FRASES PARA SACERDOTES

No os cancéis de rezar y propagar el Santo Rosario. El Santo Rosario es el arma más poderosa que el cielo os ha dado para vencer las fuerzas del mal.
(Padre Pío).

Papa: sacerdotes no se conformen con una vida normal



ADVERTENCIAS DEL MAS ALLA A LA IGLESIA CONTEMPORANEA

ADVERTENCIAS DEL MAS ALLÁ A LA IGLESIA CONTEMPORÁNEA       Parte 4

Por el Padre Arnold Renz

La Santa Misa

A:  Existían algunas minucias que hubiera habido que cambiar, pero no la mayor parte.  ¡Creedme!  Prácticamente no había nada que cambiar en la liturgia.  Ni siquiera las lecturas y el Evangelio hubiera debido decirse en lengua popular.  Sería mejor, que la Santa Misa fuese leída en latín.  Observad solamente la consagración, únicamente la consagración; es algo típico.  En la consagración, se emplean las palabras:  "Este es mi cuerpo, que es sacrificado por vosotros" y a continuación se dice: "Esta es mi sangre, que será vertida por vosotros y por muchos otros", como ha dicho Jesús.

E:  ¿No es correcto decir "por todos"?  ¡Di la verdad en nombre de...!  ¡No debes mentir!

A:  No, precisamente no.  Las traducciones no son exactas, y ese es el caso de "para todos".  No se puede y no se debe decir "para todos";  habría que decir "para un gran número.  Cuando el texto no es correcto, ya no contiene la plenitud de las gracias; el canal de las gracias no corre ya más que parsimoniosamente.  Y la consagración no lleva ya consigo tantas gracias como en el caso en que el sacerdote hace las cosas correctamente, según la tradición antigua y según la voluntad de Dios.  hay que decir "para vosotros y para un gran número", como el propio Cristo lo ha dicho.

E:  ¿Pero Cristo no ha vertido su Sangre por todos?   ¡Di la verdad en nombre de...

A:  No.  Hubiera querido verterla por todos, pero en realidad no ha corrido por todos.

E:  ¿Por que muchos se han negado?  ¡Di la verdad en nombre de...!

A:  Naturalmente.  Pero por lo tanto no ha corrido para todos, por que no ha corrido para nosotros en el infierno.

E:  ¡Di la verdad, en nombre de...!

A:  El nuevo orden de la misa -los obispos han cambiado la misa tridentina- la nueva misa, como la quieren allí arriba (señala hacia lo alto).  Pronto se llegará a un punto en que toda la misa no será válida.

E:  ¿Como es la misa tridentina, la antigua misa, la que ha prescrito el Papa San Pio V?  ¿Di la verdad, en nombre de ..y no tienes derecho a mentir!

A:  Es la mejor que existe, es la misa tipo, la verdadera, la buena misa (gime).

E:  ¿Akabor di la verdad en nombre y por orden de la Santa Virgen!  ¿Te ordenamos decir lo que Ella te encarga decir!

A:  He dicho todo esto contra mi voluntad, pero he sido obligado.  Ella, allá arriba (señala a lo alto) me ha forzado (refunfuña).

E:  Tienes que decir algo más, en nombre de...di solamente la verdad.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR
San Francisco de Asís