FRASES PARA SACERDOTES


"Nunca pueden confiar en una persona que desprecia la Madre de Dios. No le pueden oír nada de lo que enseña, no pueden leer nada de lo que escribe y no pueden oír nada de lo que predica. El que desprecia a la Madre de Jesús es un mismo enviado del diablo. Porque el único que persigue a la Madre de Jesús, la teme y la odia es satanás."

De: LA BATALLA ESPIRITUAL, Marino Restrepo.

EL SACERDOTE ABRE LAS PUERTAS AL FUTURO DE DIOS PARA EL MUNDO

UN LLAMAMIENTO AL AMOR, Sor Josefa Menéndez.

VIDA ARDIENTE Y ESCONDIDA.

El Domingo 6, Josefa se ha ofrecido para reparar las ofensas de los pecadores; Jesús se le aparece hacia las tres de la tarde en la capilla.

"Daba compasión; la cara, los brazos, el pecho, los tenía llenos de heridas y de polvo. Mucha sangre le corría por la sagrada cabeza, pero el Corazón ardía como una brasa y estaba HERMOSÍSIMO".

"Estas heridas, dijo, me las causa el desamor de los hombres que, como locos, corren a su perdición". 

"Pero, Señor, ¿cómo tenéis el Corazón tan hermoso y tan encendido? ¿No os lo hieren los pecados del mundo?".

Respondió:

"SOLO LAS ALMAS ESCOGIDAS HIEREN MI CORAZÓN".

...........................................................

"Son tantos y tan graves los pecados que se cometen, que si no fuera por el consuelo y el amor de mis escogidos se llenaría la copa de indignación divina. ¡CUÁNTAS ALMAS SE CONDENAN! PERO UN ALMA FIEL REPARA Y OBTIENE MISERICORDIA PARA MUCHAS INGRATAS",

...........................................................

Me hallaba ante el Sagrario en oración y empecé a pedir por mi madre y mis hermanas. Me llegué a entristecer por ellas y pensaba lo que haría si estuviese a su lado...Confieso que en aquel momento no contaba bastante con Dios. De pronto se presentó Jesús, con el Corazón abrasado lleno de majestad, y en tono de reprensión me dijo:

"Tu sola ¿qué podrías hacer por ellas?"

"Y señalándome su Corazón:

"FIJA AQUÍ TU MIRADA"

"Y se fue".

............................................................

"TE QUIERO TAN OLVIDADA DE TI MISMA Y TAN ABANDONADA A MI VOLUNTAD que no te pasare la mas mínima imperfección sin avisarte. Debes tener siempre presente tu nada y mi misericordia. Sabré sacar tesoros de tu humildad: no lo olvides".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR

EL HOMBRE DEBERÍA TEMBLAR
San Francisco de Asís