FRASES PARA SACERDOTES

En el tema del vestir que nos ocupa (Hábito y clerman), la Iglesia establece sus normas con tanta firmeza que dispone que "las praxis contrarias no se pueden considerar legítimas costumbres y deben ser removidas por la autoridad competente".
Tengámoslo claro: una de las maneras principales de "hacerse como niño" para poder entrar en el Reino es aceptar y obedecer las enseñanzas y mandatos de la Iglesia, Esposa de Cristo, nuestra Madre y Maestra-la Mater et Magistra, del Beato Juan XXXIII-. Aquel que prefiere su propio juicio y discernimiento al de la Iglesia, al menos en algunas cuestiones, no sabe hacerse como niño, no sabe asumir una actitud disci-pular. Y las consecuencias son previsibles.
De: Hábito y Clerman, José María Aramburu.


A LOS SACERDOTES, HIJOS PREDILECTOS DE LA SANTISIMA VIRGEN.

Hijos Míos predilectos, desprendeos verdaderamente de todo. Mirad: no son vuestros defectos, vuestras caídas, vuestras grandes limitaciones lo que os impide ser totalmente Míos y disponibles para mi gran designio. ¡Oh, no! Al contrario, estos son un gran don para vosotros, porque os ayudan a sentiros y a permanecer pequeños.Os dan la medida de vuestra pequeñez.

Son vuestros apegos el único obstáculo que os impide ser del todo Míos. ¡Cuantos lazos teneís aún, hijos!, a vosotros mismos, a las personas incluso buenas, santas, a vuestra actividad, a vuestras ideas, a vuestros sentimientos. Y uno a uno los romperé para que seáis sólo Mios.

Entonces podre actuar en vosotros y llevar a cabo mi Obra de Madre, que es la de hacer de cada uno copia viviente de mi Hijo Jesús. Por lo tanto, entregaos a Mi sin miedo: cada dolor que sintáis por un nuevo desprendimiento será compensado por Mi con un nuevo don de amor. Cada vez que os desprendáis de una criatura, sentiréis a la Madre más cercana a vosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada