FRASES PARA SACERDOTES


Dice el demonio: de cierta forma estoy obligado a decir, tengo que decir esto: las mujeres deben llevar velo pero ya hace tiempo que no lo llevan por un querer del infierno.

De: La Eucaristía y lo que dicen los demonios. Padre Carlos Cancelado.

EL SACERDOTE ABRE LAS PUERTAS AL FUTURO DE DIOS PARA EL MUNDO

IMPORTANCIA DEL USO DEL USO DEL VELO DENTRO DE LA IGLESIA




Por casi 2000 años las mujeres católicas se han cubierto la cabeza con un velo antes de entrar a la Iglesia o en cualquier momento cuando están presentes ante el Santísimo Sacramento del Altar.

Muchos dicen que el uso del velo ya no es requerido por ley en la Iglesia.


Veamos cuánta verdad hay en esto. 

Al concluir el II concilio del Vaticano los medios de comunicación internacional publicaron falsamente la noticia de que el uso del velo ya no era mandatorio en la Misa. A partir de ese momento las mujeres católicas en números cada vez mayores abandonaron esta bella tradición e incluso la han repudiado. 

En varias ocasiones en declaraciones de prensa por parte de voceros del Vaticano en los años que siguieron al concilio se aclaró consistentemente que el uso del velo continuaba siendo obligación.

Sin embargo el clero, incluyendo Obispos y Arzobispos en su mayor parte evitaron el tema, ya fuese porque aprobaban lo que estaba ocurriendo o por evadir entrar en conflicto por causa de ello.

En el código del derecho canónico de 1983 el uso del velo no se mensionó. Nótese que no se eliminó explícitamente su uso, simplemente no se incluyó ningún canon similar o que reemplazara el canon 1262 de la ley de 1917.

Ya para el momento en donde se escribe este nuevo código casi nadie utilizaba el velo en la Misa en abierto desafío e incumplimiento de la ley que hasta ese momento había estado vigente.

El canon 1262 de la ley de 1917 antes mencionado lee: Hombres en una iglesia o fuera de una iglesia mientras asistan a los ritos sagrados tendrán la cabeza al descubierto.

Sin embargo las mujeres tendrán su cabeza cubierta, estarán vestidas con modestia, especialmente cuando se acerquen a la Mesa del Señor.

Si fuese acaso por ausencia de este canon o alguno que lo reemplace en la ley de 1983, que no hay necesidad ni obligación de usar el velo en la Iglesia entonces por ese mismo razonamiento será que entonces ¿las mujeres también pueden ir a Misa vestidas de cualquier manera? O será acaso que ¿los hombres ahora si pueden usar sombrero en la iglesia?

El uso del velo en la iglesia no solamente era requerimiento de la ley como lo contemplaba la ley de 1917, además es una costumbre centenaria inmemorial de la Iglesia Católica, ya que las mujeres están usando el velo en la Iglesia desde su mismo principio.

Es cierto que muchas dejaron de usarlo antes de 1983 en abierto desafío y en falta a la ley de la iglesia para entonces vigente.

Y después de 1983 no es más que otra capitulación al movimiento que los modernistas han impuesto a la Iglesia, al igual que las faldas cortas de las monjas, como los sacerdotes sin sotana y como la Comunión de pie y en la mano en vez de rodillas y en la lengua.


*****

El uso del velo es una costumbre centenaria e inmemorial de la Iglesia Católica como podemos ver en la primera carta de San Pablo a los Corinthios en el capítulo II.

Según San Pablo nosotros nos colocamos el velo para que la gloria de Dios y no la nuestra sea el foco de atención en la alabanza a Dios y como signo externo de reconocimiento, sumisión y autoridad a Dios y de respeto a la presencia de los santos ángeles en la divina Liturgia.

El velo es un símbolo tan relevante para la mujer católica como la sotana al sacerdote y el hábito a la monja.

El uso del velo en la Iglesia mas que un asunto disciplinario es una costumbre con un profundo significado teológico. 

La noción de liberación que proclama el mundo moderno es ir contra todo aquello que llama a una disciplina. 

Poco a poco la mujer católica se ha dejado influenciar por la que dicta el mundo. El abandono del uso del velo ha contribuido a la perdida de reverencia a la que estamos obligados al estar en la Iglesia. Esto ha traído una insensibilidad a lo que es Sagrado, es una táctica del demonio infiltrarse en cosas aparentemente pequeñas para socavar la reverencia que se debe a la presencia de Cristo en la Iglesia.

Progresivamente se ha visto como se ha pasado de no usar el velo en misa a usar ropa inapropiado y muchas veces indecente. Ya sea por ser muy ajustada o muy reveladora el cuerpo de la mujer: cero reverencia, todo justificando comodidad y sensualidad.

Esta falta falta de pudor ante el Santísimo Sacramento ha sido consistentemente ignorada y permitida por muchísimos sacerdotes.

El punto es que el velo refleja el orden divino invisible y lo hace visible.

Con el desuso del velo manifestamos la desaprobación de ese orden que Dios estableció entre Dios, el hombre y la mujer.

¿Ahora pensemos qué otra cosa en la antigüedad era tapada con un velo? El Arca de la Alianza era cubierta en el lugar más santo del templo y en la Misa qué es lo que está velado, cubierto hasta el Ofertorio? El Cáliz que contiene la preciosa Sangre de Cristo y entre una Misa y otra qué está cubierto? El Cimborrio en el Tabernáculo.

Estos vasos de vida son velados porque son Santos. Y ¿quién mas está cubierta con un velo? ¡Nuestra Santísima Madre, la Virgen María! 

Imitándola a ella usando el velo afirmamos como mujeres, que somos vasos de vida también.


*******

VIDEO

¿Usar el velo de nuevo?




No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR
San Francisco de Asís