FRASES PARA SACERDOTES

Dice San Pablo:

"Los frutos es lo que nos hace espirituales, no los dones".

COMUNIÓN DE RODILLAS Y EN LA BOCA


 

San Pío X "Cuando se recibe la Comunión es necesario estar arrodillado, tener la cabeza ligeramente humillada, los ojos modestamente vueltos hacia la Sagrada Hostia, la boca suficientemente abierta y la lengua un poco fuera de la boca reposando sobre el labio inferior". (Catecismo de San Pío X). Y Contestando a quienes le pedían autorización para comulgar de pie alegando que: los israelitas comieron de pie el cordero pascual les dijo: "El Cordero Pascual era tipo (símbolo, figura o promesa) de la Eucaristía. Pues bien, los símbolos y promesas se reciben de pie, MAS LA REALIDAD SE RECIBE DE RODILLAS y con amor".

LA PROTECCIÓN SOBRENATURAL QUE USAN LAS HERMANAS CARMELITAS





Una Protección ‘celestial’ para religiosos y laicos con promesas de la Virgen María.

Los sacramentales no tienen solamente tienen un valor simbólico como en general tienen los objetos devocionales, sino que tiene dos características que hizo por ejemplo que Juan Pablo II usara el Escapulario Carmelita toda la vida y muriera con él (su reliquia es la foto de abajo).

La primera es que fue entregado directamente por la Virgen María a la Orden el Carmen en una aparición. Y la segunda es que hay dos promesas sobrenaturales de la Santísima Virgen a quienes lo usen.

Una Protección ‘celestial’ para religiosos y laicos con promesas de la Virgen María.

Los sacramentales no tienen solamente tienen un valor simbólico como en general tienen los objetos devocionales, sino que tiene dos características que hizo por ejemplo que Juan Pablo II usara el Escapulario Carmelita toda la vida y muriera con él (su reliquia es la foto de abajo).

La primera es que fue entregado directamente por la Virgen María a la Orden el Carmen en una aparición. Y la segunda es que hay dos promesas sobrenaturales de la Santísima Virgen a quienes lo usen.


LA VESTIMENTA COMO SIGNO

La vestimenta de la gente de cualquier cultura, período histórico, o incluso de diferentes épocas, nos dice mucho acerca de la gente de esa época y las madres de todos los tiempos han pasado una buena parte de sus actividades diarias proporcionando y manteniendo la ropa para sus familias. Estas prendas ofrecen la calidez, la protección, la dignidad de nuestra personalidad, así como identifican a nuestra cultura o período histórico.

Tal vez tu mismo tengas recuerdos o historias de tu madre haciendo sacrificios especiales para proporcionarte ropa nueva para una ocasión especial, o llevarte a comprar ropa nueva o la compra de material para fabricar prendas de vestir, o tal vez incluso de desacuerdos en cuanto a lo que debes usar en algún día dado u ocasión. Independientemente de lo que recordemos, está el amor de una madre que es evocado cuando ella lucha para abastecer nuestras necesidades y no ofender nuestros gustos.

María no está menos preocupada que nuestras madres terrenales, pero su atención recae principalmente en el reino espiritual, por lo que se viste con prendas que son un signo de nuestra relación especial con ella, un signo de su protección y de nuestra dignidad de cristianos y un caso es el del Escapulario Carmelita.


EL ESCAPULARIO CARMELITA

La ropa o el hábito carmelita consiste en una túnica de color marrón sobre la que se coloca un escapulario marrón. En el principio el escapulario era una prenda de trabajo – una especie de delantal llevado sobre la túnica para protegerla y así mismo un símbolo del servicio divino al que se llamaba a los monjes o eremitas.

Esta prenda, que ahora se llama escapulario, es un signo de la protección de María para los que lo usan. Debido a que el escapulario es una prenda de tela cualquiera podría recibir el Escapulario Marrón en la forma de unpequeño escapulario de tela (más tarde también la medalla escapulario).

Así, el Escapulario para los laicos se convierte en un sacramental, un medio de gracia cuando se usa con devoción. Los sacramentales nos preparan para recibir la gracia y nos disponen a cooperar con ella. El uso de los sacramentales impone un compromiso o responsabilidad por parte del usuario. ¡No son amuletos mágicos!

El pequeño escapulario consiste en dos piezas de tela de color marrón con un segmento que cuelga sobre el pecho del usuario, y otro colgando de espalda. Estas piezas se unen por dos correas o hilos que se superponen en cada hombro – de ahí la palabra “escapulario” (escapular = omóplato).

Normalmente se usa debajo de la ropa. El pequeño escapulario viene en diferentes estilos, ya que puede o no puede estar recubierto de plástico, y puede o no tener una imagen impresa o bordada en él.

El aspecto importante es que las 2 piezas están hechas de tela, y ya no se requiere que la tela sea de lana.

Una vez que una persona ha sido investido con el escapulario de tela, él / ella puede usar la medalla escapulario con la representación de Jesús con su Sagrado Corazón en un lado y María en el otro. Esta elección puede hacerse debido alergias, o clima tropical u otra razón suficiente, sin embargo, la tela sigue siendo preferible a la medalla, ya que la medalla no da el valor de signo de una prenda de vestir.


LA INVESTIDURA DEL ESCAPULARIO A LOS LAICOS

Una pregunta que surge con frecuencia es si una persona laica se puede investir con el escapulario. La respuesta a esto es quecualquier sacerdote / diácono católico podrá investir a un católico bautizado con el Escapulario. Los laicos no pueden bendecir un Escapulario.

Una buena fuente de referencia para la mejor comprensión de la historia y la devoción, así como el ritual en cuestión, es la “Catequesis y Ritual para el Escapulario de Nuestra Señora del Monte Carmelo”, publicado en 2000. 

También hay una forma de la bendición y la investidura en el Libro de Bendiciones que normalmente se encuentra en cualquier parroquia católica. El rito más reciente para la Bendición de e Inscripción en el Escapulario, aprobado en 1996 por la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.


LAS DOS PROMESAS DE LA VIRGEN MARÍA

Morir en gracia de Dios

Preservación o exención del infierno para cuantos mueren revestidos con el Escapulario Carmelitano. 

Las palabras de la Virgen fueron éstas: “El que muriere con el Escapulario no padecerá el fuego del infierno”.
Salir del Purgatorio lo antes posible

Estando en oración el Papa Juan XXIII, se le apareció la Virgen, vestida del hábito carmelitano, y le prometió sacar del purgatorio el sábado después de la muerte al que muriese con el Escapulario.

María dijo al Papa: “Yo Madre de misericordia, libraré del purgatorio y llevaré al cielo, el sábado después de la muerte, a cuantos hubieses vestido mi Escapulario”.


EL ORIGEN DEL ESCAPULARIO

Ahora usted puede preguntar, “¿Dónde, pues se originó el escapulario?”

Después que los eremitas Carmelitas comenzaron a emigrar a Europa por el 1200, tuvieron algunos momentos difíciles para establecerse, hasta obtener el reconocimiento pleno de la Iglesia y garantizar la supervivencia de la Orden.

La tradición nos dice que San Simón Stock, un carmelita inglés, en una visión de María, recibió de sus manos el escapulario marrón en la que ella le dijo:

“Este es un privilegio para ti y el orden: el que muere llevando este Escapulario será salvo”.

Desde este momento un cambio milagroso tuvo lugar en la Orden.


PRIVILEGIO SABATINO

Hubo la creencia más adelante en el llamado Privilegio Sabatino. Este privilegio es una promesa de la Virgen que consiste en la liberación del purgatorio el primer sábado (día que la Iglesia ha dedicado a la Virgen) después de la muerte por medio de una intercesión especial de la Virgen

Se originó en una bula o edicto que fue proclamado por el Papa Juan XXII en marzo 3, 1322 como resultado de una aparición que tuvo de la Virgen en la que prometió para aquellos que cumplieran los requisitos de esta devoción que

“como Madre de Misericordia, con mis ruegos, oraciones, méritos y protección especial, les ayudaré para que, libres cuanto antes de sus penas, sean trasladadas sus almas a la bienaventuranza”.
Condiciones para que aplique este privilegio
1) Usar el escapulario con fidelidad.
2) Observar castidad de acuerdo al estado de vida.
3) Rezo del oficio de la Virgen (oraciones y lecturas en honor a la Virgen) o rezar diariamente 5 décadas del rosario.

El Papa Pablo V confirmó en una proclamación oficial que se podía enseñar acerca del privilegio sabatino a todos los creyentes.


LA COFRADÍA DEL ESCAPULARIO CARMELITA

Cualquier persona que opta por inscribirse en la Cofradía del Escapulario se identifica con la misión de la Orden del Carmen: ser en el mundo signo profético de la unión con Dios, que es la de“estar en la presencia de Dios” como testigo de su misericordia en comunión con nuestros hermanos y hermanas. María nos conduce en este camino de fe hacia su Hijo. 
Así, las palabras de la Investidura establecen:

“Recibe este Escapulario, un signo de su relación especial con María, la Madre de Jesús, a quien le prometiste a imitar. Que sea un recordatorio de tu dignidad como cristiano, en el servicio a los demás y la imitación de María.

“Llévalo como un signo de su protección y de pertenencia a la Familia del Carmelo, haciendo voluntariamente la voluntad de Dios y dedícate a construir un mundo fiel a su plan de comunidad, justicia y paz”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR
San Francisco de Asís