FRASES PARA SACERDOTES


Santo Tomás, cuando habla de la dignidad de María, no repara en llamarla casi infinita. Como es madre de Dios tiene cierta especie de dignidad infinita. Y por tanto, puede decirse sin exageración que las oraciones de María son casi más poderosas que las de todo el cielo.

¡Viva la Sotana!
(Documental)



Es un documental que quiere poner de actualidad la prenda por excelencia del sacerdote católico.

Más en ¡Viva la Sotana!

A LOS SACERDOTES HIJOS PREDILECTOS DE LA SANTÍSIMA VIRGEN. (Movimiento Sacerdotal Mariano).



De todas las astucias que Satanás emplee para enredaros saldréis más puros, mas hermosos, más rejuvenecidos.
Y EL SUFRIMIENTO que experimentáis, Yo misma lo transformo en ARMA INVENCIBLE para arrancar a mi Enemigo UN GRAN NÚMERO de hermanos vuestros SACERDOTES, que desde HACE AÑOS tiene atrapados y esclavizados.



"Permaneced siempre en mi Corazón Inmaculado. Si lo hacéis, Yo seré la que haga todo en vosotros, en todo momento.
No os preocupéis más. Aceptad vuestra pequeñez con humildad y mansedumbre.  Decid al Señor:  SOY TU HIJO MÁS PEQUEÑO.  CONOZCO MI POBREZA Y TE DOY GRACIAS."
Luego, amad.  Podréis amar cada día más SI SOIS VERDADERAMENTE LOS MÁS PEQUEÑOS.



Orar, sufrir, amar y reparar.



Recojo a mis hijos buenos y dóciles (los que responden a mi urgente invitación de convertirse a mi Corazón Inmaculado), para reconstruir juntamente Conmigo cuanto el Maligno y sus secuaces destruyen.  De este modo la renovación de la Iglesia y del mundo ha comenzado ya.  Se realiza EN EL SILENCIO, porque el ruido NO se ajusta a la acción de vuestra Madre Celeste. EN LA VIDA OCULTA Y LA HUMILDAD.



Por el modo con que sepáis SUFRIR, CALLAR Y OFRECER, se podrá medir el grado de vuestra fidelidad que deseo llevar hasta el heroísmo.



Mi adversario logra deteneros con las DUDAS y os paraliza con la DESCONFIANZA..  Estáis listos si usáis las armas que os he dado:  LA ORACIÓN, VUESTRA ORACIÓN SACERDOTAL, EL REZO FRECUENTE DEL SANTO ROSARIO, Y EL SUFRIMIENTO, VUESTRA INMOLACIÓN SACERDOTAL.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Publicar un comentario en la entrada

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR
San Francisco de Asís