FRASES PARA SACERDOTES


"Y así dice San Pablo (Rom.,8,13): Si según la carne vivieredes, moriréis. Y en otra parte (1Tim.,6,6): La viuda que en deleites está viviendo esta muerta: viva en la vida del cuerpo, y muerta en la del ánima.
Por tanto, quien esta necesidad sintiere en si mismo, debe primeramente tratar con aspereza su carne, con apocarle la comida y el sueño, con dureza de cama, y de cilicios, y otros convenientes medios con que la trabaje".

De: Audi, Filia (San Juan de Ávila)

PADRE FRANCISCO VERAR, UN SACERDOTE PANAMEÑO CON EL MENSAJE DE MEDJUGORJE.

Reverendo Padre Francisco Ángel Verar Hernández,
uno de los personajes que más domina el tema
de las apariciones de la Virgen en Medjugorje.
Panameño, sus prédicas y libros contienen amplia
enseñanza sobre los mensajes de la Virgen María.

El padre Francisco Ángel Verar, nació en la ciudad de Panamá, el 6 de octubre de 1955. En el año 1978 ingresó al Seminario Mayor San José, mientras estudiaba Filosofía, Ética y Religión en la Universidad Santa María la Antigua, culminando su grado en el 1983 y el 12 de diciembre de 1983 fue ordenado sacerdote para el clero secular.

Luego de trabajar en varias parroquias en el área de Panamá, desde 1985 hasta el 1988 se desempeñó como Secretario General del Consejo Presbiteral de la Arquidiócesis de Panamá, además de colaborar como Profesor de Espiritualidad, Biblia y Mariología en el Seminario Mayor San José.
En 1986 tuvo la oportunidad de visitar por primera vez el poblado de Medugorje en la antigua Yugoslavia y desde entonces ha sido un gran propagador de los mensajes de Nuestra Señora la Reina de la Paz.

En el año 1990 partió hacia Roma para estudiar en el Pontificio Instituto de Espiritualidad Teresianum, obteniendo el Diploma de Teología Espiritual mismo centro donde está por terminar el Doctorado. Además cursó estudios en el Pontificio Ateneo Antonianum obteniendo la Licenciatura en Teología Dogmática con especialización en Espiritualidad y Ciencias de la Evangelización. En ambos estudios culminados obtuvo el grado  Magna cum Laude.

Fue director por seis años del Colegio Santo Domingo Savio de Panamá. Ha servido desde 1996 al 2003 como presidente del Consejo Directivo Internacional de la Asociación de Centros María Reina de la Paz en Iberoamérica, movimiento al cual ha asesorado por más de 20 años. Es fundador de la Fraternidad María Reina de la Paz, compuesta por tres ramas, dos de Vida Consagrada y una de Laicos: las Hijas de María Reina de la Paz; los Hijos de María Reina de la Paz; y la Sociedad de María Reina de la Paz. Además es fundador de La Asociación Comunidad Magníficat para mujeres en dificultad, abandono, situaciones familiares de riesgo y problemas de adicciones.

En 1997 construyó en Panamá la primera Iglesia replica del Santuario de Medjugorje.  Es director del Movimiento Mariano María Magníficat que integran las ramas del Apostolado Perpetuo del Rosario, los Grupos familiares de oración de la Familia de Nazaret y el movimiento juvenil Oasis de Jesús.

Es fundador de Radio María en la República de Panamá, de la cual fue director durante 6 años. Actualmente asesora a Radio María Dominicana con la Comunidad Fuente de Misericordia y el Centro María Reina de la Paz Santo Domingo.

Es Autor del documental Medjugorje Esperanza del Nuevo Milenio, ha presentado un programa de televisión llamado Kerigma y su labor de evangelización lo ha llevado a predicar en retiros y conferencias en más de 20 países.

Desde abril de 2011 es párroco de la Iglesia San Francisco de Paula en el Distrito de La Chorrera en territorio panameño y reside, mientras no está de viaje, en otro poblado muy cercano,  el refugio espiritual Aldea María Reina de la Paz ubicado en las entrañas del Distrito de Capira.

Entre sus producciones literarias destacan los siguientes:

Apuntes bibliográficos del padre Francisco Verar sobre Medjugorje.


·      "Los Mensajes de la Virgen a la Parroquia de Medjugorje", que contiene información muy valiosa como una reseña histórica puntos espirituales, los fenómenos de Medjugorje frente a la ciencia, manifestaciones que acompañan a las apariciones, y los mensajes de Nuestra Señora desde el 26 de Junio, 1981 en adelante, lo cuál es muy difícil de encontrar.

·    "María Reina de la Paz", 16 años de Apariciones de la Virgen en una aldea Yugoslava y "El mensaje al joven de hoy"

·     "Medjugorje 2000"

·     "Llamados a ser imagen de Cristo" y "Los Mensajes de la Virgen a la parroquia de Medjugorje"

·    "Vivan mis Mensajes" - Las apariciones de Medjugorje 25 años después. Único libro que recoge las vivencias en ocasión del 25° aniversario de las apariciones.

·      "MIR, Reina de la Paz"

Reflexiones sobre la Conversión del Padre Francisco Verar.

Padre Francisco Verar en ocasión de las
Bodas de Plata Plesbiterales en el año 2008.
Aparece junto al actual Arzobispo  Mons. José Domingo Ulloa, 
el Padre Carlos Alfredo Mejía y el Padre Rómulo Aguilar.

También nosotros podríamos decir, como muchas veces me han dicho a mi:

- Yo ya me convertí. Creo en Dios, todo el día lo tengo presente.

Y yo le pregunto:

- ¿ Tu rezas tres rosarios diarios?

- Ah, no padre.

- ¿ Tu haces dos días de ayuno, a pan y agua como pide la Virgen?

- No, el ayuno no es para mi, se me baja el azúcar, me duele la cabeza, no veo bien....

- ¿Tu asistes a un grupo de oración, lees la Biblia diariamente?

- No, yo no soy un fanático.

- ¿ Tu amas a tus enemigos, no tienes ningún resentimiento ni rencor contra nadie?

- No, porque yo no soy santo.

Entonces no estamos convertidos.

¿ Qué significa convertirse? No es ir a la Iglesia y esto, se los digo como párroco, a partir de mi experiencia como pastor. La iglesia está llena de gente que tiene el corazón cerrado a Dios, cerrado como un bloque de hielo. Porque a la hora del compromiso, del trabajo apostólico, a la hora de la reconciliación con el otro, ¿Dónde están los católicos?. ¡Por ningún lado¡ Van a la iglesia sólo a calentar las bancas.

¿ Qué significa la conversión? Convertirse significa darle a Dios el primer lugar en nuestra vida. Cuando Dios ocupa el primer lugar en mi corazón me siento atraído por las cosas de Dios.

San Pablo dice en el capítulo 8 de su carta a los Romanos, que el fruto del Espíritu es el amor y la paz y que las obras de la carne llevan odio, es decir a amar menos a Dios, que son antagónicas (...)


Por tanto, convertirse significa también buscar a Dios, afanosamente; buscarlo con todo el corazón, con fatiga y luego disfrutar de esa presencia. Yo podré decir: "Me he convertido" cuando encuentre a Dios. (...)

Yo les recomiendo que , durante su permanencia aquí, en Medjugorje, no se preocupen de nada. Hagan a un lado cualquier temor, cualquier preocupación y trabajen más bien, en su propio corazón. Verán como Dios arregla las cosas, las necesidades que ustedes tienen, El mismo se encargará de hablarles al corazón, sin ningún intermediario. Permitan que Dios les hable.

Terminamos con una oración para prepararnos a la Eucaristía. Cierren sus ojos y permanezcan senados. Cerramos los ojos para no distraernos, esto nos ayuda a entrar dentro de nosotros mismos.

"Virgen Santísima, tu eres la Reina del Amor, tú eres la Reina de la Paz, tú eres la Reina de la Alegía. Yo en este momento no te quiero pedir nada, porque tu los abes todo. Tu conoces mi vida y mi historia, todas mis preocupaciones, temores, inseguridades y miedos. Sin embargo, muchas veces yo te he dejado y no me he acordado de tí. En este momento, hago un acto de fe. Yo sé que tú estas aquí. Tu has dicho que aún a lo largo del día, cuando los videntes no te pueden ver, vienes a Medjugorje a orar, a interceder por los peregrinos y todos los que buscan a Dios. Yo sé que Tu estás conmigo y en este momento te abro de par en par las puertas de mi corazón. Quiero que te aparezcas ahora en mi propio corazón, quiero que mi corazón sea el Podbrdo, el Krizevac. Ven, María, Ven. Hazte presente en mi corazón. Te ofrezco en este día todo cuanto he sufrido, cuanto he anhelado: mis preocupaciones, mis temores, pero también mi esperanza y mi fe en Dios. Yo quiero que Tú, a partir de hoy, guiés mi corazón y los conduzcas por el camino de la conversión. Amen."

Padre Francisco Verar. Octubre 26 de 1998.


Medjugorje de Panamá

Padre Fransico Verar en ocasión de una entrevista de
un medio panameño en la Comunidad Magníficat en Capira,
en donde se atienden espiritual y socialmente los problemas
de muchas mujeres.

En 1985, durante una conferencia en Chitré, provincia de Herrera, el padre canadiense Emiliano Tardif contó que había estado predicando en Medjugorje, antigua Yugoslavia y que a causa de esa predicación las autoridades ordenaron su encarcelamiento, le retiraron el pasaporte y le prohibieron regresar en los siguientes 5 años. Durante la conferencia, el padre Tardif mencionó que la Virgen María se aparecía todos los días y que traía un mensaje de paz para el mundo.

El padre Francisco Verar, una pieza fundamental en la difusión de los mensajes y del acontecimiento de las apariciones de la Virgen en Panamá, era uno de los asistentes en la conferencia de aquel día. Pero no sería el único sacerdote cautivado con lo que se decía tenía lugar en la pequeña aldea.

Ese mismo año, el padre Reinaldo Caramañites viajó a Medjugorje y habiendo conocido de cerca la experiencia también habló del acontecimiento en el país. Un año después, los padres Teófilo Rodríguez y Verar atendieron el llamado de la Madre de Dios y decidieron visitar el sitio. A su regreso, presentaron su testimonio al entonces Arzobispo de Panamá, monseñor Marcos Gregorio McGrath y el padre Verar le pidió su consentimiento para hablar públicamente de las apariciones. Este se la otorgó, pero con la recomendación de que debía explicar que el fenómeno aún no era reconocido oficialmente por la Iglesia.

Ese fue el inicio de un proceso de amplia difusión de las apariciones de la Virgen en Medjugorje, el cual ha dado muchos frutos y ha transformado la vida de muchas personas.

A raíz del lanzamiento del libro “María Reina de la Paz, seis años de apariciones diarias en una aldea de Medjugorje” se comenzó a editar una revista llamada María Reina de la Paz, la cual fue fundamental en la difusión del fenómeno.

El padre Verar construyó, en la barriada Don Bosco, el primer templo réplica de la parroquia Santiago Apóstol de Medjugorje, el cual fue dedicado, en 1997, a la advocación María Madre de Dios por monseñor José Dimas Cedeño.

Los frutos continuaron. El 5 de agosto de 1998 salió al aire Radio María, con una marcada espiritual mariana y de referencia a Medjugorje. Desde el inicio, la familia mundial de Radio María estuvo vinculada a las apariciones; de hecho, los fundadores del apostolado en Italia fueron en peregrinación a la parroquia Santiago Apóstol y aseguran haber recibido un mensaje de la Virgen, en el que le decía que les otorgaba la bendición para que fueran apóstoles de sus mensajes. Hoy la familia mundial de Radio María está presente en los cinco continentes en más de 50 países y se identifica con imagen de la Virgen representativa de las apariciones.

El 8 de diciembre de 2003, el padre Verar tuvo la inspiración de fundar una comunidad para ayudar a mujeres en dificultad por problemas de adicción a las drogas, al alcohol, problemas emocionales, entre otros. Así fundó la aldea María Reina de la Paz en el distrito de Capira. El sitio alberga a mujeres en recuperación y, en algunos casos, a sus hijos. Además, en sus instalaciones tienen una sección habilitada para celebrar retiros convivencias y encuentros de diferentes parroquias y comunidades.
También en la República de Panamá hay dos parroquias vinculadas a la espiritualidad de Medjugorje que tiene por titular la advocación de María Reina de la Paz. Una de ellas se encuentra en la diócesis David, provincia de Chiriquí y la otra en la Arquidiócesis de Panamá, en los Andes No.2.
En 1997, el padre Verar fundó una comunidad de vida consagrada de religiosas, las cuales asumieron la espiritualidad de la Virgen María Reina de la Paz y cuya casa principal está en la parroquia Santa Marta en la Arquidiócesis.

Cada año, decenas de personas viajan en peregrinación al Santuario Internacional de Medjugorje, con el fin de ser testigo de este gran acontecimiento que vive nuestra Iglesia y poder renovar la vida espiritual, a la luz de los mensajes y de la presencia extraordinaria de la Santísima Virgen María. En 20 años de frecuentes peregrinaciones unos 10,000 panameños han visitado Medjugorje entre los que se destacan 5 obispos y decenas de sacerdotes.

Producto de las numerosas visitas de los peregrinos panameños se han multiplicado en todo el país los grupos de oración que asumen la espiritualidad de Medjugorje. Desde hace más de 10 años existe un movimiento de grupos de oración de niños vinculados a la espiritualidad de Medjugorje, que tiene como fin educar a los pequeños en la difícil tarea del diálogo con Dios, a través del rezo del Rosario, la adoración a Jesús Sacramentado la meditación de la palabra de Dios y la catequesis.

En 2007, día de la Sagrada Familia, un grupo de matrimonios en convivencia en la Aldea María Reina de la Paz sintió la inspiración de iniciar un movimiento matrimonial y familiar que asumiera la espiritualidad de la Sagrada Familia de Nazaret para vivir en profundad el compromiso del sacramento del matrimonio.

PADRE FRANCISCO VERAR, INCANSABLE IMPULSOR DE LA ESPIRITUALIDAD DE MEDJUGORJE.
«Todo hombre necesita paz, sobre todo la paz del corazón»

Entrevista por  Samuel Gutiérrez para el diario Catalunya Cristiana.

Se acaban de cumplir los 30 años del inicio de las supuestas apariciones de la Virgen María en el pueblecito bosnio de Medjugorje. Dada la expansión del fenómeno y la controversia generada con la jerarquía local, actualmente es la mismísima Santa Sede la que estudia directamente las apariciones. En Cataluña, donde recientemente impartió unas charlas el P. Francisco Verar (Panamá, 1955), cada vez son más los peregrinos que vuelan cada año hasta la antigua Yugoslavia en busca de una fuerte experiencia de fe:

¿Qué destacaría del mensaje dela Reina de la Paz?

Su mensaje es fundamentalmente un mensaje de paz. Todo hombre necesita paz, sobre todo la paz del corazón. La Virgen no hace otra cosa que invitarnos a cultivar esa paz, a ser testigos de ella y difundirla a los demás. En este sentido no es un mensaje distinto al que ya conocemos. Lo novedoso es que los supuestos videntes afirman que la Virgen se continúa apareciendo todos los días.
También es muy novedoso el hecho de que a raíz de esta experiencia urge una espiritualidad muy fuerte de invitación a la conversión continua y a la renovación de la vida espiritual a través de la oración y la comunión con Dios. Para María cualquier bautizado es un contemplativo en la acción. En el centro de su mensaje está el amor sin límites de Dios por cada uno de nosotros.

¿Qué nos puede contar de su primera peregrinación a Medjugorje?

Fui a Medjugorje por primera vez en junio de 1986 para conocer de cerca el lugar donde algunos decían que la Madre de Dios se aparecía diariamente. Iba como simple observador. Allí sentí interiormente un gran impulso de orar como nunca antes lo había hecho. Sentí, como tantos peregrinos han sentido allí, una gran paz y alegría en el corazón. Loque experimenté me motivó a investigar y conocer más de cerca este fenómeno tan especial. Sólo puedo decir que nunca había orado tanto en mi vida como la primera vez que yo fui a Medjugorje. Al regresar a mi país lo primero que hice es hablarle a mi obispo sobre esta experiencia y le pedí su bendición para poder hablar públicamente de esto.

Con el tiempo se ha acabado convirtiendo en un predicador de la Virgen.

Yo soy el primer sorprendido porque no era ésta mi intención. Actualmente llevo 25 años viviendo esta espiritualidad, hablando de los mensajes de la Virgen, visitando más de treinta países, escribiendo libros, dando retiros, conferencias, seminarios... Siento que Medjugorje forma hoy parte de mi vida.

¿Hay un antes y un después en la vida del P. Francisco Verar?

Sí que lo hay, sobre todo en lo que se refiere a la constancia en la vida de oración. Desde que conocí Medjugorje, yo siento que algo interiormente me impulsa a estar más con Dios. Mi sacerdocio se ha ido configurando fundamentalmente a partir de la espiritualidad de Medjugorje, a través del rezo continuo del Rosario, la meditación de los mensajes, la adoración, el ayuno a pan y agua... Lo que la Virgen dice es una renovación continua de la vida sacerdotal y de la vida cristiana. Ésta es la clave de sus mensajes: profundizar la llamada evangélica a la conversión y dar así un nuevo impulso a nuestra vida cristiana. En este sentido, Medjugorje es para la Iglesia un extraordinario don de Dios frente a los tiempos que estamos viviendo.

¿Se puede no creer en Medjugorje?

Cuando comenzaron las apariciones, le hicieron esta misma pregunta a la Virgen y ella dijo: «Si no quieren creer, no importa, con tal de que se conviertan y crean en Jesús.» Hay muchos caminos para vivir la conversión y Medjugorje es uno de ellos. No hay que ir necesariamente a Medjugorje para experimentar a la Virgen. Lo importante es convertirse, aceptar el mensaje de Jesús y vivir lo que la Iglesia nos presenta.

¿Qué pasaría si la nueva comisión internacional que estudia las apariciones, nombrada directamente por el Papa, determinase que «consta la no-sobrenaturalidad»?

Yo pienso que eso no se va a dar. El seno de la Iglesia no puede negar lo que Dios mismo hace. Medjugorje es un fenómeno eclesial, que se desarrolla en la Iglesia, por la Iglesia y para la Iglesia. Mi opinión personal sobre por qué Dios permite la negación del obispo de Mostar es para que el fenómeno llegue al Vaticano y pueda ser estudiado a fondo.

No hay que olvidar que es la primera vez en la historia que la Santa Sede se involucra en la investigación de un fenómeno de apariciones marianas. Si lo ha hecho es porque el fenómeno rebasa los límites de una devoción local y tiene ya un alcance en los cinco continentes.


Comentario del Mensaje del 25 de Diciembre de 2011
desde Medjugorje, Bosnia-Herzegovina y reflexión del P. Francisco Ángel Verar Hernández

“Queridos hijos, también hoy les traigo entre mis brazos a mi Hijo Jesús para que Él les de su Paz. Oren hijitos y testimonien para que en cada corazón prevalezca, no la paz humana sino la paz divina que nadie puede destruir. Esa es la paz del corazón que Dios da a aquellos que ama. Todos ustedes por medio del bautismo son llamados y amados de manera especial, por eso testimonien y oren para que sean mis manos extendidas en este mundo que anhela a Dios y a la paz. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”



Sólo dos días después que la Madre dio este mensaje a la Iglesia, se comenzó a vivir el sagrado tiempo del Adviento que prepara la llegada de la Navidad. La Navidad es una experiencia de amor. Así la vivieron la santísima Virgen María y su castísimo esposo san José. Del mismo modo la vivieron los pastores que fueron al portal de Belén, los ángeles y Dios Padre. Sin amor no hay Navidad. La Navidad no la hacen las luces, los colores, las comidas… sino el amor. Y el amor de Dios se manifestó en plenitud a la humildad en el Pequeño Niño que nació en Belén. Para entender esto la Madre invita a la Iglesia a vivir, desde ahora, dos virtudes fundamentales: “la esperanza y la alegría”.

1. La Madre destaca el misterio de la Navidad


Desde que iniciaron las apariciones de la Virgen en Medjugorje, la Navidad siempre ha sido una de las fiestas más significativas. Se recuerda que la primera vez que los videntes vieron a la Virgen en la Colina ―24 de junio de 1981―, sostenía en sus brazos a Jesús recién nacido y desde entonces, a los largo de estos treinta años, cada 25 de diciembre aparece del mismo modo. Téngase en consideración, que aún tres videntes tienen el privilegio de verla todos los días: Vicka, Marija e Iván, y Mirjana tiene la aparición el día 2 de cada mes.

Por otro lado, Ivanka ve a la Virgen el 25 de junio cada año y Jakov, por su parte, cada 25 de diciembre. Entonces, cuatro de los videntes, también este año el día de la Navidad, vieron a la Virgen que sostenía en sus brazos al Niño Jesús el día de la Navidad. La Madre nunca les ha dicho a los videntes porqué aparece de esta manera cada ni ellos se lo han preguntado. Pero es obvio que de esta forma, la Madre de Dios, quiere resaltar el origen divino de Jesús (unión hipostática) y la relación existente entre Ella y la Santísima Trinidad.

El mensaje principal de este 25 de diciembre comienza de esta manera: “Queridos hijos, también hoy les traigo entre mis brazos a mi Hijo Jesús para que Él les de su Paz”. La expresión recuerda que por treinta años consecutivos, cada 25 de diciembre, la Madre ha prensado al Niño Jesús para ser reconocido como Hijo de Dios y Salvador del mundo, Portador de la verdadera Paz. Obsérvese, que en el mensaje la Madre destaca que quien trae la paz es Jesús y no Ella; a pesar de mostrarlo infante. Y lo presenta así, no porque de esta manera permanece en el Paraíso sino para subrayar el misterio de su nacimiento como Hijo de Dios en el mundo, es decir: para subrayar el valor de los méritos de su tierna infancia que hablan por la eternidad.

2. Orar y dar testimonio al inicio de un nuevo año.

En el mensaje la Madre también dice: “Oren hijitos y testimonien para que en cada corazón prevalezca, no la paz humana sino la paz divina que nadie puede destruir. Esa es la paz del corazón que Dios da a aquellos que ama.” Quizás sea esta la parte más significativa del mensaje, toda vez que la Madre se sirve del misterio de la Navidad para invitar a sus hijos de nuevo a la oración y para dar testimonio. Por consiguiente, se debe observar que es eso lo que la Madre pide a todos en esta Navidad y al inicio de un nuevo año civil. Sabido, que a lo largo de estos treinta años y seis meses que la Madre aparece, el énfasis de sus mensajes ha recaído siempre en la oración personal, familiar, comunitaria y litúrgica, y la Navidad es tiempo propicio para retomar la tarea.

La Madre entonces, espera que las fiestas de fin de año no distraigan a nadie de tal esencial llamada. Por tanto, cada cual en medio de sus posibilidades, debe responder. Y una manera de hacerlo es permanecer en oración junto al pesebre familiar, o bien, visitar lo más posible el sagrario, rezar la Liturgia de las Horas y el santo rosario, particularmente los misterios de gozo. Además, hay que advertir, que la Virgen ha hablado nuevamente de la importancia del testimonio cristiano. Tema que ha evidenciado muchas veces en el año que ha terminado. Quizás, porque mientras observa desde el cielo a sus hijos, percibe en gran escala, como se abre cada día más la brecha entre la fe y vida. Y frente a ello no hay más que responder que con la conversión. Entonces, es necesario que se tome en serio esta llamada. Un día dijo la Madre: “lo que sucederá en el mundo depende de ustedes”.

En el mensaje de este 25 de diciembre, la Virgen propone que se lleve la paz a la humanidad por medio del testimonio de vida. Recuérdese que Jesús proclamó: “Bienaventurados los que trabajan por la Paz” y cuando el Señor pensaba en esta dedicación, pensaba en el ejemplo de vida. Una vez dijo la Virgen: “Si ustedes viven mis mensajes, no tendrán necesidad de repetirlo con palabras porque quienes los vean se darán cuenta de lo pido”. La Virgen no tiene necesidad de decirle cada día a los videntes que viene por la paz del mundo. ¡Suficiente verla! Porque el rostro de la Virgen siempre irradia paz. Y de igual manera debe ocurrir con el testimonio de sus hijos; exactamente como ocurrió con Moisés al descender del Sinaí. La Escritura afirma que los israelitas que presenciaban el rostro de Moisés al descender del Sinaí, irradiaba la gloria de Dios. Y por tanto, no tenían necesidad que Moisés los convenciera que había hablado con Dios, porque su rostro lo decía todo. Y lo mismo debe ocurrir hoy en todo hijo de María y discípulo de Cristo: somos todos portadores de paz a través de nuestra conducta, de nuestro ejemplo; sin necesidad de palabras; sin necesidad de hablar de los mensajes de la Virgen. Y adviértase, que todo depende de la vida de oración; como Moisés lo hacía: cara a cara con Dios, como un amigo trata a un amigo. Obsérvese cómo la Madre enfatiza en el mensaje de este 25 el desafío: “Oren hijitos y testimonien para que en cada corazón prevalezca, no la paz humana sino la paz divina que nadie puede destruir.”

3. La paz don de Dios.


En el mensaje la Virgen destaca dos clases de paz, pero a Ella sólo le interesa una: la paz divina, la paz que Dios da, la paz como fruto del verdadero testimonio, la paz que Jesús quiere que prevalezca en cada corazón. Y señálese, que nadie puede dar lo que no tiene. Por eso antes de hablar que María aparece en Medjugorje hay que tomar con responsabilidad sus mensajes y el evangelio de Jesucristo: principal fuente de paz.

La Madre ha dicho que “la paz comienza en el propio corazón para luego difundirla en la propia familia”. También ha dicho que “hay que orar por la paz: para que ella prevalezca como un don de Dios permanente en el corazón”. Estos mensajes no son novedosos pero sí urgentes y actuales frente al mundo que nos rodea. Es un aspecto del evangelio que fácilmente se puede olvidar, y que por lo mismo habría que retomar con fuerza y dedicación, como Francisco de Asís y Clara en su época, como muchos santos lo hicieron.

4. “Manos extendidas” de María

El mensaje termina destacando la importancia de ser discípulos de la Virgen en el mundo contemporáneo. La expresión “manos extendidas” que la Madre ha utilizado muchas veces en sus mensajes está vinculada a la eclesiología de san Pablo. En efecto, el Apóstol afirma que en Cristo “todos formamos un solo Cuerpo”. Por lo que se debe recordar que María es Madre del Cristo total. Es decir, de la cabeza (Cristo) como de cada uno de los miembros del Cuerpo. Ser “brazos extendidos de María” en el mundo es una responsabilidad que corresponde a todo bautizado, hijo de María y miembro del Cuerpo de Cristo que es la Iglesia.

Para finalizar, también hay que tener presente el mensaje que primero la Madre transmitió por medio de Jakov, porque de esta manera si comprende mejor la llamada que hizo: “Queridos hijos, hoy de manera especial deseo conducirlos y entregarlos a mi Hijo. Hijitos, abran sus corazones y permitan a Jesús que nazca en ustedes, porque solamente así, hijitos, ustedes mismos podrán experimentar su nuevo nacimiento y, con Jesús en sus corazones, emprender el camino hacia la salvación. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”

Cuando Jesús permanece en el corazón no es difícil comprometerse con la paz y dar testimonio de su amor en el mundo, como tampoco será difícil orar. Es cierto que para tener a Jesús en el corazón hay que orar, pero si no se le abre las puertas del corazón de par en par tampoco se puede orar correctamente. Recuérdese, que antes que María en Nazaret quedara en cinta de Jesús Ella ya sabía orar, pero al tenerlo presente en su vientre, sin lugar a dudas, pudo orar más. Por lo tanto, quien tiene a Jesús en su corazón no le será difícil permanecer en oración y dar testimonio de su amor en el mundo.

Mensaje de la santísima Virgen María Reina de la Paz del 30 de diciembre de 2011 por medio de Iván Dragicevic en la Colina de las apariciones, Medjugorje Bosnia-Herzegovina.

“Queridos hijos, también hoy la Madre los invita con alegría: sean portadores míos, los portadores de mis mensajes en este mundo cansado. Vivan mis mensajes, acojan mis mensajes con responsabilidad. Queridos hijos, oren junto a mí por los proyectos que deseo realizar. En particular, hoy los invito a orar por la unidad, por la unidad de mi Iglesia, de mis sacerdotes. Queridos hijos: oren, oren, oren. La Madre ora con ustedes e intercede por todos ustedes delante de Su Hijo. Gracias, queridos hijos, también hoy por haberme acogido, por haber acogido mis mensajes y porque viven mis mensajes”

El mensaje que la Virgen dio en forma extraordinaria en la Colina de las apariciones el pasado 30 de diciembre, ante miles de peregrinos, se puede ver como una extensión de los dos anteriores. El mensaje enfatiza nuevamente el deber del testimonio mariano, de la presencia prolongada de la “Gospa” en la vida de sus hijos. Y la Virgen invita a cada peregrino y devoto suyo, a que tomen con responsabilidad su venida a la tierra y la urgencia de llevar sus mensajes. Por otro lado, invita a orar urgentemente por sus intenciones, por sus proyectos que espera realizar, y enfatiza: orar por la unidad de la Iglesia y de los sacerdotes y repite nuevamente: “oren, oren, oren.”



Si es cierto que el mensaje la Virgen lo dio frente a los peregrinos que estaban en la aparición, no por eso se puede pasar por alto la urgencia de la intención que la Madre lleva en su Corazón Inmaculado estos días, toda vez que nadie más que Ella conoce la situación por la que atraviesa hoy el Cuerpo de Cristo. Por lo tanto, al inicio de un nuevo año pide como tarea prioritaria orar continuamente por estas intenciones. Entonces ―en lugar de juzgar o criticar―, lo que la Iglesia y los sacerdotes más necesitamos en este momento, son oraciones y sacrificios continuos.



¡Santo y feliz santo Año del Señor 2012!


Oremos:


Oh Jesús: si mi corazón ha permanecido cerrado a Tu Amor por muchos años, en este momento me entrego a él. Que es Sumo Bien. Que es paz, Alegría sin fin. Tu Madre me ha dicho en este mensaje que me quieres abrazar con Tu Amor tierno. Tu Sabes que innumerables veces he rechazado ese amor tierno por mis distracciones, por mi falta de perseverancia en la oración con el corazón. Por eso hoy me hago las paces contigo. Hoy te abro las puertas de mi corazón. Estoy dispuesto.

Tu Madre en este mensaje me ha hecho comprender la diferencia que existe entre la alegría falsa del mundo y la que Tu hoy ofreces a mi corazón y que no es pasajera. Esa es la alegría que quiero experimentar de hoy en adelante. Con esa alegría quiero llenar mi corazón vacío, frustrado, herido, orgulloso… Con esa alegría quiero, ante mis amigos, dar testimonio continuo de Ti. Por eso te pido hoy Jesús, que vengas a mi corazón. Espero en Ti, en Tu amor: quiero que me abraces, estoy dispuesto a experimentar ese don como tantas veces en la tierra lo experimentó María y hoy mi invita a abrirme a Él.

¡Gracias Jesús, gracias María! ¡Ven Espíritu Santo! ¡Ven por Jesús y María! Llena ni corazón vida de tus dones, de tu amor y de Tu Divina Unción

P. Francisco A. Verar



CRÉDITOS:
Para la elaboración de la presente entrada he recurrido a las siguientes fuentes en donde puede, usted lector, ampliar acerca de Medjugorje, y las apariciones de la Virgen María.

centromedjugorje.org
Corrientes noticias.com.ar
fcpeace.com
medjugorje.blogcindario.com
vamosamedjugorje.com
mariamagnificat.org

diarios panameños El Panamá América, La Prensa, Día a Día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada