FRASES PARA SACERDOTES

Bendita sea, oh María la hora en la cual fuiste consagrada Madre de Dios. Bendita sea, oh María la hora en que pariste al Hijo de Dios. Bendito sea, oh María aquel primer abrazo que diste al Niño Jesús, Hijo de Dios. Bendito sea, oh María el primer alimento que diste al Niño Jesús, Hijo de Dios.


De: Preparación Espiritual al Sacratísimo Parto de María Santísima y al Nacimiento del Niño Jesús. Santa Catalina de Bolonia.

¿CUÁNTO VALE UN SACERDOTE?




¿CUÁNTO VALE UN SACERDOTE? Este video cuenta con fragmentos del hermoso escrito del poeta argentino Hugo Wast: “Cuando se piensa”. ¿Cuál sería tu respuesta?

Cuando se piensa que ni ... puede hacer lo que un sacerdote.

... ... 

A LOS SACERDOTES, HIJOS PREDILECTOS DE LA SANTISIMA VIRGEN.

Hijos Míos predilectos, desprendeos verdaderamente de todo. Mirad: no son vuestros defectos, vuestras caídas, vuestras grandes limitaciones lo que os impide ser totalmente Míos y disponibles para mi gran designio. ¡Oh, no! Al contrario, estos son un gran don para vosotros, porque os ayudan a sentiros y a permanecer pequeños.Os dan la medida de vuestra pequeñez.

Son vuestros apegos el único obstáculo que os impide ser del todo Míos. ¡Cuantos lazos teneís aún, hijos!, a vosotros mismos, a las personas incluso buenas, santas, a vuestra actividad, a vuestras ideas, a vuestros sentimientos. Y uno a uno los romperé para que seáis sólo Mios.

Entonces podre actuar en vosotros y llevar a cabo mi Obra de Madre, que es la de hacer de cada uno copia viviente de mi Hijo Jesús. Por lo tanto, entregaos a Mi sin miedo: cada dolor que sintáis por un nuevo desprendimiento será compensado por Mi con un nuevo don de amor. Cada vez que os desprendáis de una criatura, sentiréis a la Madre más cercana a vosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR
San Francisco de Asís