FRASES PARA SACERDOTES

Dice San Pablo:

"Los frutos es lo que nos hace espirituales, no los dones".

COMUNIÓN DE RODILLAS Y EN LA BOCA


 

San Pío X "Cuando se recibe la Comunión es necesario estar arrodillado, tener la cabeza ligeramente humillada, los ojos modestamente vueltos hacia la Sagrada Hostia, la boca suficientemente abierta y la lengua un poco fuera de la boca reposando sobre el labio inferior". (Catecismo de San Pío X). Y Contestando a quienes le pedían autorización para comulgar de pie alegando que: los israelitas comieron de pie el cordero pascual les dijo: "El Cordero Pascual era tipo (símbolo, figura o promesa) de la Eucaristía. Pues bien, los símbolos y promesas se reciben de pie, MAS LA REALIDAD SE RECIBE DE RODILLAS y con amor".

CONFIDENCIAS DE JESÚS A UN SACERDOTE, MONSEÑOR OTTAVIO MICHELINI

LA VOLUNTAD DE DIOS



No, hijo mío, Yo no puedo errar.  Os habéis dado tal modelo de vida que contrasta con mi doctrina y con mis ejemplos.

Yo soy el Camino.  El que quiera venir detrás de Mi, obispos, sacerdotes, fieles, deben seguirme.  En un anterior mensaje "El camino" se dice claramente:  "Yo he iniciado con la humildad, con la pobreza, con la obediencia a mi Padre, "usque ad mortem"

"Yo me he adaptado a la divina voluntad del Padre, pero ¿quien trata hoy de cumplir la voluntad de Dios?  Ni siquiera se trata de conocerla.

¿Cómo pues deben ser mis pastores, mis sacerdotes y mis fieles?  ¿Pero hay algo más limpio y más claro en mi Evangelio?  Sin embargo no ven, oscurecidos por la soberbia o por una y la otra de las dos concupiscencias.

Vengo a la luz de esta vida terrena; mis Ángeles no van a comunicarlo a los poderosos y a los ricos de la tierra, sino a los pastores, gente humilde y casta, gente justa y honesta.  Los pastores vienen a ofrecerme su saludo, a darme su amor.

Nacido en acto de infinita humildad, alrededor mío he querido a los simples, a los humildes y a los puros de corazón.  Así quiero a mis obispos, a mis sacerdotes, a mis fieles, y así serán en la Iglesia purificada.

Mi Padre me ha dado a José como Padre legal, el hombre justo.  ¿Qué quiere decir hombre justo?  Hombre santo que practica la justicia, hombre humilde, hombre puro. 

Pero si los obispos y mis sacerdotes quisieran reflexionar un poco, deberían entender claramente lo que Dios quiere de ellos.



Simplicidad y pureza


No hablo de mi Madre, Reina de todas las virtudes, de mi Madre que única entre todas las mujeres, y bendita entre todas, fue hecha partícipe (en el modo precisado en mensajes anteriores) de mi Sacerdocio.  Ella es por tanto modelo de todas las virtudes para obispos y sacerdotes.
¡Como fue mi Madre, así deberían ser todos mis obispos y mis sacerdotes!  Basta meditar para aprender.

Entre mis Apóstoles hubo uno particularmente predilecto, Juan.  Tuvo las confidencias de mi Corazón misericordioso.  La humildad, la simplicidad y la pureza de Juan raptaron mi Corazón. Entre mis apóstoles otro de corazón soberbio y de espíritu impuro, a pesar de mi Misericordia acabó desesperado en el Infierno.  No quiso acoger los impulsos de mi amor y de mi misericordia sino que escuchó la voz insidiosa de las más torpes pasiones.

Y luego, ¿quiénes fueron los santos?  Fueron mis verdaderos amigos.
Podría continuar citando mis enseñanzas con relación a esto, para traer a tu memoria hechos y ejemplos pero considero esto suficiente.

Te bendigo, hijo mío.  Ofréceme tus sufrimientos para unirlos a los míos para que se haga luz en el espíritu de quien vive en las tinieblas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR
San Francisco de Asís