FRASES PARA SACERDOTES


Dice el demonio: de cierta forma estoy obligado a decir, tengo que decir esto: las mujeres deben llevar velo pero ya hace tiempo que no lo llevan por un querer del infierno.

De: La Eucaristía y lo que dicen los demonios. Padre Carlos Cancelado.

EL SACERDOTE ABRE LAS PUERTAS AL FUTURO DE DIOS PARA EL MUNDO

MENSAJES DE JESÚS EL BUEN PASTOR -MENSAJES RECIENTES- PARTE 8.




*********

GUARDAOS DE TOCAR A MIS UNGIDOS,
NO HAGÁIS MAL ALGUNO A MIS PROFETAS (SALMO 105, 15)

JUNIO 22 /2011 7:40 A.M.

¡LLAMADO DE DIOS PADRE A LA HUMANIDAD!

Paz a vosotros, hombres de buena voluntad.

No ataquéis, ni maltratéis a mis profetas y ungidos, para que no os hagáis maldición vosotros y vuestra descendencia. Mis profetas y ungidos son mis elegidos y yo hablo a través de ellos; mis palabras pongo en sus bocas, para que le hablen a mi pueblo y lo instruyan con mis mensajes sobre los acontecimientos que sobrevendrán; ellos son la voz en el desierto y yo vuestro Padre, no ejecuto nada, sin antes avisaros a través de mis profetas.

Guardaos pues de tocar a mis ungidos y hacer mal alguno a mis profetas, porque ellos son gratos a mis ojos, los llevo grabados en las palmas de mis manos y escondidos en las niñas de mis ojos. Si vosotros supierais cuánto amo a mis profetas y ungidos, entonces, también los amaríais y escucharíais el llamado que os estoy haciendo a través de ellos para que os convirtáis. Os digo, que si alguno le hiciere daño a uno de mis ungidos, se hará maldición no sólo él, sino también su descendencia hasta la décimo quinta generación. No maltratéis, ni ataquéis a mis mensajeros, porque no lo permitiré; absteneros de criticarlos y de poner en tela de juicio su misión; ningún mortal tiene la autoridad moral o espiritual para juzgar las acciones de mis enviados. Yo soy libre de hacer mi voluntad y de juzgar sus acciones, ¿acaso vosotros me cuestionaréis?. Os recuerdo: No sale una palabra de mi boca, sin que regrese a mí, dando el fruto que espero. Acordaos: Mi Misericordia es más grande que mi Justicia. Toda profecía es susceptible de cambio si vosotros oráis, ayunáis y hacéis penitencia.

Acordaos de Jonás cuando lo envíe a predicarle a la ciudad de Ninive y anunciarles el castigo que les sobrevendría si continuaban pecando; acordaos también que todo el pueblo atendió mi llamado y se vistió de sayal e hizo penitencia, entonces me abstuve de enviarles el castigo. Con esto quiero enseñaros, que la oración, el ayuno y la penitencia, modifican toda sentencia; soy más Padre que Juez. He detenido el curso de muchos acontecimientos nefastos para la humanidad, por las conversaciones que se vienen dando; os lo repito: No me complazco con la muerte del pecador, antes deseo que tenga vida eterna. Hasta el último segundo esperaré al pecador para que se convierta.

Lo que está escrito, se cumplirá como está escrito, más si vosotros oráis, ayunáis, y hacéis penitencia, lo que está por venir será menos duro para la humanidad. El poder de la oración cuando se hace en cadena, es incienso que sube a mi estrado y hace que el curso de los acontecimientos se modifique. Os recuerdo las palabras del salmista: Oh Dios, un corazón contrito y humillado, tu no lo desprecias. Por eso hijos míos, os insisto en que debéis de orar, ayunar y hacer penitencia, con mayor intensidad en estos días de tanta oscuridad espiritual, para que la luz de la oración os guíe en vuestro paso por las tinieblas. Acatad pues las instrucciones que os doy a través de mis profetas de estos últimos tiempos; escuchad y poned en práctica mis mensajes; pedid mucho discernimiento a mi Santo Espíritu y comparad mis mensajes con los textos bíblicos, así podéis constatar la veracidad de mis palabras y la autenticidad de mis profetas, para que nadie os engañe con falsas profecías diciendo que nada sucederá. Quedad en mi paz, hombres de buena voluntad. Soy vuestro Padre: YAHVE.

Dad a conocer mis mensajes a todas las naciones.


¡ANIMO PUEBLO MÍO, LA GLORIA DE DIOS OS ESPERA,
NO DESFALLEZCAIS!

Junio 29/2011 3:30 p.m.


Hijos míos, que mi paz esté con vosotros.

Grandes acontecimientos en el cielo y en la tierra anunciarán mi segunda venida. El acortamiento de los días irá en aumento, si no se acortasen estos días, los justos no se salvarían. (Mt 24, 22).
Os digo, que si vuestra fe no está arraigada y vuestra confianza no está puesta en mí, sucumbiréis, pues el paso de mi justicia traerá la guerra, la hambruna, la desolación, las pestes, las enfermedades y las persecuciones. Si vosotros no estáis aferrados a mí, como el sarmiento a la vid, pereceréis. Por eso hijos míos, quiero enviaros primero mi aviso, para que os fortalezcáis en la fe y así podáis sobrellevar los días de la prueba; sin mi despertar de conciencias no seréis capaces de afrontar los días de la purificación; acordaos que la pelea no es con gente de carne y hueso, sino con malignas fuerzas espirituales bajadas del cielo, las cuales tienen mando, poder y dominio, sobre este mundo oscuro. (Efesios 6, 12).

Por eso colocaos la Armadura Espiritual, para que podáis resistir en el día malo y podáis ser perfectos. (Efesios 6, 13) La fe, la oración, la Armadura, la consagración a mi Sangre, la perseverancia, y ante todo el amor, serán vuestras fortalezas; porque en verdad os digo: Que muchos primeros serán últimos y muchos últimos serán primeros. Ningún mortal estará exento de mi prueba, mi pueblo será probado, como se prueba el oro en el fuego.

Aferraos a mi Madre y haced lo que ella os diga, para que podáis llegar seguros a las puertas de mi Jerusalén Celestial. Mi Madre es el Arca de la Nueva Alianza, donde encontraréis refugio, ella, es el consuelo de los desamparados; la luz de su Corazón Inmaculado os guiará en el paso por las tinieblas. Hijos míos, en el reinado de mi adversario, debéis de permanecer más unidos a mi Madre, uniéndoos a ella, a través del rezo del Santo Rosario; haced también cadenas de oración, de ayuno y penitencia; por muy dura que os parezca la prueba, permaneced firmes, no desfallezcáis; acordaos que yo os conozco y sé hasta dónde podéis llevar la cruz; soportad con amor esta prueba y amaos y socorreos los unos a los otros; necesito probaros y purificaros, para que podáis ser dignos de mí, y así podáis entrar en mi Nueva Jerusalén. Os digo, hijos míos: Para poder encontrar la luz, primero debéis pasar por las tinieblas, para llegar a mí, debéis pasar primero por el calvario, para que mañana podáis resucitar a la nueva vida y habitar conmigo en los Nuevos cielos y la Nueva tierra.

¡Ánimo pueblo mío, la Gloria de Dios os espera, no desfallezcáis!. Sabed que vuestra prueba es mínima comparada con la gloria que os espera en mi Jerusalén Celestial. Que mi paz os acompañe. Soy vuestro Padre, Jesús el Buen Pastor.

Dad a conocer mis mensajes a todas las naciones.


EL PECADO DEL HOMBRE DE HOY ESTÁ ROMPIENDO CON EL EQUILIBRIO Y LA ARMONÍA QUE RIGEN MI CREACIÓN

JULIO 14 /2011 8:30 A.M.

¡LLAMADO ANGUSTIOSO DE DIOS PADRE A LA HUMANIDAD!

Hombres de buena voluntad, que la paz de Dios esté con vosotros.

El pecado del hombre de hoy está rompiendo con el equilibrio y la armonía que rigen mi creación. El universo y el hombre son esencia del amor de Dios y guardan una estrecha relación. Mi juicio a las naciones es necesario, porque al paso que va la humanidad, si no intervengo, el hombre y su tecnología de muerte destruirían mi creación.

A través de toda la historia de la humanidad, nunca existió una generación tan perversa y pecadora, como sucede al presente; el cosmos se conmociona por el pecado del hombre de estos últimos tiempos; toda mi creación, exceptuando el hombre, guarda equilibrio y armonía; es el hombre, mi criatura más amada la que está rompiendo las leyes naturales y espirituales de todo cuanto existe. Os digo, que el pecado de un solo hombre afecta a muchos, y el pecado de muchos, afecta el equilibrio de la creación y rompe con la armonía de las cosas creadas. La creación es una sola y en ella está incluida la humanidad; la esencia humana es una sola, los seres humanos no son diferentes en su esencia, el hombre es uno solo, creado a imagen y semejanza de su creador. Hay diferentes razas, pero una sola es la unidad, el ser humano.

Entended que sois seres espirituales y que hacéis parte de un universo que es también espiritual, por eso, cuando la relación hombre y cosmos se rompe se afecta el equilibrio y la armonía que rige en el ecosistema. Todo fue creado con amor y sabiduría y guarda una estrecha relación; pero el pecado del hombre de hoy, está rompiendo ese equilibrio espiritual y universal, haciendo que el universo se descontrole; el hombre es un universo unido al cosmos y todo está sabiamente relacionado por el amor de Dios Padre. Al romperse el equilibrio del amor por parte del hombre, todas las demás criaturas sufren y la creación se descontrola.

Hijos míos, espero que entendáis todo esto y que recapacitéis y toméis conciencia del daño que vuestro desamor está haciendo a mi creación; recapacitad y volved a mí, que soy la vida; arrepentíos de corazón y haced cadenas de oración, ayuno y penitencia a nivel mundial; imitad al pueblo de Nínive, entonces tendré misericordia de la humanidad y no la castigaré como merecen sus pecados. Acordaos: Hasta el último segundo esperaré al pecador para que se convierta, de lo contrario, será mi Justicia la que se encargue de restablecer el orden y el derecho. Soy vuestro Padre: YAHVE.

Dad a conocer hombres de buena voluntad este mensaje en todos los confines de la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR
San Francisco de Asís