FRASES PARA SACERDOTES


San Pío de Pietrelcina solía repetir: “El mundo podría quedarse incluso sin sol, pero no sin la Santa Misa”. A los sacerdotes enseñaba a dividir el día en dos partes: la primera, dedicada a la preparación del divino sacrificio y la segunda como acción de gracias.

EL SACERDOTE ABRE LAS PUERTAS AL FUTURO DE DIOS PARA EL MUNDO

"MIS DOS MAMÁS" - Fragmento cantado





Tengo en casa a mi mamá, 
pero mis mamás son dos: 
en el Cielo está la Virgen, 
que es también mamá de Dios. 

Las dos me quieren a mí, 
las dos me entregan su amor, 
a las dos las busco y las llamo 
y a las dos las quiero yo. 

Cuando llamo a mi mamá, 
ella viene sin tardar. 
Mi Mamá del Cielo viene 
si me acuerdo de rezar. 

Cada día mi mamá 
me da un beso al despertar. 
En el alma llevo el beso 
de mi Madre Celestial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR
San Francisco de Asís