FRASES PARA SACERDOTES

Dice San Pablo:

"Los frutos es lo que nos hace espirituales, no los dones".

COMUNIÓN DE RODILLAS Y EN LA BOCA


 

San Pío X "Cuando se recibe la Comunión es necesario estar arrodillado, tener la cabeza ligeramente humillada, los ojos modestamente vueltos hacia la Sagrada Hostia, la boca suficientemente abierta y la lengua un poco fuera de la boca reposando sobre el labio inferior". (Catecismo de San Pío X). Y Contestando a quienes le pedían autorización para comulgar de pie alegando que: los israelitas comieron de pie el cordero pascual les dijo: "El Cordero Pascual era tipo (símbolo, figura o promesa) de la Eucaristía. Pues bien, los símbolos y promesas se reciben de pie, MAS LA REALIDAD SE RECIBE DE RODILLAS y con amor".

CONFIDENCIAS DE JESÚS A UN SACERDOTE. Monseñor Ottavio Michellini





INVITACIÓN A LA ORACIÓN

Escribe hijo mío:
Muchas veces he lamentado la crisis de fe que contagia a mi Iglesia, del vértice a la base.
Mi Iglesia languidece, mi Iglesia sufre porque mis ministros están gravemente contagiados. Cuando el cuerpo no se alimenta, las fuerzas disminuyen; el cuerpo debilitado no reacciona contra los enemigos que lo atacan y que, más o menos lentamente, lo matan.  La lámpara no alimentada se apaga.
También la lámpara, no alimentada, de la fe se apaga y en el alma entonces se hace la oscuridad, se hace la noche.  Hasta el más pequeño hilo de hierba, incluso la flor si no son alimentadas, mueren pronto.
Qué cosa es una hoja de hierba agostada?  En qué se convierte una flor fresca y perfumada dejada sin alimento?  Pocas hojitas marchitas y secas, un tallo sutil y frágil que se parte al contacto con otro cuerpo.


Ángel Prisionero

¿Qué es el alma del cristiano sin fe?
¿Qué es el alma del sacerdote que no reza?  Es lo más frágil y vulnerable que existe.  Inmersa en la oscuridad se pierde y es arrollada inexorablemente por la concupiscencia del espíritu, o por la de los sentidos, frecuentemente por una y por la otra.  Es el ángel encarcelado por Satanás en la podredumbre delos sentidos o en la impureza del espíritu, en el error y la herejía.
¿Qué cosa es el alma del sacerdote que está en crisis de fe por falta de vida interior?  Es el hazmerreir y el juguete de Satanás, quien desfoga sobre ella su odio, sus celos, ensuciándola. con todas las porquerías, y de ella hace una esclava.
Es la revancha desesperada de Satanás que vomita toda su baba venenosa sobre esa pobre y desventurada alma, que no ha querido usar los medios eficacísimos de defensa que Yo he puesto a su disposición.


Oxígeno del alma

El primer medio de defensa es la oración.
- la oración que eleva el alma hasta Dios
- la oración que es la respiración d el alma.
- la oración que es el oxígeno del alma.
- la oración que une el alma a Dios de un modo íntimo y profundo.
Cuando un alma se aferra fuertemente a Mí ¿quién la podrá arrancar de Mí, de mi Corazón?
El alma que no reza es como un fruto agusanado  nadie advierte la creciente podredumbre en su interior.  Pero al final el fruto caerá a tierra, y se sabe como terminan estos frutos: en el estercolero.
Yo Jesús Hijo de Dios, he rezado día y noche aun no teniendo necesidad.  He querido que a la enseñanza precediera el ejemplo; pero para muchísimos cristianos y sacerdotes mi ejemplo no ha servido para nada.
Si alguien se niega a comer no me puede imputar a Mí la disminución en él de la fuerza física; si alguien se niega a orar no se me puede imputar a Mí el que se apague en él toda energía espiritual.  Quien no reza es como un náufrago entre las olas tempestuosas de un mundo que no es de Dios.  Si no nada ¿cómo puede salvarse?
Un número impresionante de sacerdotes que han dejado caer en el vacío mis invitaciones a la oración ¿cómo podrán salvarse?  ¿No advierten que su febril actividad es estéril, que no está bendecida por Dios?  Muchas veces hasta es contraproducente.  Ya no creen en los Sacramentales, de los que ya casi no hacen uso, salvo siempre las excepciones; viven fuera de la viva realidad espiritual; están como hipnotizados por el Maligno.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR
San Francisco de Asís