FRASES PARA SACERDOTES


San Pío de Pietrelcina solía repetir: “El mundo podría quedarse incluso sin sol, pero no sin la Santa Misa”. A los sacerdotes enseñaba a dividir el día en dos partes: la primera, dedicada a la preparación del divino sacrificio y la segunda como acción de gracias.

EL SACERDOTE ABRE LAS PUERTAS AL FUTURO DE DIOS PARA EL MUNDO

¿CUÁL ES EL PECADO FAVORITO DEL DEMONIO?


Responde un exorcista

Sacerdote Juan José Gallego
Imagen www.20minutos.es

¿Siente miedo un exorcista? ¿Los nacionalismos –como el catalán– son del infierno? ¿Cuál es el pecado predilecto del demonio? Estas y otras cuestiones abordó en una reciente entrevista el sacerdote dominico Juan José Gallego, exorcista de la arquidiócesis de Barcelona en Cataluña (España).

Este es el noveno año desde que el P. Gallego fue designado como exorcista, y asegura que, en su experiencia, “el demonio es un amargado total”.

En la entrevista, realizada por el diario español El Mundo, el sacerdote aseguró que “la soberbia” es el pecado que más le gusta al demonio.

“¿Sintió miedo alguna vez?” le pregunta al sacerdote su interlocutor. “Este es un oficio bastante desagradable”, responde el P. Gallego. “Al principio tenía mucho miedo. No hacía más que mirar para atrás y en todas partes veía demonios... Mire, el otro día estaba haciendo un exorcismo. ‘¡Te mando!’, ‘¡te ordeno!’... Y el Maligno, con una voz tremenda, me soltó: ‘Galleeeego, te estás passsaaaando’. Temblé”.

Sin embargo, sabe que el demonio no es más poderoso que Dios. El exorcista recordó que “cuando me nombraron, una pariente me dijo: ‘Ay, Juan José, estoy toda asustada, porque en la película El exorcista uno se muere y el otro se tira por la ventana’ (Se ríe). Le dije: ‘Mujer, tú no te olvides de que el demonio es criatura de Dios’”.

Cuando las personas están poseídas, relató, “pierden el conocimiento, hablan lenguas extrañas, tienen una fuerza desorbitada, malestar profundo, ves a señoras educadísimas vomitando, blasfemando”.

“Un muchacho al que por la noche el demonio le quemaba la camisa y cosas de esas, me decía lo que le proponían los demonios: ‘Si haces un pacto con nosotros, no te va a pasar nada más de lo que te está pasando’”.

“¿Son un infierno los nacionalismos?” le preguntó el periodista al sacerdote. “No diría tanto –respondió–. Son unos egoísmos llevados al extremo supremo. Eso que dicen de café para todos, no. Es café para mí”.

El P. Gallego también advirtió que prácticas de la “nueva era” como el reiki y el yoga pueden ser puertas de entrada del demonio. “Puede meterse un poco por ahí”, señaló.

El sacerdote español lamentó que la crisis económica que azota España desde hace algunos años “nos trae los demonios. Son las adicciones: la droga, el alcohol... En el fondo son una posesión”.

“Con la crisis la gente sufre más. Está desesperada. Gente convencida de que tiene el demonio dentro”, indicó.

FUENTE: www.aciprensa.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR
San Francisco de Asís