FRASES PARA SACERDOTES


San Pío de Pietrelcina solía repetir: “El mundo podría quedarse incluso sin sol, pero no sin la Santa Misa”. A los sacerdotes enseñaba a dividir el día en dos partes: la primera, dedicada a la preparación del divino sacrificio y la segunda como acción de gracias.

EL SACERDOTE ABRE LAS PUERTAS AL FUTURO DE DIOS PARA EL MUNDO

NO TE MUEVAS, HIJITA, VENDRÁN A BUSCARTE

El 18 de enero de 1896, una noche fría de invierno, Una Niña de 3 años estando con sus padres se perdió en el pueblo español de Rojales, en la provincia de Alicante. La noticia se difundió rápidamente y todo el pueblo se movilizó. Después de rastrear los alrededores no encontraron ninguna huella de la niña.

El 19, los habitantes comenzaron a buscar a la niña. Se esperaba al menos encontrar su cuerpo. De pronto, a las 15 horas, su tío y su tía la vieron apoyada contra una gran roca. La niña parecía muerta pero al escuchar la voz de su tío, ella se levantó y corrió hacia ellos como si hubiera despertado de un sueño profundo:

- Cariño, ¿no has tenido frío esta noche? La niña respondió que no había sentido frío, porque una señora la cubrió con su capa, "una buena y tierna señora que me dijo, no te muevas de aquí, mi niña, que vendrán a buscarte."

Al día siguiente, se celebró una Misa solemne de acción de gracias. la niña fue llevada ante la imagen de Nuestra Señora del Monte Carmelo, y luego exclamó: - ¡Mamá, mamá! ¡Esta es la señora que me cubrió con su capa ayer!

En la oscuridad, la niña estaba a punto de caer en un precipicio. Esa fue la razón por la cual la Virgen, como buena madre, se mantuvo cerca de ella y le dijo "no te muevas"


Servicio de Un Minuto con María

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR
San Francisco de Asís