FRASES PARA SACERDOTES


"Y así dice San Pablo (Rom.,8,13): Si según la carne vivieredes, moriréis. Y en otra parte (1Tim.,6,6): La viuda que en deleites está viviendo esta muerta: viva en la vida del cuerpo, y muerta en la del ánima.
Por tanto, quien esta necesidad sintiere en si mismo, debe primeramente tratar con aspereza su carne, con apocarle la comida y el sueño, con dureza de cama, y de cilicios, y otros convenientes medios con que la trabaje".

De: Audi, Filia (San Juan de Ávila)

A LOS SACERDOTES HIJOS PREDILECTOS DE LA SANTÍSIMA VIRGEN. (Movimiento Sacerdotal Mariano).



De todas las astucias que Satanás emplee para enredaros saldréis más puros, mas hermosos, más rejuvenecidos.
Y EL SUFRIMIENTO que experimentáis, Yo misma lo transformo en ARMA INVENCIBLE para arrancar a mi Enemigo UN GRAN NÚMERO de hermanos vuestros SACERDOTES, que desde HACE AÑOS tiene atrapados y esclavizados.



"Permaneced siempre en mi Corazón Inmaculado. Si lo hacéis, Yo seré la que haga todo en vosotros, en todo momento.
No os preocupéis más. Aceptad vuestra pequeñez con humildad y mansedumbre.  Decid al Señor:  SOY TU HIJO MÁS PEQUEÑO.  CONOZCO MI POBREZA Y TE DOY GRACIAS."
Luego, amad.  Podréis amar cada día más SI SOIS VERDADERAMENTE LOS MÁS PEQUEÑOS.



Orar, sufrir, amar y reparar.



Recojo a mis hijos buenos y dóciles (los que responden a mi urgente invitación de convertirse a mi Corazón Inmaculado), para reconstruir juntamente Conmigo cuanto el Maligno y sus secuaces destruyen.  De este modo la renovación de la Iglesia y del mundo ha comenzado ya.  Se realiza EN EL SILENCIO, porque el ruido NO se ajusta a la acción de vuestra Madre Celeste. EN LA VIDA OCULTA Y LA HUMILDAD.



Por el modo con que sepáis SUFRIR, CALLAR Y OFRECER, se podrá medir el grado de vuestra fidelidad que deseo llevar hasta el heroísmo.



Mi adversario logra deteneros con las DUDAS y os paraliza con la DESCONFIANZA..  Estáis listos si usáis las armas que os he dado:  LA ORACIÓN, VUESTRA ORACIÓN SACERDOTAL, EL REZO FRECUENTE DEL SANTO ROSARIO, Y EL SUFRIMIENTO, VUESTRA INMOLACIÓN SACERDOTAL.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada