FRASES PARA SACERDOTES


San Pío de Pietrelcina solía repetir: “El mundo podría quedarse incluso sin sol, pero no sin la Santa Misa”. A los sacerdotes enseñaba a dividir el día en dos partes: la primera, dedicada a la preparación del divino sacrificio y la segunda como acción de gracias.
El sacerdote: El don del celibato



D. David Calahorra nos habla del don del celibato, que el Señor concede a aquellos que llama a seguirlo como sacerdotes.

ARDIENTES SUPLICATORIOS EN NOMBRE DE JESÚS.


¡Por tu Santísimo Nombre, Señor, salva a los sacerdotes renegados!
¡Por tu Santísimo Nombre, Señor, ilumina a los sacerdotes que se encuentran en el error!
¡Por tu Santísimo Nombre, Señor, concede a los corazones enfriados de algunos pastores de almas, la gracia de tu amor!
¡Por tu Santísimo Nombre, Señor, despierta a los indiferentes entre tus elegidos, para que vean la proximidad del abismo!
¡Por tu Santísimo Nombre, Señor, contiene el poder de Satanás, que según las palabras del Papa, se ha introducido en el "templo"!
¡Por tu Santísimo Nombre, Señor, no dejes que triunfe en las iglesias el arte pagano y vuelve a darnos la Cruz!  ¡Y los Santos!
¡Por tu Santísimo Nombre, Señor, haz que el Tabernáculo vuelva a ser el centro de nuestras iglesias y de nuestra vida cristiana!
¡Por tu Santísimo Nombre, Señor, acude a la necesidad de las almas que no tienen sacerdote!
¡Por tu Santísimo Nombre, Señor, te damos las gracias por el inmenso favor del sacerdocio y te rogamos que nos concedas muchos verdaderos sacerdotes según Tu Corazón para que se pueda realizar la gran recolecta!
¡Por tu Santísimo Nombre, Señor, haz que todos amemos, a tu Santa Iglesia, como un hijo ama a su madre, y déjanos vivir en tu Iglesia, y con ella hasta la vida eterna. Amén!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR
San Francisco de Asís