FRASES PARA SACERDOTES

Al Purgatorio no van los pecadores, van los arrepentidos.

De: Padre Carlos Cancelado.

COMUNIÓN DE RODILLAS Y EN LA BOCA


 

San Pío X "Cuando se recibe la Comunión es necesario estar arrodillado, tener la cabeza ligeramente humillada, los ojos modestamente vueltos hacia la Sagrada Hostia, la boca suficientemente abierta y la lengua un poco fuera de la boca reposando sobre el labio inferior". (Catecismo de San Pío X). Y Contestando a quienes le pedían autorización para comulgar de pie alegando que: los israelitas comieron de pie el cordero pascual les dijo: "El Cordero Pascual era tipo (símbolo, figura o promesa) de la Eucaristía. Pues bien, los símbolos y promesas se reciben de pie, MAS LA REALIDAD SE RECIBE DE RODILLAS y con amor".

REFLEXIONES ACERCA DE LA OBRA "IMITACIÓN DE CRISTO" - AUDIOS




Estos podcast me los ha enviado por correo electrónico el amigo Jaime Vega y los he cargado a la red Gloria.Tv para compartirlos con los lectores e igualmente, los usuarios de Gloria.Tv.  http://gloria.tv/?user=129874

Son reflexiones en audio basadas en los tomos del libro "La Imitación de Cristo" de Kempis.













Extracto de "La Imitación de Cristo" - Consejos espirituales.

El famoso libro de Tomás de Kempis "Imitación de Cristo", más conocido como "El Kempis" es uno de los textos más impresos y leídos de la historia de la humanidad.

Durante siglos ha servido como modelo de vida cristiana, de crecimiento espiritual. Los consejos han iluminado y encendido las vidas de santos, como San Ignacio de Loyola que encontró una copia en el castillo de su hermano cuando estaba en recuperación de la herida de cañón que mutilara su pierna en la defensa al asalto francés a Pamplona.

De allí en mas su vida cambió totalmente, como lo testimonian los Jesuitas que nacieron de su obra. Hoy, despues de muchos siglos, nosotros también podemos encontrar la misma sabiduría en las páginas del Kempis. Busquemos el camino del amor que Jesús nos enseña, sabiendo que la negación de nosotros mismos y la doblegación de muestros afectos desordenados son claves fundamentales en nuestra meta de vida eterna.

Tomás de Kempis, hoy beato Tomás, nació en Kempis, cerca de Colonia, en Alemania, en el año 1380. Era un hombre sumamente humilde, que pasó su larga vida (90 años) entre el estudio, la oración y las obras de caridad, dedicando gran parte de su tiempo a la dirección espiritual de personas que necesitaban de sus consejos. En ese tiempo muchísimas personas deseaban que la Iglesia Católica se reformara y se volviera más fervorosa y más santa, pero pocos se dedicaron a reformase ellos mismos y a volverse mejores. Tomás de Kempis se dió cuenta de que el primer paso que hay que dar para obtener que la Iglesia se vuelva más santa, es esforzarse uno mismo por volverse mejor. Y que si cada uno se reforma a sí mismo, toda la Iglesia se va reformando poco a poco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR
San Francisco de Asís