FRASES PARA SACERDOTES

Al Purgatorio no van los pecadores, van los arrepentidos.

De: Padre Carlos Cancelado.

CONSEJO DE MONSEÑOR MARINI A LOS COROS




Cinco consejos de Mons. Guido Marini a los coros.

MENSAJES DE SALVACIÓN DE JESÚS EL BUEN PASTOR. Segunda parte.


YO SOY EL BUEN PASTOR 


CREMACIÓN PRÁCTICA PAGANA!
Febrero O4de 2008 12:05p.m.


Hijos míos: Que no haya entre vosotros quien pase a su hijo o hija por el fuego, porque esto es abominable a los ojos del Señor vuestro Dios (Deuteronomio 18,9). Hijos míos, Acordaos de lo que dice mi palabra: “Polvo sois y en polvo os convertiréis”, pero no por la acción del fuego, sino por el proceso de mi tierra. Pasar los cuerpos por el fuego es práctica pagana de los adoradores de baal, los cuales inmolaban a sus hijos, como ofrenda a este dios. Os lo repito, no es el fuego, sino la tierra, la que se debe de encargar de hacer este proceso. El cuerpo, el alma y el espíritu, forman una trilogía, es decir, una sola esencia; al desprenderse el espíritu del cuerpo, este vuelve a Mí, para ser juzgado y el cuerpo a la tierra. El alma (mente) está unida al espíritu, en ella están consignadas todas vuestras vivencias y obras buenas o malas; hace parte del espíritu, más no es el espíritu, el espíritu es uno sólo; pero mientras permanece unido a vuestro cuerpo, forma una sola esencia con vuestra alma. Os explico todo esto, para que vosotros mis hijos fieles a mi doctrina, no dejéis pasar a vuestros hijos y familiares por el fuego. Ni la carne, ni la sangre, entrarán en el reino de los cielos; pero la materia, vuestro cuerpo, el alma, vuestra mente y el espíritu, son esencias del amor de Dios y deben guardar el equilibrio con la cual fueron creadas, es decir: “Tierra a la tierra y espíritu a Dios”. Vuestros cuerpos después de la muerte terrena, deben permanecer bajo tierra hasta el juicio final, cuando será juzgada toda alma; luego seréis renovados con cuerpos espirituales; unos para la vida eterna y otros para la muerte eterna.

“VUESTRA IDENTIDAD CORPORAL DEBE PERMANECER BAJO LA TIERRA HASTA EL JUICIO FINAL”.

Que esto os quede claro hijos míos, para que no sigáis pasando por el fuego a vuestros hijos. Que mi paz esté con vosotros. Soy vuestro Padre, Jesús Sacramentado. Dad a conocer mis mensajes y propagadlos, hijos míos.


¡FIDELIDAD A MI ALIANZA! 
Abril 9 de 2008 12:20 p.m.

LLAMADO URGENTE A LA HUMANIDAD

Hijos míos: Mis preceptos son vida para vuestro Espíritu, alimento para vuestra alma, y orden para vuestra existencia. Mi decálogo de amor os enseña las reglas de la convivencia humana y la fidelidad a vuestro Dios, para que viváis en armonía con vuestro Creador y vuestros semejantes.

Pero vosotros quebrantáis a diario mi alianza que establecí con vuestros padres, cuando los saqué de Egipto con brazo extendido y mano fuerte. 

¡Qué insensatos sois; se os olvida que soy el Dios de la vida, el regente del universo, que no permitirá que sigáis quebrantando mi decálogo de amor y vida!. Yo os pregunto: ¿Por qué está la humanidad a la deriva y mi creación en caos?; porque se olvidaron de acatar mis preceptos. La humanidad marcha sin Dios y sin ley; el pecado, el temor a Dios y el respeto a vuestros hermanos se han apartado de la mente de los hombres.

Mirad como explotáis a la viuda y al huérfano; mirad cómo mancilláis mi creación; mirad como pisoteáis lo que con tanto amor creé. Si os di mis preceptos es para que viváis en armonía los unos con los otros y podáis alcanzar la salvación. Mis preceptos son plenitud, amor, orden y justicia, equilibrio de la vida material y espiritual, pero vosotros habéis hecho de ellos, leyes olvidadas. Os aseguro, que cada uno de mis mandatos os sentenciarán; muchos seréis reos de culpa cuando os presentéis ante Mí. Me duele y entristece ver como marcháis al destierro por vuestra falta de fe, soberbia y ante todo por la falta de cumplimiento de mis preceptos. 

¡Pastores de mi Iglesia, pastores del hogar; retomad de nuevo la enseñanza de mis mandatos; habladle a mis ovejas de mis preceptos; insistid en la enseñanza de mis mandatos; pues la humanidad se está perdiendo, los hogares están en decadencia, las sociedades vagan perdidas y las 2/3 partes de la humanidad se perderá por el no cumplimiento de mis mandatos”.

Mis preceptos son el pasaporte a la vida o a la muerte eterna; el no cumplimiento de mis mandatos, será vuestra perdición. Os recuerdo las palabras que le di a mi siervo Moisés y a mis profetas: “Escuchad mi voz y poned en práctica todo cuanto os he mandado; entonces vosotros seréis mi pueblo y Yo seré vuestro Dios” (Jeremías 11,4).

No reincidáis en los errores de vuestros padres, que se negaron a escuchar mi voz y poner en práctica mis mandatos, siguiendo cada cual el capricho de su perverso corazón, para que no se cumplan también en vosotros, las palabras de esta alianza que les he ordenado observar y que no han observado.

Mi Justicia es recta e inexorable y viene a juzgaros conforme a mis preceptos. Del cumplimiento de mis mandatos, depende la bendición o la maldición, la vida o la muerte. “EL que no recoge desparrama, y el que no cumple mis preceptos no podrá entrar en mi Nueva Creación”. ¡Oh humanidad, despertad de vuestro letargo y pecado, porque la hora está cerca. Si continuáis dándome la espalda y mancillando mis preceptos os aseguro que pereceréis. Retomad pastores de mi Iglesia y del hogar La enseñanza de mis preceptos; inculcad mis palabras a mi pueblo; para que cuando yo venga no tenga que exterminar la tierra. Porque en verdad os digo: “Que todo aquel que omita uno solo de mis preceptos, será reo de culpa por los restantes”.

Aprended a amar y a temer a Dios, para que podáis habitar en mi Nueva Creación. Escuchad mi voz y poned en práctica mis preceptos para que podáis vivir eternamente, de Lo contrario pereceréis. De nuevo os lo digo, escuchad mi voz y poned en práctica mis preceptos, para que seáis mi pueblo y reinéis conmigo en mi Nueva Creación. Soy vuestro Padre: Jesús el Buen Pastor, Señor de la Vida. Hijos míos, repartid muchas copias de este mensaje, propagadlo entre vuestros hermanos. Que mi paz esté con vosotros.


VENID A MI OVEJAS DESCARRIADAS! 
Abril 23de 2008 1:25p.m.

LLAMADO URGENTE A LA HUMANIDAD

Hijos míos: Que mi paz esté con vosotros y permanezca siempre. Los días de mi justicia cada vez están más cerca. La humanidad no quiere escucharme; pobres de vosotros los que continuáis dándome La espalda, porque no sabéis lo que os espera. La noche y sus tinieblas están por comenzar, el tiempo de tragedia, caos y desesperanza está tocando a la puerta; el adiós sin regreso a muchos tocará.

De nada os servirá que os escondáis; mi Justicia todo Lo sondea, todo Lo sabe, es recta e inexorable y vuestros gritos nadie los escuchará. Despertad de vuestro letargo oh humanidad; dejad de caminar en tinieblas; enderezad vuestros pasos, para que no caigáis en el abismo; cuando mi Justicia comience su tiempo ya no habrá marcha atrás.

Recapacitad naciones; volveos a Mí, porque el juicio a las naciones está cerca. No sigáis malgastando el poco tiempo que os queda por ir en pos del pecado; es tiempo de implorar misericordia; es tiempo de perdón. Desarmad vuestros corazones y buscad al Dios de la Vida, que muy pronto partirá.

Por un tiempo estaré con vosotros; más otro tiempo ya no estaré; pero luego nos volveremos a ver en mis Nuevos Cielos y en mi Nueva Tierra, en mi Jerusalén Celestial bajada del cielo, donde reinaré con vosotros mis hijos fieles hasta la consumación de los tiempos.

Os hago un llamado urgente, ovejas rebeldes y pecadoras; acordaos de que no entrarán en mi reino: Ni los homosexuales, ni las prostitutas, ni los borrachos, ni los adúlteros y fornicarios, ni los lujuriosos, ni los que roban, ni los que matan, ni los soberbios, ni los tibios de corazón, ni los mal vividos, ni los que destruyen mi creación y manipulan la vida, ni los avaros, ni los mentirosos, ni los hechiceros, ni los apostatas, etc. Ninguno de ellos podrá entrar en mi Nueva Creación.

Por eso os lo recuerdo: Todavía tenéis tiempo para que enderecéis vuestro camino; ¿Qué esperáis para hacerlo?; Si continuáis como vais, de seguro que os perderéis; acordaos que es la muerte del espíritu la que os espera; no seáis insensatos y rebeldes; retomad de una vez la senda de vuestra salvación; no me complazco viéndoos morir, quiero que viváis y tengáis vida eterna.

Acordaos: No vine a este mundo por los justos, si no por vosotras ovejas pecadoras. Mirad a María de Magdala, estaba perdida, pero se arrepintió y enderezó su camino, hasta llegar a ser una de mis discípulas más amadas. Hoy también os llamo a vosotras, mis ovejas descarriadas, para que así como lo hizo María de Magdala, retoméis también vosotras el camino de vuestra salvación. Dejad vuestros bacanales y orgías; enderezad vuestro caminar y os daré la vida eterna. Acordaos que soy el Buen Pastor que da la vida por sus ovejas; no temáis, mis pequeñas ovejas descarriadas. Yo abandono las 99 por ir en búsqueda de vosotras mis ovejas perdidas.

Venid a Mí, y os llevaré a los verdes prados y a las frescas aguas donde calmaréis vuestra hambre y saciaréis vuestra sed. Venid a Mí, mis hijos e hijas pródigas, no quiero veros morir eternamente; si os arrepentís de vuestro mal proceder y retomáis el camino del perdón y la justicia, os aseguro que viviréis y el cielo se alegrará.

Yo soy un Padre amoroso que conoce vuestra débil condición humana; acercaos a Mí, no temáis; mis brazos están abiertos esperándoos, para daros mi amor, mi paz, mi perdón y mi vida en abundancia.

“Venid a Mí, todos los que estéis cansados y agobiados, que Yo os aliviaré” (Mt. 11, 28).

No temáis pues, mirad que ya se acerca la noche de mi Justicia; acogeos a mis últimas campanadas de misericordia para que podáis entrar en mi Nueva Creación. Os espero, no tardéis; porque estoy por partir; venid a donde estoy preso y solitario, aquí en el sagrario y depositad en Mí, vuestras cargas y pecados, que Yo las cargaré por vosotras mis pequeñas ovejas descarriadas. Venid pues, no temáis; enderezad vuestro caminar y os daré la vida eterna. Soy vuestro Padre: Jesús, el Buen Pastor de las ovejas.

Hijos míos, ovejas de mi grey, dad a conocer este mensaje a mis ovejas perdidas. Repartid muchas copias.


¡MEDELLÍN, MI ELEGIDA, TIERRA DE FE Y ESPERANZA! 
Mayo 07 de 2008 12:55 p.m.

Hijos míos: Cuando mi ciudad elegida despierte de su letargo espiritual, moverá las demás naciones. Ya verán cómo el grito de libertad que saldrá de ésta mi elegida, hará estremecer los confines de la tierra. Escogía a Colombia y especialmente esta ciudad de Medellín, por ser tierra de fe y esperanza, semillero de vocaciones, raza de luchadores, linaje de hombres perseverantes, que guiados por la fuerza de mi Espíritu, transformarán los destinos de la humanidad. Tierra de fervor y oración, donde todavía hay temor de Dios, tierra de grandes contrastes, pero grata a mis ojos; os lo repito, donde abunda el pecado, también florece la gracia, y será mi gracia la que derramaré en esta tierra para llevar a cabo mi obra.

Oh Medellín, mi ciudad amada, si supierais cuánto os amo y cuánto sufro!; quiero habitantes de mi ciudad elegida que retoméis cuanto antes el camino de vuestra salvación; vosotros seréis ejemplo para las naciones; por lo tanto os exhorto a que escuchéis mi voz y enderecéis vuestro camino; no quiero que el llanto corra por vuestras calles, ni quiero veros enlutados por mi Justicia; volved a Mí, lo más pronto posible habitantes de mi ciudad elegida, no rasguéis vuestras vestiduras, si no vuestros corazones; quiero hacer de vuestra ciudad ejemplo de conversión.

Si vosotros volvéis a Mí, el mundo os seguirá, porque sois vosotros mi Israel elegido, el pueblo que guiará las naciones hacia mi Jerusalén Celestial. Que mi paz esté con vosotros, habitantes de mi ciudad elegida. Soy vuestro Padre: Jesús el Buen Pastor. Dad a conocer mis mensajes y propagadlos, hijos míos.


EL AVISO 
Junio10 de 2008 3:35 p.m.

Hijos míos: Que mi paz esté con vosotros. Los días de mi justicia ya están tocando a la puerta; despertad oh humanidad, no quiero veros morir; no seáis tercos e insolentes; quiero que os acojáis a Mí, sin tener que pasar por mí justicia. Vuestro tiempo se está agotando, las malas noticias van a ser vuestra compañía, las catástrofes, la hambruna y las pestes se intensificarán, el caos y la desesperanza será el pago que recibirá esta humanidad ingrata y pecadora.

¿Qué estáis esperando para implorar perdón y misericordia? ¡Levantaos de una vez, y decid que el Reino de la Nueva y Celestial Jerusalén está cerca!; convertíos y arrepentíos; retomad cuanto antes el sendero de la salvación; de lo contrario seréis muchos los que os perderéis al paso de mi justicia.

De nuevo os digo que no quiero vuestra muerte, sino que viváis y habitéis conmigo en mi Nueva Creación. Muy pronto comenzará el aviso que será mi último llamado a la humanidad para su conversión. Os haré un juicio a cada uno para que despertéis de vuestro pecado y retoméis de una vez el camino de vuestra salvación. A los tibios de corazón y a los que estéis en pecado mortal, os digo: temblad, porque os mostraré el abismo a donde iréis a parar, si continuáis quebrantando mis preceptos.

Vuestro tiempo pararé y todo quedará suspendido al paso de mi pequeño juicio. La humanidad sabrá entonces que Yo soy el Dios de la Vida, el Regente del Universo, que no permitirá que sigáis pisoteando mi Creación y mis preceptos.

¡Despertad hijos de Adán, porque se aproxima la venida de vuestro Señor y Libertador! Que los esposos dejen el tálamo, que se levanten las hijas de Sión y entonen cánticos implorando misericordia y perdón, porque el día grande y terrible del Señor se acerca. Congregaos y recogeos en oración para que cuando toque a vuestras puertas el amo, estés preparados con las lámparas encendidas y podáis cenar con él.

Os anuncio pues que mis primeras señales están por comenzar; si después de haber visto y sentido todo esto, persistís en vuestro pecado, es porque no sois de mi rebaño, y os dejaré a vosotras, ovejas rebeldes, a merced de vuestro amo para que disponga de vosotras. Es así como seleccionaré el trigo de la cizaña y las ovejas de las cabras. Os digo hijos de la oscuridad y el pecado, que vuestros días están contados; seguid pecando que el averno os espera y la muerte eterna será vuestra paga por todas vuestras injusticias.

Muy pronto voy a limpiar mi creación de la mala hierba, para que vuelva a ser campo florido, donde florezca la paz, la armonía y la plenitud. Alistaos pues habitantes de la tierra, porque vais a ver acontecimientos y señales nunca antes vistos por ojo alguno, a ver si así despertáis y retomáis de una vez el camino que os llevará a mi Jerusalén Eterna. Soy vuestro Padre: Jesús el Buen Pastor. Dad a conocer mis mensajes y propagadlos, hijos míos.

¡Únete a la jornada de oración y ayuno por Medellín y Cali!

Imploremos al Padre Celestial piedad y misericordia, por sus ciudades elegidas.


VUESTRAS MODAS INDECENTES AGRAVIAN MI CORAZÓN AMANTE!
Julio 25/2008 1:05p.m.

Hijos míos; que mi paz esté con vosotros. Son muchos los agravios que recibo por parte de la humanidad; son muy pocos mis hijos que me buscan con sincero corazón. Acordaos: Misericordia quiero y no sacrificios; el ayuno que me agrada es el ayuno del amor, quiero corazones contritos y humillados, conversión sincera por parte de mi heredad.

Me duele y entristece ver como mi casa es ultrajada y despreciada por muchos que dicen ser mis hijos; unos vienen a Mí, sólo a buscar soluciones sin oración, ni deseo de conversión; otros vienen a las carreras, no alcanzan a saludarme cuando ya están afuera, otros hacen de mi casa dormitorios, otros tantos hablan y banquetean delante de Mi’, hay otros que blasfeman entre sollozos, y no faltan los que vienen con el corazón henchido de odio y resentimiento a buscar venganzas.

Qué tristeza me produce ver todo esto. Yo que soy Amor, me niegan el amor; ¡cuánto desprecio recibo a diario!; ¿no habéis podido comprender que para todo hay un tiempo bajo el sol?, si venís a mí, a buscar consuelo y protección, alabadme y dadme gracias por vuestras vidas primero; no vengáis desesperados a exigirme lo que no os puedo conceder; bien sabéis que siempre os doy lo que más os convenga para salvación de vuestras almas.

“BUSCADME PRIMERO CON SINCERO CORAZÓN, QUE LO DEMÁS VENDRÁ POR AÑADIDURA”.

Cómo me duele ver mis jóvenes tan perdidos, ¡cuánta evangelización falta en los hogares!. LAS MODAS INDECENTES AGRAVIAN MI CORAZÓN AMANTE. Soy yo, vivo y real el que está en el Sagrario, ¿por qué entonces no venís a mi casa vistiendo recatadamente?. Mi casa es casa de oración y Yo soy vuestro Padre: ¿no merezco respeto?. ¿A dónde está vuestra caridad para con vuestro Dios y vuestros hermanos?, vuestras modas indecentes me entristecen y hacen llorar al cielo. Os lo pido hijos míos, no vengáis a mi casa indecorosamente y menos recibáis mi Cuerpo y mi Sangre luciendo vuestras modas de infamia, porque esto agravia a mi Divinidad. Comportaos como el publicano en el templo, humildes y sinceros de corazón; recordad: “Misericordia quiero y corazones contritos y humillados es lo que espero”.

Os regalo este rosario para que desagraviéis mi Divinidad en todos los Sagrarios del mundo.

ROSARIO DE DESAGRAVIO A LA DIVINIDAD DE JESÚS SACRAMENTADO

Se comienza con un Credo y Padrenuestro.

El que dirige: Oh Jesús Sacramentado en la unidad del Padre y el Espíritu Santo (10 veces)

Se contesta: Tú sólo eres Dios (10 veces).

Al terminar cada decena se dice esta jaculatoria: “Bendito, alabado y desagraviado sea el Dios Uno y Trino en todos los sagrarios del mundo. 

Sea para siempre Bendito, Alabado y desagraviado. Se reza un Padrenuestro y se comienza como al principio. Oh Jesús Sacramentado en la unidad del Padre y el Espíritu Santo etc. Y así sucesivamente hasta terminar las cinco decenas. Al terminar el rosario se dice: “CORAZÓN DE JESUS EN TI CONFÍO, DADLE LA PAZ Y EL CONSUELO AMI CORAZÓN PADRE MÍO. SOY VUESTRO PADRE: JESÚS SACRAMENTADO, EL AMADO QUE NO ES AMADO. Dad a conocer mis mensajes y rosarios, hijos míos.

COLOMBIA: MI NUEVO ISRAEL 
Agosto 6 de 2008 12:55 p.m.

Muy pronto ésta, mí elegida, volverá a Mí, dando ejemplo de conversión a las demás naciones. Oh mi Colombia, los días de vuestra esclavitud y destierro están contados!; ya no temerás más por el secuestro de tus hijos, ni por la desolación; voy a romper las cadenas de pecado que te han oprimido; voy a soltar las coyundas que te tienen aprisionada, para que seas nación Libre y tu grito de libertad Llegue hasta los extremos de la tierra. Ya verás cómo te transfiguraré para que seas digna de Mí y puedas Llevar a cabo mis designios; necesito de vuestra conversión y disposición para despertar a las demás naciones.

Oh Colombia, eres mi nuevo Israel, te he purificado en el horno del dolor y la tribulación; ya no se te llamará más la rechazada, la violenta, la olvidada; he puesto mis ojos en ti, tierra de la esperanza, tierra de provisiones, desde aquí llevaré a cabo mi obra de salvación para estos últimos tiempos.

Levantaos hijos e hijas de mi amada Colombia, escuchad mi voz, porque vengo a restablecer el orden y el derecho!. Vengo a dar la libertad a los cautivos, vengo a soltar las cadenas de los secuestrados, vengo a saciar el hambre de la viuda y el huérfano, a amparar al anciano y a devolver la sonrisa y la esperanza al desplazado.

Oh mi Colombia, por lo mucho que has sufrido, por la sangre de tus hijos derramada, por el llanto y gemir de tus desplazados, por el abandono de tus niños inocentes, por la injusticia y la miseria, es que vengo a daros la libertad; quiero que vuestro grito de emancipación llegue más allá del sol. Te necesito libre y convertida, mi tierra de fe y esperanza, para que allanes el camino de mi próxima venida.

QUE LA PAZ DE MI AMANTE CORAZÓN ESTÉ CON TODOS TUS HIJOS, MI AMADA COLOMBIA

Soy vuestro Libertador: EL Sagrado Corazón de Jesús. Dad a conocer este mensaje en todos los rincones de mi amada Colombia, hijos míos.


SOY LA MISERICORDIA, PERO TAMBIÉN DIVINA JUSTICIA
Octubre 3 de 2008 12:45 p.m.

Hijos míos, que mi paz esté con vosotros. Los días de mí partida están cerca; por un tiempo no estaré ya con vosotros; más en otro tiempo nos volveremos a ver; en mi Jerusalén Celestial os espero; no temáis, todo tiene que cumplirse para que e Hijo del Hombre sea una vez más justificado. La noche muy pronto cubrirá mi creación y esta humanidad sigue con los ojos vendados; no se han dado cuenta, ni se despertarán, va a venir mi justicia y muchos seguirán dormidos. ¡Oh que equivocados estáis los que pensáis que sólo soy amor, perdón y misericordia, se os olvida que también soy justicia!. Soy más Padre que Juez, en esto tenéis razón, pero soy también Justo Juez, y el Justo Juez es el que vosotros vais a conocer, por no haberos acogido a mi misericordia. La humanidad no aprende de sus errores y continúa quebrantando mis preceptos; acordaos de lo que dice mi palabra: Di a los israelitas: Yo soy el Señor, Yo os Libraré de la opresión de Los egipcios; os Libraré de su esclavitud y os rescataré con gran poder haciendo uso de mi justicia. (Éxodo 6,6) y escuchad más de mi palabra: Y el Señor castigó al pueblo de Israel por el becerro de oro fabricado por Aarón (Éxodo 32, 35). Destroné a Saúl por su soberbia e idolatría; hice Llover fuego del cielo y desaparecí a Sodoma y Gomorra; no le permití a mi Siervo Moisés ver La tierra prometida por haber dudado; ¿entonces, por qué desconocéis mi Justicia?, ¿no sabéis, que donde abunda La Misericordia, también florece la Justicia? No seáis necios e insensatos: para que haya equilibrio, amor, perdón y paz, debe haber Misericordia y Justicia, que esto os quede claro: Misericordia y Justicia, ese soy Yo.

No os equivoquéis pensando que podéis quebrantar mis preceptos y destruir mi creación, sin que haya castigo; acordaos: Si el pecador se arrepiente de su mal proceder y vuelve a Mi, de seguro salvará su alma; más si el justo se aparta de Mí, por seguir el mal camino la perderá, porque muchos últimos serán primeros y muchos primeros serán últimos.

Si os acogéis a Mí, tendréis Misericordia; más si os apartáis de Mí, conoceréis mi Justicia. Soy amor, perdón y misericordia, pero también soy Justicia. Soy vuestro Padre: el Justo Juez. Dad a conocer mis mensajes y propagadlos, ovejas de mi grey.


¡LA VICTORIA ES DE VUESTRO DIOS ESCRITO ESTÁ! 
Noviembre 13 / 2008 1:45 p.m.

Hijos míos, que mi paz esté con vosotros y permanezca siempre. Todo está consumado, el tiempo de la humanidad está tocando a su fin; muy pronto las trompetas de Libertad sonarán y el grito de emancipación cubrirá todos los confines de la tierra. De nuevo os digo, que la humanidad enloquecerá y los hombres serán más escasos que el oro de ofir; ya los ejércitos de mi adversario se están desplegando; ellos serán los primeros en atacar y crear la confusión y el caos.

Mi Espíritu está próximo a partir de la faz de la tierra, para dar comienzo a todo lo que está escrito acerca del juicio a las naciones; falta muy poco para la gran purificación de la humanidad; cuando escuchéis hablar de guerras, catástrofes y hambrunas en diversos lugares, sabed que se acerca mi venida, pero antes una nación atacará a la otra, el hermano entregará a su hermano y el padre al hijo; el caos se apoderará de esta humanidad que se negó a escucharme.

El ser de iniquidad está por darse a conocer; muchos se perderán al escucharlo; la humanidad vagará en sombras y tinieblas por espacio de 1 .290 días; pero antes de que esto suceda, veréis mis señales y sentiréis en el cuerpo, la mente y el espíritu, mi último llamado a la conversión. Ya falta muy poco, pero no temáis rebaño mío, yo no os dejaré solos, mi Madre y mis Ángeles os acompañarán; alistaos ovejas de mi grey; alistaos pueblo mío, porque la hora de la batalla final se acerca; congregaos en torno a mi Madre y a mis Ejércitos Celestiales; acordaos:

La victoria es de vuestro Dios, escrito está; no os disperséis, ni os dejéis confundir, pues el arma sutil de La mentira y el engaño hará perder a muchos, incluso a muchos de mis elegidos; reprended espíritus de engaño y de aire; sellaos con mi sangre; revestíos de mi armadura; reforzaos con mi salmo 91; consagraos a Mí y a mi Madre; uníos en oración a través del Santo Rosario con mi Madre y vuestros hermanos; poned en práctica mis preceptos y sed firmes a mi doctrina y os aseguro que viviréis en victoria.

Preparaos pues, porque todo cuanto os he anunciado a través de mis enviados está por cumplirse. No temáis a los que matan el cuerpo; temed más bien a aquel que puede matar el cuerpo y el alma. De nuevo os digo, que no os dejaré huérfanos, mi madre ya está entre vosotros en compañía de mi amado Miguel y mis Ejércitos Celestiales; por lo tanto, no temáis, me voy a prepararos las moradas en mi Nueva Creación, allí os espero, mis ovejas purificadas; acogeos a Mi Madre; ella y mis ángeles os guiarán y mostrarán el camino a mi Jerusalén Eterna. Sed mansos como palomas y astutos como serpientes; sed muy prudentes en el hablar y obrar, pues el príncipe de este mundo muy pronto se anunciará haciéndose pasar como el ungido, el Mesías; seducirá a las naciones y hará prodigios en la tierra para engañar a muchos.

Os recuerdo que ese no soy Yo; el Hijo del Hombre ya no pisará la tierra; si os dicen que estoy en la ciudad, no creáis; si os dicen que estoy en el campo, no creáis; si os dicen que vago por valles y desiertos, no creáis; porque aparecerán muchos falsos profetas, incluyendo el ser de iniquidad, diciendo yo soy; acordaos: “Por sus frutos los conoceréis”.

No caigáis pues, pueblo mío, en las trampas de mi adversario, vosotros ya estáis avisados; alimentaos de mi Palabra para que podáis discernir los tiempos que se os avecinan; de nuevo os digo que si permanecéis firmes a Mí, y a mis preceptos, ninguna fuerza del mal os podrá tocar. Vosotras, ovejas de mi redil, conocéis al pastor y sabéis cuando os llamo; por lo tanto no os dejéis confundir, porque el lobo se vestirá de cordero para seducir a las ovejas; acordaos: “Muchos últimos serán primeros y muchos primeros serán últimos”.

No temáis por los días que se os avecinan; yo haré que pasen lo más pronto posible; orad y orad, para que se os acorten; vuestra oración, fidelidad y amor, para con vuestro Dios y vuestros hermanos, será vuestra fortaleza; acordaos: os amo ovejas de mi grey; si permanecéis unidas a Mí, el Lobo y sus secuaces no podrán tocaros; de nuevo os digo que os amo, no temáis, La victoria de vuestro Padre y Pastor: Jesús el Buen pastor de todos Los tiempos.

Dad a conocer mis mensajes y propagadlos, no os quedéis quietas ovejas de mi grey.

-Continuará-

Ver la primera parte aquí


No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR
San Francisco de Asís