FRASES PARA SACERDOTES


Dice el demonio: de cierta forma estoy obligado a decir, tengo que decir esto: las mujeres deben llevar velo pero ya hace tiempo que no lo llevan por un querer del infierno.

De: La Eucaristía y lo que dicen los demonios. Padre Carlos Cancelado.

EL SACERDOTE ABRE LAS PUERTAS AL FUTURO DE DIOS PARA EL MUNDO

JESUCRISTO EN LAS FUENTES DE MI DIVINO CORAZÓN. (PARTE 12)


Oración de entrega a Jesús Víctima Divina
Diciembre 17/07 10:00 a.m.

Jesús da la siguiente oración:

“Corazón de Jesús, haz de mí tu víctima y zarza ardiente de amor por Ti, haz que nadie pueda acercarse a mí sin ser quemado.

Corazón de Jesús, Víctima pura y Santa, haz de mí una vela encendida que arda y se consuma en silencio, para sostener el sacerdocio, a cada uno de los sacerdotes en su lucha.

Corazón de Jesús, haz de mí holocausto para la redención sacerdotal y universal sobre el altar del sacrificio con la Víctima Divina y semejante al grano de incienso que el fuego consume para que suba al cielo, para convertirse en gracias de salvación que recaen sobre la tierra y el sacerdocio.

Corazón de Jesús, haz de mí lo que quieras, soy tu víctima; no puedo ya objetar, soy tuyo, ya no me pertenezco.

Corazón de Jesús, vacíame de mí mismo, lléname de Ti, sólo por Ti yo vivo.

Corazón de Jesús, Tú eres el único a quien considero, Tú eres el único de quien me preocupo contentar, soy tuyo, tienes por lo tanto derecho sobre mí, todo derecho de usarme y gastarme como quieras, cualquier cosa que Tú hagas conmigo para mí está bien, sólo dame la fuerza del Sí, la perseverancia en el Sí, en tu amor.

Corazón de Jesús, te agradezco por las desilusiones, por las humillaciones, las necesitaba para desprenderme de los bienes del corazón y de la tierra.

Corazón de Jesús, seas Bendito cuando me pruebas, me  despedazas, me anulas, me consumes, me destruyes, cuanto Tú haces es justo, es bueno y yo te Bendigo por mi indigencia, sólo añoro amarte bastante.

Corazón de Jesús, hágase tu Voluntad, lo deseo porque Tú eres mi buen Señor y yo soy tu propiedad. Vuélveme y revuélveme, trabájame y destrúyeme, quisiera de verdad ser reducido a la nada por amor Tuyo.

Corazón de Jesús, cuan suave es tu mano, también cuando me hieres y me crucificas. Amén”.
Ofrecimiento de la Comunión al Padre Eterno


Diciembre 18/07 6:40 a.m.
Jesús da la siguiente oración:

“Me ofrezco como hostia viva y alma víctima de amor, a imitación de Jesucristo, por la conversión y la salvación de todas las almas sacerdotales y religiosas, por la conversión y la salvación de todas las almas del mundo entero, por la conversión y la salvación de mi familia y de todos los que amo.
Tomadme en inmolación y holocausto para que todas las almas de la tierra Adoren Vuestro Divino Corazón y veneren el Inmaculado Corazón de María. Amén”.


Os cubro con mis llamas de Amor
Diciembre 18/07 5:35 p.m.

Jesús dice:

Mi pequeño jardín del vergel florecido de mi Madre Santísima: os amo tanto que mi Divino Corazón se consume en mi hoguera de amor como holocausto por vosotros, niñitos consentidos del Sagrado Corazón; Corazón abierto para calentaros, Corazón abierto para abrigaros y para cubriros con mis llamas de amor.

Orad muchísimo porque grandes cosas se os han dado.
La oración os mantendrá conectados con el cielo, cielo que os espera en un día de fiesta cuando exhaléis vuestro último suspiro y os unáis directamente a mi amor.


Llamados a ser apóstoles de luz
Diciembre 19/07 4:40 p.m.

Santa Margarita María Alacoque dice:

Hijitos en Jesús, cuánta gloria estáis dando al Sacratísimo Corazón de Jesús, horno de amor para todos los hombres.

Vuestras oraciones son escuchadas por el Hombre de Galilea, Hombre-Dios que está en medio de vosotros.

Sed perseverantes en la oración y en el anuncio de su mensaje. No os canséis porque Él os ha llamado a ser apóstoles de luz.

Él os ha llamado a ser anunciadores de su Reino.

Él os ha llamado a ser mensajeros de su Paz.

Os llamo, hermanitos en Jesús, porque Él os ha asignado a reavivar la devoción a su Sagrado Corazón, Corazón que es un manantial de agua limpia, Corazón que es un manantial de aguas reposadas, Corazón que es el tabernáculo del Altísimo.

Jesús me ha pedido que os guíe en su Obra, que os instruya en el amor, que os instruya en la Religión, que os instruya en el ejercicio de las virtudes que les son de suma importancia para alcanzar méritos para el cielo.

Sois almas víctimas reparadoras, como lo fui yo en la tierra, sois portadores de los tesoros del Sagrado Corazón, como también fui yo portadora de sus secretos. Aún, os queda mucho camino por recorrer; aún os queda mucha sabiduría para recibir, sabiduría que Dios derrama abundantemente sobre vosotros.

Sed fieles al llamado de Dios, sed fieles a su misión, sed fieles a su amor, sed fieles a su Palabra. Palabra que os anima, palabra que os sana, palabra que os acerca a sus Divinas fuentes. Divinas fuentes abiertas por vosotros; bebed de ellas, sumergíos en ellas hasta agotar sus frescas aguas, saturando vuestro corazón con su amor.

Aún no alcanzáis a comprender la grandeza del amor de Dios sobre vosotros. Sois ovejas del rebaño de Jesús y muy pocas ovejas escuchan su voz, muy pocas ovejas son instruidas directamente por el Pastor.

Que vuestro espíritu esté más recogido, porque no es el instrumento tosco y burdo que os habla; es Dios mismo que os acaricia con su voz, es Dios mismo quien os mima enviando algunos Santos del cielo para hablaros y acercaros más a su Reino.

Camino con vosotros hermanitos de Jesús.

Camino con vosotros pregoneros de su Divino Corazón.

Camino con vosotros amantes de su Sagrado Corazón.

No es vuestro corazón quien palpita en vosotros, es el Corazón de Jesús que late dentro de vosotros, por eso, cerrad vuestros oídos a la voz del mundo y abridlos a la voz del dulce Maestro que os consiente con sus manifestaciones sobrenaturales de amor sobre vosotros.

Os llevo en mi corazón, hermanitos míos y ruego por vosotros ante el Trono de mi Padre.


Sois Soldados de mi Ejército
Diciembre 20/07 4:00 p.m.

La Santísima Virgen María dice:
Hijitos míos: las compuertas se os abren en esta tarde porque lentamente estáis muriendo a vosotros mismos. Renunciad a vuestras vejaciones, estando  atentos de que vuestro corazón conserve la blancura y la pureza de mi Corazón Inmaculado.

Os amo tanto, porque sois soldados de mi Ejército; soldados armados con la armadura de Dios, dispuestos a vencer la tiranía de Satanás.

Os amo tanto, porque sois apóstoles de los últimos tiempos, almas hostias vivas y almas víctimas de amor que se han donado completamente a la Voluntad Divina. No hay nada en vosotros, hijitos míos, que os pertenezca. Todo es propiedad del cielo.

No hay nada, hijitos míos, que os esclavice porque habéis recibido la libertad que Dios otorga a sus seguidores.

No hay nada en vosotros, hijitos míos, que os impida ofreceros diariamente en holocausto, holocausto e inmolación que es bien recibida por las manos de la Víctima Divina.

Víctima Divina que os crucifica.

Víctima Divina que os Cristifica.

Víctima Divina que os hace semejantes a Él.

Porque Él os ha creado.

Porque Él os ha formado desde que estabais en el vientre de vuestra madre.

Porque Él os ha llamado a una misión sublime dentro de la Iglesia.

Os amo tanto, que velo vuestro sueño en las noches.

Os amo tanto, que os despierto en cada mañana con mis caricias de Madre.

Os amo tanto, que recibo de vosotros cada rosita de cada Ave María y os la devuelvo con un dulce beso.

Beso que se transforma en gracia.

Beso que se transforma en bálsamo de amor.

Beso que se transforma en mimos para vosotros mismos.

Niñitos consentidos del cielo, debéis brillar ante los hombres en santidad, en humildad, en silencio exterior e interior, en el desprendimiento de lo terrenal y en el abandono a Dios.

Niñitos consentidos del cielo, entended que ya no sois vosotros, es Jesús en vosotros; ya no sois vosotros, soy yo en vosotros. ¿Comprendéis niñitos míos la grandeza de mi amor por vosotros?
¿Comprendéis niñitos míos la grandeza del amor de Dios por vosotros?

¿Comprendéis niñitos míos la insistencia que os hago a que viváis en santidad y en continua oración?

Para grandes misiones, grandes ayunos.

Para grandes misiones, grandes renuncias.

Para grandes misiones, grandes sacrificios.

Para grandes misiones, total abandono.

Para grandes misiones, total despojo de sí mismo.

Para grandes misiones, total anonadamiento ante la Grandeza y la Realeza de Vuestro Dios.

Hijitos míos, no dudéis en acudir a mí cuando os sintáis solos que yo os acompañaré por el paso de vuestro desierto. No dudéis en llegar a mí cuando sintáis miedo, que yo os protegeré.

No os preguntéis más, por qué Dios os eligió.

No os preguntéis más, por qué Dios os llamó.

Abandonaos a su Divina Voluntad, como lo hice cuando se me anunció que sería la Madre del Salvador.

Caminad a ciegas por los caminos que os lleve a Jesús.

Él será vuestra luz, cuando os envíe nuevos servidores para la obra. Recibidlos con cariño, con amor, como si verdaderamente estuviesen entrando a mi humilde hogar de Nazaret.

Os amo hijitos míos, encantos de mi Jesús y encantos míos. Conservad con amor y gran recelo vuestros Santos Rosarios, Rosarios que serán bendiciones para provecho a vuestras propias almas y de muchas almas más que se os acerquen.

No os canséis de orar, no os canséis de seguir las huellas de mi amado Jesús. Yo os sostengo, yo os fortalezco porque continuamente os presento a Jesús y Él me los presenta a mí.
Os bendigo:


Orad por las almas del purgatorio
Diciembre 21/07 4:09 p.m.

La Santísima Virgen María dice:

Orad hijitos míos por las almas del purgatorio, ya que el purgatorio es un estado de purificación del alma, es un estado que la limpia de todo pecado, es un estado en la dulce espera de ser elevado al cielo plenitud beatífica de la presencia de Dios; no os olvidéis de ellas, ellas esperan vuestras oraciones, oraciones que son descanso a su sufrimiento. El ofrecimiento de las Santas Misas es una perfecta oración, es un perfecto medio para sacarlas pronto del nivel en que se hallen.

Pedid por todas las almas que se hallen en los niveles más bajos, niveles que producen grandes sufrimientos, sufrimientos que acrisolan, sufrimientos que liberan de todo vestigio de pecado.

Los hombres de hoy en día creen poco en su existencia argumentando, erróneamente, que el purgatorio se halla aquí en la tierra. Pobrecitas almas, qué equivocadas están, el demonio las ha enceguecido haciéndoles creer que son historias de ciencia ficción, ficción inventada por personas fanáticas de la Religión; pero si alcanzan a llegar allí, medirán las consecuencias de su gran error.

Hijitos, vosotros que habéis recibido la unción del Espíritu Santo, vosotros que habéis botado las escamas de vuestros ojos que os enceguecían, vosotros que escucháis lo que otros no pueden escuchar, decid al mundo entero que el purgatorio existe; decid al mundo entero la urgente necesidad de convertirse a Dios, de cambiar de vida; decid al mundo entero que las indulgencias otorgadas por la Santa Iglesia, son gracias especialísimas; especialísimas porque disminuyen tiempo en el purgatorio pero muchos son incapacitados para pensar, les es imposible creer sobre su eficacia, eficacia que es concedida por el cielo para todos vosotros hijitos míos que pobláis la faz de la tierra. Las indulgencias son llaves maestras que abren las puertas del cielo; las indulgencias son grandes tesoros, cuyo precio es incalculable.

Las indulgencias son perlas preciosas de exquisitez finura; las indulgencias son lluvias de bendiciones caídas del cielo. No dejéis que esta lluvia de bendiciones se pierda, no dejéis que caigan en terreno baldío.

Vosotros hijitos míos que escucháis mi voz a través de este mensaje, volved vuestros ojos a Dios que os ama. Volved vuestros ojos a Dios convirtiéndoos definitivamente a Él, dejando el bando en el cual estéis, para pasar al bando de los Santos del cielo. Por eso no os canséis por alcanzarlo. Soportad todo sufrimiento unido a la Cruz de Cristo, soportad toda vejación, toda humillación.

Amad con locura la Cruz, Cruz que llevada con amor hace que os ganéis una morada en el Reino Celestial.

Orad pues por las almas del purgatorio para que cuando estéis allí, otros oren por vosotros.

2 comentarios:

  1. Maravilloso blog para gloria de Dios.
    Dios le bendiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy estimada Mariam: Le agradezco en nombre de Nuestro Señor su comentario acerca del blog sacerdote-eterno, dedicado al Sacerdocio.

      Que el Señor tenga Misericordia de nosotros pecadores y que siempre siempre todo sea para la Gloria de la Santísima Trinidad en cuyo centro se encuentra la SIEMPRE y DIVINA VIRGEN MARÍA!

      Eliminar

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR
San Francisco de Asís