FRASES PARA SACERDOTES


"Y así dice San Pablo (Rom.,8,13): Si según la carne vivieredes, moriréis. Y en otra parte (1Tim.,6,6): La viuda que en deleites está viviendo esta muerta: viva en la vida del cuerpo, y muerta en la del ánima.
Por tanto, quien esta necesidad sintiere en si mismo, debe primeramente tratar con aspereza su carne, con apocarle la comida y el sueño, con dureza de cama, y de cilicios, y otros convenientes medios con que la trabaje".

De: Audi, Filia (San Juan de Ávila)

ADVERTENCIAS DEL MAS ALLA A LA IGLESIA CONTEMPORÁNEA. Padre Arnold Renz.



LAS MISIONES POPULARES DEBEN PREDICAR DESDE EL PÚLPITO LA VUELTA A LO ANTERIOR.

     V: ...Tengo que decir, porque he sido sacerdote: Por eso, los sacerdotes deberían decir desde el púlpito, desde arriba, hasta el pueblo-y no solamente los sacerdotes, sino también los obispos y los cardenales, como es lógico: "Soportad pacientemente vuestros sufrimientos, porque la vida terrestre no está destinada solamente a la vida lujosa y a beber y comer. La vida terrestre está destinada a seguir al Señor, y a practicar la imitación de Cristo. Donde todavía existe la renuncia y el sacrificio, existe también la gracia...donde no hay ni renuncia, ni sacrificio, ni oración desaparece también la gracia". Dónde ya no existe la gracia, ya empezamos a entrar nosotros (el infierno)... basta con una pequeña rendija.  Si se abre una pequeña rendija, pronto podremos ampliarla...y pronto está abierta toda la puerta.  Y al fin (con voz alta) se derrumba toda la casa, como sucede hoy con vuestra Iglesia.

     E: ¡Di la verdad, Verdi, solamente la verdad!

     V: Habría que empezar de nuevo. Habría que organizar misiones populares DESDE EL PÚLPITO.  ¿Creéis que no sería mejor mirar hacia arriba?  El púlpito es, hasta cierto punto, UN SÍMBOLO DEL CIELO,. Ya en tiempos anteriores había escalones en las sinagogas.

     E.  ¡En nombre de Jesucristo, de la Santísima Trinidad, del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, di la verdad en honor de Dios!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada