FRASES PARA SACERDOTES


"Nunca pueden confiar en una persona que desprecia la Madre de Dios. No le pueden oír nada de lo que enseña, no pueden leer nada de lo que escribe y no pueden oír nada de lo que predica. El que desprecia a la Madre de Jesús es un mismo enviado del diablo. Porque el único que persigue a la Madre de Jesús, la teme y la odia es satanás."

De: LA BATALLA ESPIRITUAL, Marino Restrepo.

EL SACERDOTE ABRE LAS PUERTAS AL FUTURO DE DIOS PARA EL MUNDO

UN LLAMAMIENTO AL AMOR. (Sor Josefa Menéndez)

(Sor Josefa): "¡Dios mío! Para ganaros almas no volveré a titubear; sufriré cuanto sea preciso.  Lo que quiero es no salir jamás de vuestro Corazón".
-Asi me consuelas, Josefa.  No te pido más.  Si eres pobre, Yo soy rico. Si eres débil, Yo soy fuerte.  Lo que te pido es que no me rehúses nada.  Escucha los latidos de mi corazón.  Es por las almas; las llamo, las espero...las vuelvo a llamar.



(Jesús): "Ven, Josefa; te necesito.  Quiero que hoy te ofrezcas como víctima y que todo tu ser sufra martirio para salvar estas almas.  Humíllate y pide perdón por ellas.  ¨Estoy contigo".



-"Besa, hija mía, los pies del que es tu Dios, y será tu compañero inseparable, si tú no le rechazas. Acércate sin miedo: es todo amor".



"Vengo, hija mía, a decirte que conviene que sufras.  El amor y el sacrificio todo lo alcanzan.  No te canses...Es por las almas".



"Vino Jesús al empezar la Misa, escribe Josefa el Martes, 25 de Enero.  Le pregunté si había lastimado su Corazón, pues ya sabe que esto es lo que más me duele".

-"No, respondió El lleno de bondad;  escucha esta palabra: el oro se purifica en el fuego; así tu alma se purifica y fortalece en la tribulación, y el tiempo de la tentación es de gran provecho para ti y para otras almas.



-"El alma que ama desea sufrir, y el sufrimiento aumenta el amor.  El amor y el sufrimiento unen al alma estrechamente con Dios hasta hacerlo una misma cosa con El.
Y al quejarse Josefa de su debilidad:
-"Nada temas.  Yo soy la misma fortaleza.  Cuando el peso de la cruz te parezca superior a tus fuerzas, pide socorro a mi Corazón".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR
San Francisco de Asís