FRASES PARA SACERDOTES

"Oh María: el ser devoto tuyo, el tenerte devoción a Tí, es una gran arma que Dios concede a los que quiere llevara la mas alta santidad y salvación".

San Juan Damasceno.

¿CUÁNTO VALE UN SACERDOTE?




¿CUÁNTO VALE UN SACERDOTE? Este video cuenta con fragmentos del hermoso escrito del poeta argentino Hugo Wast: “Cuando se piensa”. ¿Cuál sería tu respuesta?

Cuando se piensa que ni ... puede hacer lo que un sacerdote.

... ... 

ORACIONES POR LOS SACERDOTES


Oración para nuestros sacerdotes

Permitidme Sacerdote, que bese tus manos,

Manos Consagradas para salvar almas.

Manos que con amor, en el Sacramento del Bautismo, nos convierten en hijos de Dios.

Manos que con su bendición, nos perdonan los pecados, en el Sacramento de la Confesión.

Manos benditas, que nos dan el Espíritu Santo, en el Sacramento de la Confirmación.

Manos puras que reviven diariamente, el milagro de la Eucaristía para poder darnos el Cuerpo y la Sangre de Cristo Jesús.

Manos santas, que en el nombre de Dios unen y bendicen al hombre y la mujer en el Sacramento del Matrimonio.

Manos santificadas para dar consuelo en momentos de desesperación, en la enfermedad y en el final de la vida.

Manos sagradas, que día a día, en todo el mundo, elevan la Hostia y El Cáliz para darnos El Pan de Vida.

Manos bondadosas, que nos dan tesoros, sembrando esperanzas, sin esperar a cambio glorias y alabanzas.

Benditas sean sus manos y gracias a Dios le damos por las miles bendiciones que de ustedes recibimos.



Suplica a Jesús Sacramentado a favor del clero


¡Oh Jesús! Eterno Sacerdote guarda a tus consagrados al abrigo de Tu Sagrado Corazón.

Conserva sin mancha sus ungidas manos que a diario tocan Tu Sagrado Cuerpo.

Guarda sin detrimento los labios enrojecidos con Tu Preciosa Sangre.

Conserva puros y desprendidos de la tierra, los corazones sellados con las sublimes señales de Tu Glorioso Sacerdocio.

Rodealos de Tu Santo amor y protégelos del contagio del mundo.

Bendice sus trabajos con abundantes frutos y aquellos en quienes han ejercido su ministerio, sean aquí en la tierra su gozo y su consuelo y en el cielo su hermosa y eterna corona.

Así Sea


A nuestro Santísimo Padre
Envuelvelos en tu gracia, Señor.
A los Cardenales y Delegados
Envíales tu luz, Señor
A los Arzobispos y Obispos
Concédeles tus dones, Señor
A los Sacerdotes Párrocos
Dales acierto, Señor
A los Sacerdotes Vicarios
Guíalos, Señor
A los Sacerdotes Misioneros
Protégelos, Señor
A los Sacerdotes Predicadores
Ilumínalos, Señor
A los Sacerdotes Directores de Almas
Instrúyelos, Señor
A los Sacerdotes Religiosos
Hazlos perfectos, Señor
A los Sacerdotes de los Seminarios
Enséñalos, Señor
A Los Sacerdotes en peligro
Líbralos, Señor
A los Sacerdotes tentados
Anímalos, Señor
A los Sacerdotes en pecado
Dales tu gracia, Señor
A los Sacerdotes pobres
Socórrelos, Señor
A los Sacerdotes débiles
Fortalécelos, Señor
A los Sacerdotes Turbados
Confórtalos, Señor
A los Sacerdotes aislados
Acompáñalos, Señor
A los Sacerdotes atados a las cosas de la tierra
Rómpeles sus cadenas, Señor
A los sacerdotes alejados de la Iglesia Atràelos, Señor
A los Sacerdotes confundidos
Ilumínalos, Señor
A los Sacerdotes sin fe, ni piedad Compadécelos, Señor
A los Sacerdotes disidentes
Vuélveles al seno de la Iglesia, Señor
A los Sacerdotes presos o sufriendo persecución
Atiéndelos Señor
A los Sacerdotes recalcitrantes
Suavízalos, Señor
A los Sacerdotes enfermos
Sánalos, Señor
A los Sacerdotes Ancianos
Sostenlos, Señor
A los Sacerdotes difuntos
Descansen en paz, Señor


Recítese después de comulgar y en la Visita al Sagrario.


http://es.catholic.net/


No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR
San Francisco de Asís