:

Mi morada es su Corazón. Allí me  pondré bien escondida. En este Corazón trabajaré, sufriré, me perderé.    ¡Qué importa ser pequeña...!  Mejor, así llegaré al fondo de este abismo.  ¡Qué alegría conocer ese Corazón y ser su esposa.


ADVERTENCIAS DEL MAS ALLÁ A LA IGLESIA CONTEMPORÁNEA

Parte 18

Por el Padre Arnold Renz


El baile en las Iglesias



J:  ¡Y también esas Iglesias en las que se dice misa por la tarde o por la mañana y a continuación se organizan bailes! Tengo que hablar de sexo y no solamente de baile, porque donde hay baile hay, la mayor parte de las veces, erotismo. Se puede decir que no hay un solo baile en el que no se cometan pecados, sea de cuerpo, sea de espíritu. O bien proporcionan la ocasión de cometerlos mas tarde. El baile solamente viene de nosotros. Pero ahora, hasta los sacerdotes católicos recomiendan estas fiestas y estos bailes. Para que la gente vaya, es necesario que les ofrezcan los bailes. Entonces, la palabra, de orden es: Cervecería, baile con la orquesta tal y tal (ríe nuevamente a carcajadas).

E:  ¡Di la verdad y solamente la verdad en nombre de...!

J:  Se llega hasta el punto o mejor dicho, ya se ha llegado, en ciertos sacerdotes-que se llaman católicos, pero que ya hace mucho tiempo que no lo son- hacen venir a sus iglesias gentes de ciertas sectas, como por ejemplo la Misión de Pentecostés, etcétera...para que den conferencias sobre sus cosas. Si no rige el Espíritu Santo, somos nosotros los que regimos, o sea que hasta cierto punto, es la magia negra la que rige. Y las gentes están cegadas hasta tal punto, que ya no saben ni siquiera donde está el este ni donde está el oeste. Como es natural, para nosotros eso es "un prado segado". Esos son los sacerdotes que tenemos hoy. Hasta la consagración será suprimida en breve, lo esencial de la misa...lo esencial ¿me entendéis? (suspira).

E: ¡Continúa hablando por orden de la Santísima Virgen, y solamente la verdad y únicamente la verdad, por orden de la Santísima Virgen!



Arte religioso.

 
J:  ¡Si, la Santa Virgen! ¡Eso también es algo!Se coloca su estatua por completo en un rincón, o bien al fondo, de forma que se la vea lo menos posible. Desde luego a veces hay una pequeña virgen de bisutería, lo que aún se podría comprender (ríe sarcásticamente). Pero en las estatuas modernas, ya no se sabe si se trata de la mujer de un gangster, o si pertenece ahí arriba (señala hacia lo alto).

E:  ¡Por orden de la Santa Virgen, di la verdad!

J:  Donde hay todavía bellas estatuas de la Santa Virgen, la gente está mejor inspirada para la oración, por eso quieren Los de ahí arriba que...

E:  ¡Continúa diciendo la verdad en nombre de la Santísima Virgen, di todo lo que tienes que decir por su orden!

J:  ...que se expongan bellas obras de  arte, en todo caso bellas estatuas que le gusten a la gente. Como ya he dicho, el tabernáculo tiene que estar en el centro, ricamente dorado -si es posible- de tal forma, que todo el aspecto de la Iglesia sea armonioso. Y que no se parezca a una casita de perro, casi quisiera decir, a una cuadra de cerdos (ríe sarcásticamente).

E:  ¡Di la verdad, por orden de la Santísima Virgen, deja esas expresiones, que viene de abajo!

J:  Vienen de abajo, pero se me ha permitido que las diga (respira fuerte y penosamente).

E:  ¡Continúa diciendo la verdad, todo lo que tienes que decir, por orden de la Santísima Virgen! Continúa hablando.

IDENTIDAD SACERDOTAL - Padre Michel-Marie Zanotti-Sorkine, Tocaba en los night clubs y hoy evangeliza entre musulmanes.



Tocaba en los night clubs y hoy evangeliza entre musulmanes: su parroquia en Marsella está llena...

Rostro hollywoodiano y vida aventurera. El hábito talar, el confesional, la liturgia. Sus misas están llenas, su puerta siempre abierta. Quién es el moderno-antiguo sacerdote que dice: «Ama, aunque sea torpemente, pero ama»

«La imprudencia es la cualidad de los santos». Es uno de los pensamientos contenidos en un libro apenas publicado en Italia, con un título significativoLos tibios van al infierno (Mondadori). El autor es un sacerdote de rostro hollywoodiano y vida aventurera: Michel-Marie Zanotti-Sorkine.


"Ama, aunque sea torpemente, pero ama"

Gracias a un bello artículo de Marina Corradi, tempi.it les habló de él hace un año. La enviada de Avvenire fue a conocerlo a Marsella y describió a este extraño sacerdote que se obstina en moverse con el hábito talar, que se detiene al final de la misa para hablar con los fieles, que ha reanimado una comunidad exangüe no con prontuarios de buenas maneras, sino con el fuego de un raro carisma. «Ama, aunque sea torpemente, pero ama», es uno de sus lemas.


Un músico de night-clubs

Michel-Marie Zanotti-Sorkine está animado por una santa inquietud. La vida misma le ha enseñado que el hombre serio frente al destino no puede estar tranquilo. Nacido en 1959 en Niza de una familia mitad rusa y mitad corsa, se quedó huérfano jovencísimo y fue educado por los salesianos.

Una pasión por la música lo lleva allí donde tenga posibilidad de cantar. Y así se convierte en «un chansonnier en los night-clubs», escribe Corradi. Su vocación al sacerdocio – intuición que ya había tenido de niño – surge de nuevo, aunque en un recorrido zigzagueante hasta su ordenación. Sus “padres” son Joseph-Marie Perrin,que había sido director espiritual de Simone Weil, y Marie-Dominique Philippe, fundador de la congregación de Saint Jean.



Con autocrítica: "Ya no tenemos el sagrado fuego"

Ordenado sacerdote en 2004 por el cardenal Bernard Panafieu, entonces arzobispo de Marsella, se ocupa de los últimos y escribe un libro dedicado a sus “compañeros” sacerdotes: Au diable la tiédeur, al diablo la tibieza, efectivamente. «Seamos honestos, la verdad es esta – dice -: somos nosotros los que ya no tenemos el sagrado fuego. La imagen que damos del sacerdocio es demasiado insignificante. Ya no llega al corazón».


Un párroco normal...

La figura de Zanotti-Sorkine es tanto más interesante cuanto más se la enmarca en lo que es: un párroco. En apariencia no hace nada más que lo que se espera de él. Predica, confiesa todas las tardes – puntual, a las cinco -, se ocupa de las almas que frecuentan Saint-Vincent-de-Paul. Pero es tal vez este “exceso” de normalidad lo que hace que sea tan especial. En el fondo, no intenta hacer otra cosa que obedecer la promesa del catolicismo.¿Queréis ser felices? Sed santos.


Una iglesia llena dónde todo el mundo tiene su sitio

Y, efectivamente, las naves de su iglesia están llenas, la gente va para escuchar sus predicaciones llenas de referencias a poetas, músicos, escritores. Pero también porque padre Michel-Marie no cierra la puerta a nadie: no importa si es rico o vagabundo, joven o anciano, buen parroquiano o impenitente pecador. Es fiel sólo a un precepto verdaderamente loco: «No hay que perder ninguna ocasión, por pequeña que sea, para hablar de Cristo».


Este cura tiene fuego...

Escuchad como habla de él Marina Corradi: «Arde algo en este sacerdote. Arde una fe que quema por el deseo de decirse, de contagiarse. De hecho, en las mañanas de los días laborables lo encuentras en los bares del barrio mientras toma el desayuno con los estudiantes o en la calle, con el hábito al viento, en medio de las mujeres islámicas del Canebière con el velo sobre el rostro.


Una parroquia de Nueva Evangelización

Su ansia es la de entrar en contacto con los alejados, con los que nunca entrarían en una iglesia. Y toda ocasión es buena: uno le pregunta dónde está Correos, él le responde: «le acompaño», intercambian dos palabras, el desconocido menciona a sus niños, el sacerdote sonríe: «tráigamelos, que los bautizaremos».


En las periferias existenciales...

Este hombre parece justamente la encarnación de lo que solicita el Papa Francisco cuando pide que se vaya a las periferias existenciales. Y al mismo tiempo parece conservar el juicio cristalino ratzingeriano que sabe que no existe acogida o bondad que no esté acompañada de fascinación y claridad.

El padre Zanotti-Sorkine cuida la liturgia («quiero que todo sea espléndido alrededor de la eucaristía. Quiero que en el momento de la elevación la gente entienda que Él está aquí verdaderamente. No es teatro, no es pompa superflua: es habitar el Misterio. También el corazón tiene necesidad de sentir»).


Con prostitutas y vagabundos

Padre Zanotti-Sorkine acoge a las prostitutas y a los vagabundos («les doy la comunión. ¿Qué tendría que decir? ¿Volveros honestas, antes de entrar aquí? Cristo ha venido para los pecadores y yo siento ansiedad, si niego un sacramento, que Él un día pueda pedirme cuentas»).

No es despiadado con nadie, sólo con él mismo y un poco también con los sacerdotes. Pero solamente porque siente de una manera innegablemente “amplia” la vocación a la que son llamados: «El sacerdote es “alter Christus”, está llamado a reflejar en sí a Cristo. Esto no significad pedirnos la perfección, sino ser conscientes de nuestros pecados, de nuestra miseria para poder comprender y perdonar a quienquiera que se presente en el confesional».

Cuando lo conoció hace un año el sacerdote se despidió de la cronista de Avvenire con esta frase: «Más envejezco y más entiendo lo que nos dice Benedicto XVI: todo recomienza en Cristo. Podemos sólo volver al origen».


FUENTE: religionenlibertad.com/

LA DEVOCIÓN DE LOS SIETE DOLORES DE LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA - PARTE 1 -




“Dios quiere establecer en el mundo la devoción a Mi Inmaculado Corazón”.



¿Por qué la Devoción al Corazón de Nuestra Madre en Sus Dolores?

Porque Jesús quiere esta devoción.

Jesucristo Mismo reveló a la Beata Verónica de Binasco, que Él se complace más que nos compadezcamos de su Madre que de Él mismo. Le dijo: ‘Hija mía, mucho me agradan las lágrimas que se derraman por mi Pasión; pero amando yo con amor inmenso a mi Madre María, me agrada más aún la meditación de los dolores que Ella padeció en Mi muerte.’

“He aquí por qué son muy grandes las gracias prometidas por Jesús a los devotos de los dolores de María”.1

¡Porque Nuestra Señora también la quiere!

Nuestra Señora se dolió con Santa Brígida porque muy pocos tenían piedad de Ella y la mayor parte de sus hijos vivían sin pensar en ellos: “Miro a todos los que están en la tierra, para ver si acaso hay alguien que me compadezca y medite sobre mis Dolores, y encuentro muy pocos. Por eso, hija mía, aunque muchos me olviden, tú, sin embargo no te olvides de mí; contempla mis Dolores y compadécete cuanto puedas.”

“Por esta razón la Bienaventurada Virgen Misma apareció en el año 1239 al fundador del Orden de los Servitas, o siervos de María, a pedirles instituir un orden religioso para conmemorar Sus dolores”.


Es un pedido importante del Cielo dado en Fátima.

En Fátima, en 1916, el Ángel de la Paz apareció a los tres pequeños videntes, Lucía, Francisco y Jacinta, y después de animarlos a rezar y de enseñarles una oración de adoración, dijo: “Los Corazones de Jesús y de María están atentos a la voz de vuestras súplicas.”

En Fátima, el 13 de junio de 1917, Nuestra Señora, después de informar los tres pastorcitos de que Jacinta y Francisco irían en breve al Cielo, pero que Lucía quedaría en la tierra algún tiempo más – dijo a Lucía: Jesús quiere servirse de ti para darme a conocer y amar”, Nuestra Señora dijo entonces: “El quiere establecer en el mundo la devoción a Mi Inmaculado Corazón…”

En Fátima, el 13 de julio de 1917, después de que los pastorcitos habían sido aterrorizados por la visión del infierno, Nuestra Señora les dijo: “Habéis visto el infierno, a donde van las almas de los pobres pecadores; para salvarlas (las almas de los pobres pecadores),

Dios quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón. Si hicieran lo que os voy a decir, se salvarán muchas almas y tendrán paz...”

Jesús explicó más Su voluntad a Sor Lucía. En respuesta a su pregunta sobre la razón para no convertir a Rusia sin el Papa haciendo la Consagración de Rusia, Jesús dijo: Porque quiero que toda Mi Iglesia reconozca esa consagración como un triunfo del Inmaculado Corazón de María, para después extender su culto y poner, al lado de la devoción de Mi Corazón divino, la devoción a este Corazón Inmaculado.”


Santos y Doctores de la Iglesia promueven esta devoción

Dice San Alberto Magno que “así como tenemos que estar agradecidos a Jesús por su Pasión, sufrida por amor nuestro, así también tenemos que estar llenos de gratitud hacia María Santísima por el martirio que, al morir su Hijo, quiso soportar voluntariamente para salvarnos”. Y lo quiso soportar – decimos – ‘voluntariamente’, porque como reveló Santa Inés a Santa Brígida, “nuestra piadosa y benigna Madre prefirió sufrir todos los martirios, antes que tolerar que las almas quedaran sin redimir, abandonadas a su antigua perdición”.

La tristeza de María era tan grande que, si fuese dividida por todos los hombres, sería suficiente para causarles muerte inmediata”. …San Bernardino de Siena.

“Mientras otros mártires sufrieron sacrificando sus vidas, la Santísima Virgen sufrió sacrificando la vida de Su Hijo – una vida que Ella amaba mucho más que la Suya; y así sufrió no sólo en Su alma lo que Su Hijo suportó en Su cuerpo, sino además de eso viendo los tormentos de Su Hijo trajo más dolor a Su corazón de que si Ella hubiese suportado en Su propia persona” …San Antonino.

“La pasión de Jesús comenzó con Su nacimiento. De la misma manera María, en todas las cosas, semejante a Su Hijo, suportó Su martirio a lo largo de Su vida”. …San Bernardo.

Fue “revelado a Santa Brígida” por un ángel “que la Santísima Virgen, aun antes de hacerse Su Madre, sabiendo cuanto fuese a sufrir el Verbo Encarnado por la salvación de los hombres, y con compasión por este Salvador inocente, Que sería llevado a una muerte tan cruel por crímenes que no eran Suyos, aun entonces comenzó Su gran martirio”.

“Los mártires suportaron los tormentos en sus cuerpos. María sufrió los Suyos en Su alma”. …San Alfonso de Ligorio. “Ahora, como el alma es más noble que el cuerpo, así mucho mayores fueron los sufrimientos de María de que los de todos los mártires, como Jesucristo

Mismo dijo a Santa Catarina de Siena: ‘Entre los sufrimientos del alma y los del cuerpo no hay comparación’”.

“La Santísima Virgen María, por el amor que nos dedicaba, estaba dispuesto a ver Su Hijo sacrificado a la Justicia Divina por la barbaridad de los hombres. Este gran tormento, pues, que María suportó por nosotros – un tormento mayor de que mil muertes – merece nuestra compasión y nuestra gratitud. Si no podemos corresponder más a un tal gran amor, al menos dediquemos algunos momentos en este día de hoy para considerar cuan grandes fueron los sufrimientos por los cuales María se hizo Reina de los mártires; porque los sufrimientos de Su gran martirio excedieron los de todos los mártires, en primer lugar por ser los más largos, y en segundo lugar por ser los mayores en intensidad”. …San Alfonso de Ligorio.

“Nuestra Madre del Cielo tiene un tal amor por nosotros que merece nuestra gratitud, y esa gratitud debería demostrarse por lo menos meditando en Sus Dolores y teniendo compasión por Ella en ellos”.…San Alfonso de Ligorio.


En las palabras de la Iglesia:

El Papa Benedicto XIII, en 1724, promulgó y recomendó la práctica de la devoción a los Dolores de Nuestra Señora, al conceder muchas indulgencias para quien rece el Rosario de los Siete Dolores. (vea la página 9)

Los Dolores de Nuestra Señora son conmemorados dos veces por año en el Calendario Litúrgico: el 15 de septiembre y en viernes antes de Domingo de Ramos. El hecho de que los Dolores de la Santísima Virgen María sean conmemorados dos veces por año en el Calendario Litúrgico Romano demuestra la importancia que esta devoción tiene para el Cielo.


La historia de la Devoción

La devoción a la Madre Dolorosa tiene su origen en los primeros tiempos de la Iglesia. El primer ejemplo es de San Juan al pie de la Cruz. Esta devoción ganó un lugar en la historia de la Iglesia a través de la narrativa del Evangelio de San Juan – “Estaban al mismo tiempo junto a la cruz de Jesús su madre…” (Jn. 19:25).

Aunque la devoción siempre hubiese sido parte de la piedad católica, sólo en el Siglo XIII comenzó a florecer mucho más la devoción de meditar en los dolores de Nuestra Señora. En Florencia, siete hombres santos de familias nobles dejaron la ciudad, en procura de la solidad en el Monte Senario, y juntos formaron una comunidad, dedicando sus vidas a la oración y a la penitencia. Los siete santos hombres tenían todos una fuerte devoción a Nuestra Señora.


EL HÁBITO POR SUPUESTO QUE HACE AL MONJE



Durante años, al hablar de la sotana hemos repetido lo de que el hábito no hace al monje, lo de que conocemos a curas con clergyman que son muy malos, y que hay sacerdotes vestidos de laicos que son buenísimos. Sí, sí, todo eso es verdad. Sinceramente, es verdad. Pero a estas alturas ya no tengo ningún interés en presentar excusas y disculpas cada vez que hago ciertas afirmaciones. Lo digo bien alto y bien claro, y lo repito cien veces: vestir de sacerdote es importantísimo. IM-POR-TAN-TÍ-SI-MO. 

Si alguien piensa que es una cuestión muy accidental, carente de verdadera importancia y tal, pues que lo siga pensando, es muy libre de hacerlo.

Sólo tienes que ver cómo va vestido un sacerdote si con grises y pantalones vaqueros, si un poco desastrado o con un impoluto y cuidado clerygman negro, si con sotana vieja y remendada o con el pelo largo y una docena de pins en la camisa, para tener una certera idea de cómo piensa, de cual es su teología, su espiritualidad y hasta su grado de adhesión al Magisterio. Esto es así y lo sabe hasta la última sacristana del más pequeño pueblo. Pero parece ser que los teóricos no acaban de una verdad como ésta del tamaño de un elefante.

Insisto, el sentido común, la experiencia y un cierto grado de inteligencia nos indican que ves cómo va vestido un sacerdote y ya te haces una idea bastante cabal de su teología y espiritualidad. Esto es así y el resto son cuentos celestiales a mil años luz del planeta Tierra.

Por eso, lo repito una vez más, es importantísimo que los sacerdotes vayan con sotana, en la iglesia, por la calle, en los cumpleaños, en el autobús y en todas partes. Si se hiciera, la Iglesia ganaría en visibilidad, el sacerdocio se haría visible en las calles de los pueblos y las ciudades. Hasta la misma labor sacerdotal cambia mucho de ir vestido de un modo o de otro. Hasta la misma consideración que tiene el sacerdote de su estado cambia si se ve día tras día, hora tras hora, vestido con una sotana.

Lamento parecer tan simplón y tan retrógrado. Pero no es que lo parezco, lo soy. Cada vez amo más la involución. Una involución sin complejos, con ganas y energía. La contrarrevolución, creedme, es el futuro. Lo que nos han vendido como modernidad es una mula coja.


FUENTE: blogdelpadrefortea.blogspot.com/


MIL MÁXIMAS DE DON BOSCO - ENTREGA 7 -


MIL MÁXIMAS DE DON BOSCO




EDUCACIONALES

372 Si queréis triunfar entre vuestros alumnos, no os mostréis nunca resentidos contra ninguno. (XVII, 271).

373 La base de toda educación es cuestión de corazón. (BAC. 35).

374 Los afectos sensibles son espinas terrenales, la simpatía o antipatía apartan al educador de su verdadero fin, lo hacen vulnerable, lo distraen de su misión e impiden que adquiera méritos para la eternidad. (III, 35).

375 Soporta con paciencia los defectos de los demás, si quieres que te soporten a ti. (P.M. 3).

376 Quien quiere ser amado, ame, quien es amado obtiene todo, especialmente de los jóvenes. (XVII, 111).

377 Procura ser amado, más bien que ser temido. (X, 1041).

378 Si queréis ser obedecidos y respetados, haceos querer bien. (XIII, 826).

379 Las impresiones que más perduran en el corazón de los jóvenes, son las que reciben durante su formación. (X, 1022).

380 De la sana educación de la juventud, depende la felicidad de las naciones. (XII, 700).

381 Recordad que ciencia sin conciencia, es la ruina de nuestra alma. (VIII, 166).

382 No peguéis jamás a ningún niño por ningún motivo. (VI, 391).

383 La juventud antes de los doce años no es capaz de hacer ni gran bien, ni gran mal. (IX, 855).

384 La primera felicidad de un niño es saber que es amado. (IV, 455)

385 La educación de un niño debe tener por base la formación de la voluntad. (XV, 78).

386 En los jóvenes, un principio de duda les hace mucho mal. (III, 469).

387 Nunca os expreséis con desprecio de un joven por ningún defecto, mucho menos en presencia de él o de sus compañeros. Cualquier advertencia, dádsela confidencialmente, en privado y con mucha dulzura. (VII, 508).

388 Enseñad de buena gana el Catecismo; sazonad la clase con ejemplos de caridad hechos por los santos, que demuestren la misericordia y la justicia de Dios, y ciertamente seréis escuchados con avidez. (IX, 713-4).

389 La afabilidad sea vuestra manera de tratar; ganaos los corazones de los jóvenes por medio del amor: recordad siempre la máxima de San Francisco de Sales: "Más moscas se cazan con una
gota de miel que con un barril de vinagre". (IV, Cap. VIII).

390 Las notas características en la clase sean: dulzura, caridad y paciencia. Nada de palabras mordaces, ni bofetones.

Se deben usar castigos suaves, y siempre de tal manera que después de las reprensiones se vuelvan más amigos nuestros, y no se alejen avergonzados de nuestro lado. (IV, Cap. VII).

391 Convénzanse a los jovencitos de la importancia de la Confesión y Comunión para que la practiquen; compréndanla ante todo , aquellos que se ocupan de su educación, para poder insinuarla. (VI, 145).

392 Recomendad a los jóvenes la confesión y comunión frecuentes. (Recuerdos a los Primeros Misioneros).

393 Las cosas que ordinariamente faltan en las confesiones de los niños son: dolor de los pecados y el propósito.

Cuando faltan uno u otro de estos requisitos por su ignorancia, aconséjese al niño que se instruya frecuentando las clases de religión o estudiando el catecismo, si ya es capaz de leer y comprender lo que lee. En caso de duda, si no se encuentra falta grave, se le puede dar la bendición solamente. (I, 153).

394 Hágase notar, dígase y predíquese siempre que María Auxiliadora ha obtenido y obtendrá siempre gracias particulares, y aún extraordinaria y milagrosas a los que ayudan cristianamente a la juventud en peligro, con obras, con consejos, con el buen ejempli o simplemente con su oración. (XVII, 260).

395 Para el buen éxito con los niños, hay que ser amables con ellos. Lograr que os busquen y no os teman.

Demostradles y convencedlos que deseáis la salvación de su alma. Corregid con paciencia y caridad sus defectos.

Sobre todo abstenéos de golpearlos. En fin, haced de modo que cuando os vean, corran a vuestro encuentro y no
que os huyan. (IV, Cap. VII).

396 Sed los primeros en encontraros en la clase y los últimos en salir de ella. (IV, Cap.VII).

397 Hazte amar primero y después te obedecerán con suma facilidad. (I, 153.4).

398 Si queréis conquistar estas ovejitas, no las trates a golpes, sino gánatelas con dulzura y con afecto. (Sueño - I, 425).

399 ¿Por qué hemos de desanimarnos y avergonzarnos cuando en la educación de los niños no nos vemos inmediatamente correspondidos?. Sembremos e imitemos al campesino que espera con paciencia el tiempo de la cosecha. (IV, Cap.VII).

400 Es necesario que el Señor tome posesión del corazón de los niños, mucho antes de que sean dominados por el
vicio. (IV, 385). 22

401 Más vale un poco de rumor (alboroto), que un silencio forzado. (V, 845).

402 Para lograr disciplina entre los jóvenes, no sirven ni la ira ni los ímpetus momentáneos; se requiere una gran paciencia, o sea, constancia, perseverancia y sacrificio. (XII, 475).

403 Teniendo el esquema de la predicación bien preparado, todo está hecho; las palabras las darán las circunstancias.

El exordio tómese de cualquier acontecimiento de lugar, de tiempo o de ocasión. Son de máxima utilidad las comparaciones, las parábolas y los ejemplos. (II, 230).

404 No consideres como amigo al que siempre te alaba y no tiene valor para decirte tus defectos.(P.M.4).

405 Son semillero de buenas costumbres entre los alumnos: la precisión en el horario y la puntualidad de todos en su propio cargo. (XIII, 247).

406 Si se puede hágase algún servicio, y dése también algún subsidio siempre en los límites
aconsejados y permitidos por el Superior respectivo. (XVII, 269).

407 Cuando se sepa que en la Casa haya sucedido algo reprobable, especialmente contra la Ley de Dios, debe respetuosamente comunicarlo al Superior. Él sabrá usar la debida prudencia a fin de evitar o impedir un mal mayor. (XVII, 268).

EJERCICIOS

408 Los ejercicios espirituales son la mejor ocasión para romper ciertas relaciones malsanas. (XII, 55).

409 Es una gran fortuna hacer los ejercicios espirituales, porque es la oportunidad para asegurarse el Paraíso. (XII, 326).

410 El silencio es uno de los principales requisitos para hacer debidamente y con fruto, los Santos Ejercicios. (XI, 235).

411 Durante los ejercicios es importante tratar el problema de la vocación. (XIII, 399-400).

412 Dios suele conceder gracias extraordinarias durante los ejercicios espirituales. (IX, 994).

413 Los ejercicios espirituales son el tiempo más propicio durante el cual el Señor suele comunicar sus luces y gracias especiales. (XI, 234).

414 Cada uno considérese, como si estuviera solo haciendo los ejercicios espirituales, y piense que los hace por última vez. (XII, 444).

415 El silencio es el fundamento del buen éxito de los santos ejercicios espirituales. (XIII, 446).

416 El poder hacer los ejercicios espirituales es una gracia extraordinaria; por lo tanto hay que hacerlos bien, y para hacerlos bien, hay que poner en práctica lo que se expone en los sermones y en las lecturas. (XIII, 753).

417 Dios tiene preparadas gracias especiales para cada uno de los días de los ejercicios espirituales. (XVI, 603).

418 Durante los ejercicios espirituales se suelen poner en orden todos los problemas de la conciencia. (XIII, 419).

419 En los ejercicios espirituales se examina qué cosa se ha hecho en el año que ha transcurrido, para dar cuenta a Dios, preparar las cosas mejor para el año entrante, y hacer propósitos para corregir las negligencias pasadas. (XII, 445).


FE Y ESPERANZA

420 Estando junto a la cruz, venceremos a nuestros enemigos. (BAC. 603). 23

421 El sostén de nuestra paciencia es la esperanza en el premio futuro. (XII, 458).

422 Si verdaderamente escucháis a Dios y os acercáis a Él, os dará el ciento por uno. (BAC. 587).

423 Es imposible no vencer las tentaciones acudiendo en tales peligros a la presencia de Dios Nuestro
señor. (BAC. 676).

424 Una impresión funesta, recibida en la edad tierna, debida a una conversación imp rudente, puede traer como fatal consecuencia la pérdida de fe y de buenas costumbres. (III, 314).

425 Nada te turbe, quien tiene a Dios, lo tiene todo. (IV, 516).

426 ¡Ánimo!. La misericordia de Dios es infinita. (VII, 401).

427 Como profesión pública de fe, hágase la Señal de la Cruz con devoción y respeto. (III, 588).

428 Para vencer en las pruebas más duras se requiere mucha fe en Dios. (VII, 319).

429 La fe, para ser viva y fructífera, debe ser siempre iluminada y guiada por el vicario de Jesucristo. (IX, 228).

430 Fe y oración, he aquí el mejor arma, y nuestro apoyo. (XV, 805).

431 Dios no abandona jamás a ninguno. (V, 160).

432 Cueste lo que costare, Dios nunca será demasiado caro. (XIII, 393).

433 La ayuda de Dios nunca falla, si se trabaja de veras con fe y confianza. (XIV, 650).

434 ¿Los tiempos son difíciles?. Siempre fueron así, pero Dios nunca dejó de prestar su ayuda. "Christus heri et hodie". (Salotti, 515).

435 Cuando os encontréis en peligro o en suma pobreza, alzad los ojos al cielo. Dios acudirá a vuestra humilde oración. (La Casa de la Fortuna, Acto I, escena II).

436 Dios es bueno, Dios es omnipotente; si permite tribulaciones, es para sacar mayor bien y mostrar su misericordia y poder. (VII, 461).

437 No importa lo que haga Satanás, ahora es su tiempo; pero vendrá tamb ién el momento de la victoria. (VII, 73).

438 Si hubiese tenido cien veces más fe de la que tengo, hubiera hecho cien veces más de lo que hice. (XVIII, 587).

439 Sin el aliento de la fe, todos los imperios caen, las naciones se desmoronan y las obras que el homb re hace, no sirven para nada. (VIII, 67).

440 Es más cristiano encender una cerilla, que maldecir las tinieblas. (BAC. 10).

441 Portáos de tal manera que mañana no tengáis que avergonzaros. (VII, 424).



"A MIS SACERDOTES" DE CONCEPCIÓN CABRERA DE ARMIDA. CAP. LXXXIII. UNIFICACIÓN CON LA VOLUNTAD DIVINA

Mensajes de Nuestro Señor Jesucristo a sus hijos predilectos.

LXXXIII



Unificación con la Voluntad Divina



"Para dar fruto en las almas, los sacerdotes tienen que estar injertados en Mí; más aún, ser otros Yo mismo, unos en Mí en la unidad de la Trinidad. Sin lo cual, serán vanos sus esfuerzos, infecundos sus trabajos propios, porque les faltará la savia divina, santa y fecunda del Espíritu Santo.

Y como uno de los fines de todos los sacerdotes es el de salvar almas, para ser salvadores tiene que unirse, repito, íntima y absolutamente al único Salvador. Deben conformar en todo su conducta con la mía en la tierra, siempre de paz, de olvido propio y de caridad; deben identificar sus ideales con los míos; sus aspiraciones, su vida toda con la mía: deben descender a la práctica y preguntarse a menudo, qué haría Yo en tal o cual ocasión, cuál sería mi pensamiento en tal o cual asunto, cuáles mis resoluciones y mi criterio en tal o cual conflicto; y descender, repito, a los pormenores de la vida privada y apostólica.

Pero más, mucho más: deben vivir mi misma vida interior, toda orientada a mi Padre, y tener la pasión amorosa y santa que me movía a obrar sólo por Él.  Ésa fue mi vida en la tierra, ésa ha sido y es mi vida en el cielo: amar, venerara y dar gusto a mi Padre, y tener  una sola voluntad con la suya; y ésa es la perfección del amor del hombre, el fin supremo de la transformación en Mí.

En ese acto amoroso de supremo abandono a la voluntad de mi Padre está la perfección, la más alta y acabada santidad. Y ¿por qué? Porque lleva a la unidad, lo más subido de la unidad, la consumación en Dios de lo más grand que tiene el hombre, de lo que es suyo, de la voluntad humana unificada con la voluntad divina.

Entonces ya no hay dos voluntades, sino una sola voluntad, la de Dios, la que ha absorbido -en cierta manera- la voluntad de la criatura. Si pudiera decirse, diría que éste es el carácter más sublime de la Trinidad, lo supremo de su santidad, la divina esencia de la unidad: el que las tres Personas divinas no tengan sino una sola Voluntad, un solo querer en la eternidad de sus miras, en la inmutabilidad de su Ser. En esa purísima, sapientísima, indisoluble y acorde Voluntad es feliz la Trinidad, y esa Voluntad se extiende a todo lo creado, partiendo de un solo Centro, ¡de la unidad!

Pero en esa voluntad única está de asiento la Sabiduría, el Poder, la Caridad, la Justicia, la Santidad, etc., etc.  En esa voluntad está Dios, está la esencia de la unidad, repito, está la paz, la estabilidad, la unión, ¡el cielo!

Por eso en la tierra, no puede eximirse ni un instante de esa Voluntad representada por mi Padre, por la misma Divinidad que en Mí llevaba; todo lo refería a la voluntad de mi Padre y mi mayor dicha era complacerlo aun en las voluntarias inmolaciones que eran la expresión de su voluntad en Mí; y mi aliento y mi vida era complacer esa voluntad adorable. Por eso todo cuanto hacía lo refería a mi Padre, y no permití quitar ni una sola tilde a su voluntad, amorosa y crucificante.


Me sometí feliz, como hombre, a su voluntad amorosísima, aún en las torturas morales y materiales, permitidas sapientísima y amorosísimamente por mi amado Padre. El solo pensamiento de esa voluntad divina endulzaba infinitamente los sacrificios de un Dios hombre.

Y por eso mi Corazón anhelaba con ansia verme crucificado, porque hasta allá llegaba la voluntad de mi Padre, toda amor, al sacrificarme: por ser Dios, para que tuvieran mérito y eficacia mis expiaciones; y como hombre, para darme un trono sobre todo trono y hacerme Cabeza de su Iglesia amada, lo que es también como premio para la humanidad entera.

Esa voluntad de mi Padre fue infinitamente amorosa al darme al mundo para ser inmolado por su salvación; y mi premio, en la economía de sus sapientísimos planes, fue hacerme Cabeza de mi Iglesia, y en Ella, de la humanidad entera.

El gran premio de mi sacrificio fue el darme esa Esposa Inmaculada, virgen fecunda y Madre de la humanidad; me costó la vida conquistar ese puesto, esa soberanía universal en mi Iglesia: en la Cruz sellé mi reinado en el mundo.

Conquiste entonces, con mis más terribles dolores, las vocaciones de mis sacerdotes, su ayuda, su cooperación, la gracia de su transformación en Mí, hasta llegar al punto sublime de la unidad; los hice también cabeza de mi Iglesia, unidos, injertados en la Vid, que soy Yo para que corriera pos sus venas mi misma savia los mismos ideales, los mismos quereres, la misma voluntad, una con la del Espíritu Santo.

Quería llegar algún día a realizar mi ideal perfecto que apenas entonces, en la última Cena, dejé translucir en mi plegaria al Padre, antes de dejar a mis Apóstoles (semilla primitiva de mi Iglesia): el consumarlos en la unidad, que ha sido y que es todo el anhelo de mi Corazón.

Pero todo este plan se concreta en una sola cosa: en que tengan mis sacerdotes en su transformación en Mí, una sola voluntad con la de mi Padre.

No tan solo quiero y he pedido en estas confidencias lo más grande que tiene el hombre, lo único suyo y que persigo: su voluntad; sino que quiero llegar al límite, que esa voluntad se pierda en la Voluntad de mi Padre, como se perdió la mía, en cuanto hombre, siendo una sola voluntad en la Voluntad divina de la Trinidad.

Pues bien, si Yo, Dios-hombre, tuve que conquistar con mis inmolaciones voluntarias y hasta con mi propia vida el ser Cabeza de mi Iglesia amada, también a los sacerdotes, a mi imitación, debe costarles el ser cabezas de mi Cuerpo místico, del desarrollo de mis planes redentores y salvadores en mi Iglesia. Y ¿cómo? Con la moneda con que compré Yo esa supremacía sobre toda la humanidad: con el amor, y el abandono, y el vivo anhelo de hacer siempre y en cualquiera circunstancia la divina voluntad de mi Padre hasta el heroísmo, hasta la muerte.

Si los sacerdotes son otros Yo, tienen que llevar en sí mismos los mismos sentimientos que Yo; y el más puro, y el más santo, perfecto y justo que tuvo mi Corazón, que fue el de someter voluntaria, amorosa y confiadamente mi voluntad a la de mi Padre, y gozarme en ella siempre, hasta entregar mi espíritu en sus manos, en su amoroso seno, en su mil veces adorable voluntad.

Eso deben hacer mis sacerdotes, cabezas de mi Iglesia santa y de las almas: imitarme en ese punto capital, el más santo y perfecto de su transformación en Mí; en identificarse plenamente con la voluntad santísima de mi Padre.

Y hemos llegado a lo más alto, a lo que más puede glorificarme como Dios-hombre: el hacer mis sacerdotes otros Yo, pero especialmente con el sentimiento más íntimo y más de mi Corazón, el de la voluntad de mi Padre, que constituyó mi  vida en la tierra y el florón más alto y divino para mi Iglesia, ¡la adorable Voluntad de mi Padre!

Si los fieles me aman, si quieren glorificarme, como es su deber de amor, nada más grande pueden hacer por Mí que lo que hagan por mis sacerdotes, que es como si lo hicieran por Mí mismo; pues ya saben que lo que a ellos les hacen, a Mí me lo hacen; aunque ahora, en el sentido del bien. Y nada más grande pueden hacer por ellos que pedir esa unificación de sus voluntades en la de mi Padre, que es la Mía, que es la unidad en la Trinidad".



ORACIONES POR LOS SACERDOTES



DANOS SACERDOTES SANTOS, SEGÚN TU CORAZÓN


Danos sacerdotes según tu Corazón.
Para que sea santificado tu nombre,
Danos sacerdotes según tu Corazón.
Para que venga tu Reino,
Danos sacerdotes según tu Corazón.
Para que tu voluntad se cumpla en el Cielo Como en la tierra,
Danos sacerdotes según tu Corazón.
Para darnos el Pan de la vida,
Danos sacerdotes según tu Corazón.
Para perdonar nuestras culpas,
Danos sacerdotes según tu Corazón
Para que nos ayuden a superar las tentaciones,
Danos sacerdotes según tu Corazón.
Y a ellos y a nosotros líbranos de todo mal. Amen



ORACIÓN DIARIA POR LOS SACERDOTES




Que todos traten de hacerse perfectos como el Padre celestial es perfecto: Señor, danos Sacerdotes santos.

Que la Santa. Misa sea ofrecida continuamente por la vida y necesidades del mundo: Señor, danos Sacerdotes santos.

Que el Santísimo sea amorosamente accesible y adorado: Señor, danos Sacerdotes santos.

Que el Evangelio sea proclamado fielmente y sin descanso: Señor, danos Sacerdotes santos.

Que en la absolución sacramental encontremos nuestra paz y felicidad: Señor, danos Sacerdotes santos.

Que la unión en la oración traiga la unión entre todos los cristianos: Señor, danos Sacerdotes santos.

Que nuestras Iglesias locales y sus líderes sean siempre leales al Santo Padre: Señor, danos Sacerdotes santos.

Que toda vida humana sea protegida y defendida como sagrada: Señor, danos Sacerdotes santos.

Que la misericordia de Dios se extienda a los pecadores, moribundos y difuntos: Señor, danos Sacerdotes santos.

Que la juventud tenga ayuda para crecer libre de las drogas y toda adición: Señor, danos Sacerdotes santos.

Que los encarcelados, los ancianos y los sin techo encuentren fe y esperanza en Cristo: Señor, danos Sacerdotes santos.

Que el amor de Cristo sane los desamparados, los que guarden cama y los enfermos: Señor, danos Sacerdotes santos.

Que Cristo sea la meta y el gozo de los jóvenes y los fuertes: Señor, danos Sacerdotes santos.

Que los que han oído la llamada de Dios escúchenlo para hacerse líderes futuros: Señor, danos Sacerdotes santos.

OREMOS. Dios de misericordia y santidad, escucha el grito angustiado de tu pueblo para tener sacerdotes santos que les guíen. Llena sus corazones con celo luminoso a fin de que puedan desempeñarse dignamente en tu presencia, sean siempre leales a tu Iglesia, y alcancen amarte con un amor eterno.

Te lo pedimos por Cristo, nuestro Señor.

Amén.

UN SACERDOTE QUE AMA A JESUCRISTO -



En estos tres vídeos podemos ver y escuchar a San José María Escrivá de Balaguer dirigiendo unas palabras de reflexión acerca del sacerdocio y también ofrece unos buenos consejos a los sacerdotes sobre la genuflexión, el rosario, el confesionario y otras cuestiones de gran interés espiritual









FUENTE: corazoncatolico.blogspot.com/


Pbro. ERNESTO MARÍA CARO OSORIO - ¿HA AUMENTADO LA INFLUENCIA DE SATANÁS?




TODO ME HABLA DE TI - 8 -







MONSEÑOR JOSÉ LUÍS LACUNZA ES NOMBRADO CARDENAL DE PANAMÁ



El papa Francisco elevará a cardenal al obispo de David, José Luis Lacunza Maestrojuán, en el consistorio convocado para el próximo 14 y 15 de febrero, donde creará a otros 14 purpurados. 

El pontífice desveló el pasado domingo 4 de enero, durante el rezo del Ángelus en la Plaza de San Pedro, la identidad de los 15 nuevos cardenales provenientes de 14 países distintos, entre los que figura el obispo de David, lo que le concede derecho a voto en un eventual cónclave para elegir a la nueva cabeza de la Iglesia católica.

El Papa dijo también que el nuevo cardenal mexicano será Alberto Suárez Inda, arzobispo de Morelia, y el de Uruguay será Daniel Fernando Sturla Berhouet, arzobispo de Montevideo.

Para Panamá, es su primer cardenal. Según ha anunciado el propio pontífice, el 12 y 13 de febrero tendrá lugar un consistorio con todos los cardenales para reflexionar sobre la reforma de la Curia Romana. Es el segundo consistorio de Francisco. 

En todo su pontificado ha creado 39 cardenales de los 228 que componen el colegio cardenalicio, ocho con más de 80 años de edad, y por tanto sin derecho a votar en un posible cónclave para elegir a un nuevo jefe de la Iglesia católica. 

Italia es el país que más cardenales suma con 51, seguida de Estados Unidos con 19.



UNA SORPRESA PARA LACUNZA

Como todos los domingos, Lacunza ofició hoy la misa en la Iglesia Catedral de San José de David. Allí dijo que se enteró de la noticia a través de una llamada recibida por su hermana desde España.

El obispo de David contó que luego llamó al nuncio apostólico Andrés Carrascosa Coso, quien le explicó que el Papa tiene su estilo particular de comunicar sus decisiones. Esta vez, en efecto, lo hizo a través de los medios de comunicación. 

Lacunza, quien reiteró que está muy emocionado con la designación, informó que en febrero próximo viajará a Roma, Italia, para su investidura. Sin embargo, aseveró que espera mantenerse al frente de la Iglesia católica en Chiriquí.

Más temprano, el obispo de 70 años dijo que “todavía no podía reponerse del susto”, luego de enterarse del anuncio del Papa. En declaraciones a Radio Panamá, enfatizó que haría todo lo posible porque el gesto del pontífice “no caiga en el vacío”. Remarcó que hará lo que esté a su alcance por apoyar la gestión papal.

A su vez, Lacunza pidió las oraciones de los panameños para que pueda cumplir con el voto de confianza del papa Francisco. “Haré lo mejor que pueda”, afirmó.

La noticia también sorprendió a los chiricanos, porque es primera vez que un obispo radicado en Panamá es designado cardenal.

Por su parte, el presidente panameño Juan Carlos Varela –a través de su cuenta de Twitter– dijo que compartía la alegría que siente el pueblo panameño por la designación del monseñor José Luis Lacunza como nuevo cardenal.

A su vez, el arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, expresó la "alegría” por el anuncio y pidió oraciones por Lacunza.



BIOGRAFÍA DE MONSEÑOR JOSÉ LUIS LACUNZA MAESTROJUAN


Formación

Hizo Estudios de Bachillerato en el Seminario Menor “San José” de los Padres Agustinos en Artieda (España); los estudios de Filosofía en el Seminario Nuestra Señora Valentuñana, Sos del Rey Católico (Zaragoza) y Seminario Mayor de Pamplona; y los estudios de Teología en el Seminario Mayor de Pamplona.

Hizo el Noviciado en la Orden de los Agustinos Recoletos en España (1963 – 1964). Profesó los Votos Simples en la misma orden el 14 de septiembre de 1964 en Pamplona y los Votos Solemnes el 16 de septiembre de 1967 en Pamplona. Fue ordenado sacerdote el 13 de julio de 1969 en Pamplona.

Consiguió la Licenciatura en Filosofía e Historia de la Universidad Nacional de Panamá, con su Tesis de Grado: “Fundamento Espiritual de la Edad Moderna”

Fue nombrado Obispo Auxiliar de Panamá el 30 de diciembre de 1985 con la Sede Titular de Partenia y recibió la Ordenación Episcopal el 18 de enero de 1986.


Destinos y cargos

- Profesor de Latín y Religión en el Colegio Nuestra Señora del Buen Consejo de Madrid.

- Profesor de Religión, Matemáticas, Artísticas, Sociología, Latín y Filosofía en el Colegio San Agustín, Panamá.

- En el período de 1979 a 1985 fue Rector del Colegio San Agustín, Panamá.

- Consejero Provincial de la provincia de Centroamérica y Panamá de 1976 a 1982.

- Administrador de la misma Vicaría de 1976 a 1985.

- Presidente de la Federación de Educadores Católicos de Panamá.

- Miembro de la Junta de Directores de la Universidad Católica Santa María la Antigua (ASMA.) en Panamá de 1980 a 1985.

- Miembro del Concejo Presbiteral. Arquidiocesano de panamá en 1984.

- Rector de la USMA en 1985.

- Rector del Seminario Mayor San José.

- Vicario General. Vicario Episcopal para la Educación y Vicario Episcopal de la Ciudad.

- A nivel nacional fue Presidente de la Conferencia Episcopal Panameña.

- Presidente del Departamento de Educación y Cultura.

- Delegado de la C.E.P. ante la USMA.

- A nivel continental, fue Secretario General del Secretariado Episcopal de América Central (SEDAC). Responsable de la Sección de la Pastoral para la Cultura del Consejo Episcopal latinoamericano (CELAM)

- Fue nombrado Obispo de Chitré el 29 de octubre de 1994.

- Fue nombrado Obispo de David, el 28 de agosto de 1999.


La función de los cardenales


Los cardenales de la Santa Iglesia Romana constituyen un Colegio peculiar, al que compete proveer a la elección del pontífice, según el Código de Derecho Canónico vigente desde el año 1983.

Los cardenales asisten al Romano Pontífice tanto colegialmente, cuando son convocados para tratar juntos cuestiones de más importancia, como personalmente, mediante los distintos oficios que desempeñan ayudando sobre todo al Papa en su gobierno cotidiano de la Iglesia universal.

Según el artículo 350 del Código de Derecho Canónico, el Colegio cardenalicio se divide en tres órdenes: el episcopal, el presbiteral y el diaconal. Al episcopal pertenecen los cardenales a quienes el pontífice asigna como título una Iglesia suburbicaria. Los patriarcas orientales están adscritos al presbiteral y el diaconal.

Para ser promovidos a cardenales, el Papa elige libremente entre aquellos varones que hayan recibido al menos el presbiterado y que destaquen notablemente por su doctrina, costumbres, piedad y prudencia en la gestión de asuntos; los que aún no son obispos deben recibir la consagración episcopal.

Los cardenales son creados por decreto del Romano Pontífice, que se hace público en presencia del Colegio Cardenalicio; a partir del momento de la publicación tienen los deberes y derechos determinados por la ley.

Los cardenales ayudan todos ellos colegialmente al Pastor supremo de la Iglesia, sobre todo en los consistorios, en los que se reúnen por mandato del Papa y bajo su presidencia; hay consistorios ordinarios y extraordinarios.

A los Padres Cardenales que están al frente de dicasterios u otros institutos permanentes de la Curia Romana y de la Ciudad del Vaticano se les ruega que, al cumplir 75 anos de edad, presenten la renuncia de su oficio al Romano Pontífice, el cual proveerá, teniendo en cuenta todas las circunstancias.

Los cardenales tienen el deber de cooperar diligentemente con el Papa; por tanto, aquellos que desempeñen cualquier oficio en la Curia y no sean obispos diocesanos, están obligados a residir en la Urbe. 

Los cardenales a quienes se ha confiado una diócesis en calidad de obispo diocesano, han de acudir a Roma cuantas veces sean convocados por el Papa.



FUENTE: La Prensa de Panamá - Digital, Orden de Agustinos Recoletos - Digital.

LA IGLESIA CATÓLICA PANAMEÑA CONSAGRA A LOS PRIMEROS GEMELOS SACERDOTES



Luego de 8 años de formación en el Seminario San José de Panamá y tras ejercer el diaconado transitorio desde hace 11 meses, los hermanos Jamed Jhassir y Jhassir Jamed Pacheco Rodríguez, de tan solo 26 años de edad, fueron ordenados como los primeros sacerdotes gemelos en Panamá.

La ceremonia fue presidida por monseñor José Domingo Ulloa, en la Catedral Metropolitana , a las 10 de la mañana del sábado 27 de Diciembre de 2014.

La consagración e imposición de manos para la ordenación de los dos nuevos sacerdotes fue un doble motivo de fiesta para la Iglesia Católica, que enfrenta una escasez de curas en todo el mundo.

Los dos nuevos sacerdotes consagrados hoy son casi idénticos, salvo por algunos gestos que permiten establecer diferencias.

Los dos jóvenes cuentan que además de los lazos de sangre, los une el llamado de Dios para servir y a partir de la consagración están listos para oficiar sus primeras misas.

La fusión del Coro Arquidiocesano y miembros de los coros de la parroquia Santa Rita de Casia de donde son los gemelos, dieron una ambientación solemne a la ordenación, en la que concelebraron el Nuncio Apostólico, Mons. Andrés Carrascosa Coso, y los obispos Rafael Valdivieso Miranda, de Chitré, Mons. Pablo Varela, de Panamá, y unos cincuenta sacerdotes.



Consagración de los hermanos

Jhassir y Jamed

La alegría reflejada en el rostro de quienes confían en el Señor se expresaba en los que serían nuevos sacerdotes para la Iglesia. Jhassir y Jamed, están convencidos que han sido llamados por Dios para entregar su vida a Cristo y a su Iglesia.

Durante la imposición de las manos en la cabeza a los ordenados, el Arzobispo hizo la oración consecratoria, que constituye el signo visible de la ordenación presbiteral. Dijo: “Te pedimos, Padre Todopoderoso que confieras a estos siervos tuyos la dignidad del presbiterado; renueva sus corazones en el espíritu de santidad; reciban de ti el segundo grado del ministerio sacerdotal y sean, con su conducta ejemplo de vida”.

Luego, se les impuso la estola y la casulla; se les ungió las manos con el santo crisma; recibieron la patena y el cáliz con vino y agua para la Eucaristía como signo del misterio que les toca realizar. Finalmente el rito concluyó con el abrazo de paz como signo de comunión y acogida a los nuevos presbíteros. De esta forma Jhassir y Jamed ya son neopresbíteros.

“Me arrodillé consciente de mi debilidad y me levanté sacerdote para siempre”. Con estas palabras del cura de Ars, el arzobispo Ulloa ha querido manifestarle a Jhassir y Jamed que el ministerio sacerdotal es un don inmerecido que se le confiere y les advierte que no son ordenados sacerdotes “para ser líderes sociales, o coordinadores de la comunidad, o promotores de obras sociales. Mucho menos para ser hombres autoritarios, acaparadores de poderes”, sino “para desgastar vuestra vida en el servicio a los hermanos”.

Además de recordarles que una de sus principales misiones es santificar el pueblo de Dios, Mons. Ulloa les recalcó que la Eucaristía es la obra principal de su jornada. 



SOBRE LOS HERMANOS PACHECO RODRIGUEZ

Sus inicios

Nacidos un 22 de junio de 1988 (26 años). Jamed cuenta que son de signo de 'Cristo', oriundos de Bello Horizonte, Don Bosco en Juan Díaz, estudiaron en la escuela Octavio Méndez Pereira, en Betania; la secundaria en IPT Don Bosco y culminaron sus estudios secundarios en el Instituto José Dolores Moscote, donde se graduaron en bachiller en Ciencias.

Luego ingresaron a la universidad donde él (Jamed) iba a estudiar en la carrera de microbiología-escuela de Biología-, mientras Jhassir, en la de sicología.


¿Qué los motivó?

Jamed relata que la avispa que los picó fue 'Dios' con una experiencia muy fuerte de parroquia y de comunidad. Durante la etapa de madurez de la adolescencia tuvo sacerdotes muy jóvenes en la parroquia que impactó su testimonio, ayudando así a madurar la fe más allá del intimismo de esa individualidad.

Recuerda que una tarde para octubre de 2004, su párroco Ángel Acuña, con Santiago Benítez y Luis Núñez, les invitó a una jornada vocacional en el seminario donde nos presentaron todos los estilos de vida, incluyendo la vida sacerdotal, y hasta ese momento nunca habíamos escuchado de eso.

Es allí donde decidimos seguir este discernimiento, cada uno lo inició individualmente y al final, para su sorpresa, sentíamos el llamado.


¿Qué dijeron sus padres?

"Fue muy difícil para ellos porque como todo padre latinoamericano, lo que esperan tener es muchos nietos y que sus hijos se casen, y ellos tenían muchos planes para nosotros, pero sentimos el llamado de Dios", afirmó Jamed.


Su vida, sus novias

Entre sonrisas nos dijo (Jamed) que su hermano sí tenía y él no, pero iba a iniciar un noviazgo; nuestros amigos no se sorprendieron y sí sintieron tristeza porque piensan que uno se va a morir si ingresa a esta vocación. Nuestras amistades siempre nos han apoyado.


¿Qué los distingue?

Por su parte, Jhassir con similar tono de voz, nos contó que sí tienen particularidades como gestos, señas y maneras de animar a la comunidad.

"Sentimos mucha felicidad en una experiencia de misión que vamos a compartir en las diversas comunidades", dijo Jhassir.

Afirmó que la fraternidad es un pilar de nuestras vidas como sacerdotes.


¿Quién es el que más habla y más regañón?

Los hermanos Pacheco-Rodríguez, ambos somos comunicativos, porque han aprendido a complementarse, quererse y amarse, son buenos amigos en este camino muy lindo con sus altas y bajas.


Mensaje a los jóvenes

"Quiero animar a los jóvenes a que no tengan miedo a ser felices al entregar la vida y recibir este llamado tan bonito y valioso; no tengan miedo de dar la vida por Jesucristo, que no quita nada y lo da todo", dijo Jhassir, fanático del baloncesto, fútbol y natación.

Jamed dcie que quiere "motivar a esos jóvenes que tienen inquietudes vocacionales a que en medio de esta sociedad individualista puedan pensar a tener la oportunidad de ser felices y a hacer felices a los demás".

Tenemos conocimiento que existen gemelos sacerdotes en Latinoamérica, quizás pocos los casos, al igual que gemelas religiosas, pero en 44 años del seminario, son los primeros en ser ordenados.

La arquidiócesis de Panamá, fundada en 1513, comprende 95 parroquias y áreas misioneras.


FUENTE: Tvn Panamá, Diario Crítica, Panorama Católico.


EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR
San Francisco de Asís