FRASES PARA SACERDOTES


LA TIBIEZA EN EL SACERDOTE VIENE…

La causa del relajamiento del sacerdote es que no presta atención a la Santa Misa.

¡Dios mío, qué digno de compasión es un sacerdote cuando celebra la Santa Misa como una cosa ordinaria!

San Juan María Vianney, el Cura de Ars


EL SACERDOTE ABRE LAS PUERTAS AL FUTURO DE DIOS PARA EL MUNDO

PREDILECTAS DE LA AUTORA


Cuando comienza la oración?  Con la intención. En el momento que yo tengo la intención de orar me ilumino desde esta oscuridad y quedo en presencia del cielo. El combustible que mantiene la llama de la intención inicial se llama la oración. Entonces con la oración mantengo la llama de la intención prendida.
El Rosario es una oración que mantiene la llama de la intención prendida por mucho tiempo.  La Gracia del Rosario es tan inmensa porque cubre el día que se apellida de hoy.

Si ustedes quieren hacerle un grande favor a la Iglesia Católica oren por todas las personas que persiguen a la Virgen María porque esas personas son los seres humanos que tienen más peligro en este momento porque uds. no se imaginan lo importante que es en este final de los tiempos la presencia de María entre nosotros.
De: Marino Restrepo
************************************


“Un corazón dividido no está hecho para Mí. Soy esposo celoso, reclamo enteramente para Mí el corazón del alma esposa”.
De: Puerta del Cielo.
*************************************


UNA DE LAS RAZONES DE LA AGONÍA DE CRISTO
Mi agonía es grande al ver el plan del maligno, de destruir Mi Iglesia con la ordenación de mujeres como sacerdotes. Mi agonía es grande al ver como el enemigo llena los corazones de Mis sacerdotes con el deseo infernal de casarse…
Dictado por Jesús a Bernabé desde 1995 a 200.
*************************************


LA OBEDIENCIA
El motor de la obediencia es el amor, sin amor no hay obediencia. Qué se llama obediencia?: hacerlo con amor, eso es obediencia porque si no ya no sería obediencia, sería ley, algo impuesto.
De: Marino Restrepo.
*************************************


REGLA DE DISCERNIMIENTO:
Ni la desesperación, ni la angustia, ni la tristeza, ni la pesadumbre, ni las ansiedades del alma vienen de Dios, vienen del demonio que le ataca su alma para que ud. se desestabilice y no pueda acceder a las bendiciones de Dios.
De: San Ignacio de Loyola (El Santo del gran discernimiento)


Cuando Jesús comenzó la vida pública yendo por Palestina, llevando el nuevo anuncio de Amor y Misericordia, no tenía temor de afirmar su Divinidad. Pero no quería que lo afirmaran los endemoniados, porque rechazaba ser reconocido como Dios por el padre de la mentira: el diablo.
De: ¿Sacerdote, quien eres tú?
************************************


“Yo he vencido la muerte. Yo. No satanás. La muerte se vence aceptando la muerte”.
De: La Hora del Getsemany (María Valtorta)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR
San Francisco de Asís