FRASES PARA SACERDOTES

Bendita sea, oh María la hora en la cual fuiste consagrada Madre de Dios. Bendita sea, oh María la hora en que pariste al Hijo de Dios. Bendito sea, oh María aquel primer abrazo que diste al Niño Jesús, Hijo de Dios. Bendito sea, oh María el primer alimento que diste al Niño Jesús, Hijo de Dios.


De: Preparación Espiritual al Sacratísimo Parto de María Santísima y al Nacimiento del Niño Jesús. Santa Catalina de Bolonia.

¿CUÁNTO VALE UN SACERDOTE?




¿CUÁNTO VALE UN SACERDOTE? Este video cuenta con fragmentos del hermoso escrito del poeta argentino Hugo Wast: “Cuando se piensa”. ¿Cuál sería tu respuesta?

Cuando se piensa que ni ... puede hacer lo que un sacerdote.

... ... 

ADVERTENCIAS DEL MAS ALLA A LA IGLESIA CONTEMPORÁNEA. Padre Arnold Renz.



LAS MISIONES POPULARES DEBEN PREDICAR DESDE EL PÚLPITO LA VUELTA A LO ANTERIOR.

     V: ...Tengo que decir, porque he sido sacerdote: Por eso, los sacerdotes deberían decir desde el púlpito, desde arriba, hasta el pueblo-y no solamente los sacerdotes, sino también los obispos y los cardenales, como es lógico: "Soportad pacientemente vuestros sufrimientos, porque la vida terrestre no está destinada solamente a la vida lujosa y a beber y comer. La vida terrestre está destinada a seguir al Señor, y a practicar la imitación de Cristo. Donde todavía existe la renuncia y el sacrificio, existe también la gracia...donde no hay ni renuncia, ni sacrificio, ni oración desaparece también la gracia". Dónde ya no existe la gracia, ya empezamos a entrar nosotros (el infierno)... basta con una pequeña rendija.  Si se abre una pequeña rendija, pronto podremos ampliarla...y pronto está abierta toda la puerta.  Y al fin (con voz alta) se derrumba toda la casa, como sucede hoy con vuestra Iglesia.

     E: ¡Di la verdad, Verdi, solamente la verdad!

     V: Habría que empezar de nuevo. Habría que organizar misiones populares DESDE EL PÚLPITO.  ¿Creéis que no sería mejor mirar hacia arriba?  El púlpito es, hasta cierto punto, UN SÍMBOLO DEL CIELO,. Ya en tiempos anteriores había escalones en las sinagogas.

     E.  ¡En nombre de Jesucristo, de la Santísima Trinidad, del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, di la verdad en honor de Dios!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR
San Francisco de Asís